Ambiental

¿Que qué? ¿Impuestos a mi hamburguesa por la salud y el medio ambiente?

portada-11-abril

El creciente problema de la obesidad y las enfermedades desencadenadas por una alimentación poco saludable, han convertido la educación nutricional en un tema prioritario de salud pública. Sin embargo este parece no ser el único camino para impulsar mejores hábitos alimenticios en la población, ya que los llamados “impuestos al pecado” se han vuelto grandes aliados en el camino.

Dentro de los llamados impuestos al pecado podremos encontrar el reciente y polémico gravamen a las bebidas azucaradas y otros productos con alto contenido calórico en México, no obstante, estos no son los únicos alimentos dañinos para la salud de los que hay que cuidarse.

De acuerdo con información de Business Week, el consumo de carne que en EEUU se mantiene en niveles récord es otro de los problemas que preocupan al gobierno de ese país; pues aunque ha disminuido a lo largo de los últimos años, todavía se encuentra alrededor de los 120 kg por persona al año. En comparación, una persona en India se alimenta con menos de 5 kg de carne durante el mismo periodo.

Hamburguesa Sustentable

Un estudio británico que comparó el peso de los consumidores de carne con las personas vegetarianas, encontró diferencias de casi 6 kg en hombres y poco menos de 5 kg promedio en las mujeres; por lo que relacionó el exceso de este tipo de alimentación con los altos niveles de obesidad.

Por si el alarmante problema de salud pública no fuera suficiente, aproximadamente un tercio de la tierra cultivada en el mundo se dedica a la obtención de alimento para animales, muchas de las cuales podrían emplearse para consumo humano.

Las pésimas condiciones en las que viven los animales destinados a la producción de carne que sí llega a las mesas del mundo provocan a su vez enfermedades infecciosas que los convierten en incubadoras de bacterias que incluso llegan a afectar la salud de la población humana, por lo que aproximadamente el 80% de los antibióticos que se consumen en EE.UU. es utilizado en animales.

Así, la carne se une a la larga lista de alimentos que se consumen en exceso alrededor del mundo cuya producción y consumo no sólo afecta seriamente al medio ambiente; recordemos el efecto invernadero propio del metano, cuyo principal emisor en Estados Unidos es… sí, el ganado vacuno, por encima de las emisiones de los vertederos, las fugas de gas natural o el polémico ‘fracking’ o método de extracción de gas de esquisto por fractura hidráulica. Aunque la reducción del metano debería ser una prioridad, las tecnologías para reducir las emisiones de o conseguir aprovecharlas tiene unos precios prohibitivos para los ganaderos estadounidenses quienes aseguran que, pese a ser necesario, la inversión es inviable sin ayudas públicas.

Así, los aspectos de salud y ecológicos convierten a este alimento en un candidato fuerte a encabezar la próxima lista a los que se les asigne un impuesto a fin de contrarrestar su creciente impacto social, económico y ambiental.

Acerca del autor

Corinna Acosta

Comunicóloga, Mercadóloga y Especialista en Marcas Humanas. Colabora en este espacio desde 2012.

Generadora de estrategias y contenidos digitales. Defensora de la comunicación corporativa con enfoque humano. @coryacr en Twitter.

Dejar un comentario


By submitting this form, you are consenting to receive marketing emails from: Expok, Encantada Nº 46, CDMX, 04100, http://www.expok.com.mx. You can revoke your consent to receive emails at any time by using the SafeUnsubscribe® link, found at the bottom of every email. Emails are serviced by Constant Contact

[index]
[index]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]