Ambiental RSE

¿Qué tan sustentables son tus mascotas?

Girl with dog

Las mascotas indudablemente traen gran felicidad a la vida de sus dueños. De hecho, hay estudios que demuestran que el tener un animalito en casa puede mejorar la salud, reducir el estrés y también impulsar la socialización. Por estas y otras muchas razones, la gran mayoría de las personas que tienen una mascota, la considera “parte de la familia”. Sin embargo, la otra cara de la moneda nos muestra malas noticias: las mascotas no son sustentables.

En un artículo en The Guardian, Erik Assadourian, investigador del Worldwatch Institute, argumenta que, en un mundo en el que los recursos son cada vez más escasos, se vuelve necesario replantearse el papel de las mascotas en nuestra vida diaria. Por ejemplo, ¿sabías que dos perros pastor alemán utilizan más recursos anuales en su alimentación de los que una persona en Bangladesh consume en total en un año? Este dato definitivamente nos pone a pensar.

No se puede negar que la industria ha hecho algunos avances en materia de sustentabilidad. El artículo menciona, por ejemplo, que la Coalición para la Sustentabilidad en la Industria de las Mascotas lanzó recientemente una versión revisada de su herramienta para la sustentabilidad, la cual fue realizada tomando casos de éxito y mejores prácticas internacionales. Este recurso puede ser usado por instituciones o individuos que quieran educarse sobre diversas acciones para magnificar sus impactos positivos.

Sin embargo, a pesar de estos esfuerzos, también es cierto que cada vez existen más y más productos dirigidos a los dueños de mascotas. La industria genera cada año 55.7 billones de dólares al año solamente en Estados Unidos, y gran parte de sus ventas provienen de ofrecer productos que no son necesarios. El objetivo social de los animales, afirma Assadourian, es simplemente proveernos de compañía en un entorno cada vez más individualista, en el que las personas nos aislamos unas de otras. Si nos esforzáramos por crear lazos personales más firmes, esta función de las mascotas no sería tan necesaria.

El artículo sugiere medidas drásticas para lidiar son este problema, como limitar las prácticas veterinarias que causan contaminación (como la quimioterapia) a los animales de servicio, cobrar impuestos por mascotas y regular el marketing de productos innecesarios dirigidos a animales. Finalmente, ofrece también otra posibilidad: aprovechar el consumo colaborativo y generar servicios de “mascotas compartidas”.

Aun si todas estas posibilidades le suenan exageradas a los amantes de los animales, no cabe duda de que la cuestión de la sustentabilidad de las mascotas se tendrá que considerar en el corto o mediano plazo.

Acerca del autor

María José Evia H

Comunicadora especializada en medios digitales, literatura y equidad de género. Coordina, escribe y edita contenidos de ExpokNews y la Síntesis diaria, además de colaborar en medios como Letroactivos, Letras Libres, Lee + y Equilibrio. Aquí sus redes sociales.

Comentarios

  • Definitivamente, las mascotas son mejores que muchas personas. Lo único que comparte de esta nota es que en el mercado dirigido a las mascotas existen numerosas porquerías muy prescindibles, como anteojos y ropa que sólo hacer ver al pobre animal tan ridículo como sus dueños.

    La comparación de dos perros pastor alemán con una persona de Bangladesh es de risa loca. Si la comparan con muchos gringos y europeos salen baratos los canes.

  • ¿Porque razón una mascota tendría que ser sustentable? ¿acaso los humanos lo somos? para nada¡ tengo 3 perros que generan poco mas de kilo y medio de heces diarias, ¿alternativa? alimentan lombricomposta para las plantas no comestibles, ya quiero que una persona genere composta, no se tiene la cultura, mis mascotas me hacen muy feliz y eso no quita que tenga amistades y relaciones sanas con los seres humanos buuuuuuu por este artículo.

Dejar un comentario

[index]
[index]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]