La solución puede estar en manos de quién menos lo esperas.

Por Kenya Giovanini

Seguramente más de una vez durante tu infancia te resististe a comer algún platillo y escuchaste a mamá hablar sobre miles de niños en el mundo que no tienen nada que comer; ese era quizá el argumento más utilizado para hacer que terminaras tu cena y no desperdiciaras comida. Lo que ella nunca mencionó que es muchos de estos chicos recurren a la delincuencia como un camino para encontrar alimento.

Más de seis millones de jóvenes entre 10 y 17 años en situación de calle, recurren a actos ilícitos como la venta de drogas o la prostitución para poder comprar alimentos, de acuerdo con información de un estudio realizado por el grupo de investigación del Instituto Urbano en colaboración con Feeding America.

Los resultados de este informe fueron especialmente escalofriantes para su co-autora Susan J. Popkin, quién desde luego esperaba ansiosamente que algunos niños y jóvenes le aseguraran que, pese a la inseguridad alimentaria que había en su comunidad, no eran propensos a ser delincuentes.

Desafortunadamente, esta respuesta jamás llegó a sus oídos.

¿Qué es la inseguridad alimentaria?

Este término hace referencia a la imposibilidad de la población para obtener alimento suficiente para subsistir, gracias a los precios elevados y la falta de oportunidades laborales. Debido a este problema, miles de personas, alrededor del mundo mueren por desnutrición y hambre.

Cuando se habla de inseguridad alimentaria, es común que los adolescentes queden al margen de la discusión; sin embargo, gracias al impacto provocado por el estudio del Instituto, la atención de diversos medios y organizaciones se ha volcado a ello para buscar una solución.

Según explicó Popkin a Huffington Post, la mayoría de estos jóvenes son propensos a ver en la delincuencia un medio para salir adelante, ya que cuando se acercan a buscar la oportunidad para superarse, son rechazados o discriminados.

Tanto adolescentes como niños, recurren a la venta de drogas y otros actos ilegales para hacer dinero y cuando son detenidos, incluso el sistema de justicia de menores, los trata como delincuentes en lugar de ayudarlos a través de terapias y otras actividades o brindarles el apoyo que necesitan para salir de este circulo vicioso, señaló Popkin.

Entonces, ¿cómo podemos solucionar este problema?

El informe realizado por Popkin, comparte un serie de propuestas para resolver la inseguridad alimentaria, incluyendo el aumento de la cantidad de alimento proporcionado por el programa de Asistencia Nutricional Federal (SNAP) y el desarrollo de programas que brinden oportunidades de empleo para los jóvenes de bajos ingresos.

Una de las propuestas para solucionar esta crisis, involucra directamente a los adolescentes y consiste en integrarlos a programas de caridad, como los bancos de alimentos.

Un grupo de jóvenes denominado el Consejo Asesor de la Comunidad de Jóvenes, apoyado por Feeding America, actualmente reparte alimentos frescos a más de cien familias cada mes.

Este programa declaró que está entrando a una nueva faceta, en donde los adolescentes atravesarán un plan de estudios y capacitación durante 15 semanas, lo que les permitirá a todos los adolescentes en situación vulnerable participar y aprender.

4t3a6097

Otro programa citado por Susan es la distribución de despensas en las escuelas, para que los estudiantes puedan tomar de manera anónima los productos que ellos y sus familias necesitan.

Por otro lado, la biblioteca Pública de Loveland, señaló que muchos jóvenes que participan como voluntarios, llegan a sus instalaciones sin haber ingerido ningún alimento.

Para hacer frente a esta situación, el director de servicios para adolescentes, Ámbar Holmes, comenzó a ofrecer aperitivos no perecederos. La oferta fue un éxito, los adolescentes vulnerables comenzaron a participar de manera constante en los programas y posteriormente el personal se propuso incluir en barras de granola y pretzels que cumplieran con las necesidades nutricionales de los jóvenes.

La biblioteca se asoció con el Banco de Alimentos para que Feeding America, Kids Cafe les brindara el apoyo necesario para expandir su programa. Esto quiere de decir que dos veces por semana, ofrecen comidas completas.

«Hay un estereotipo de los adolescentes que se comportan mal, pero los niños que veo todos los días aquí, han tomado la decisión de venir a la biblioteca y abandonar las calles y el estar experimentando con drogas, sexo, alcohol y robo», dijo Holmes.

Aunque este tipo de programas pueden ser la solución para reducir el promedio de jóvenes y niños en situación de calle y desnutrición, aún se necesita el apoyo no sólo de las organizaciones y empresas sino de la sociedad en general.

Acerca del autor

ExpokNews

Dejar un comentario


By submitting this form, you are consenting to receive marketing emails from: Expok, Caballocalco No. 42 Int 28, CDMX, 04100, http://www.expok.com.mx. You can revoke your consent to receive emails at any time by using the SafeUnsubscribe® link, found at the bottom of every email. Emails are serviced by Constant Contact