Aquí todos pueden disfrutar de una rica comida, sin tener que preocuparse por el precio.

Por Kenya Giovanini

Si eres amante de la comida o disfrutas de una buena taza de café, sabes que la sensación de acudir a tu restaurante o cafetería favorita y disfrutar de tu platillo o bebida especial, es incomparable; aunque en ocasiones nuestro presupuesto no nos favorece y nos limita de ese placer pero, ¿te imaginas tener más opciones de pago o simplemente no tener que pagar por esa comida?

Una cafetería ubicada en Filadelfia le brinda cuatro diferentes opciones a sus clientes: la primera es pagar el precio sugerido de $15 dolares por una comida de tres tiempos, la segunda es pagar este precio más una donación extra, la tercera consiste en pagar lo que puedas y la última te da la posibilidad de no pagar nada en absoluto. Suena bien, ¿no?

Pero detrás de estas elecciones se encuentra algo mejor. Este restaurante bajo el nombre de EAT Café, quiere darle la oportunidad a todas las personas, de poder disfrutar un servicio completo de comida saludable y nutritiva aunque no tengan dinero.

«Queremos ofrecerles la oportunidad de tener alimentos nutritivos y de calidad. Estamos tratando de involucrar realmente a la comunidad y generar un ambiente de respeto para todos, incluyendo a las que etiquetan como pobres, y mejorar su entorno además de que hacemos frente a la crisis alimentaria, comentó el gerente general, Donnell Jones.

as

Actualmente EAT Café, funciona como una organización no lucrativa y acepta donaciones externas pero su objetivo es ser financieramente autosostenible.

Nuestro objetivo es que aproximadamente el 80% de nuestra base de clientes pague el precio sugerido o pague y de una donación. De esta forma podremos cubrir el gasto de las personas que no tienen los recursos suficientes».

Además de combatir esta crisis alimentaria, también hacen frente a el desperdicio de alimentos con la ayuda de diversas empresas que donan productos frescos o que no pudieron distribuir.

Por ejemplo: Giant Food, una cadena de supermercados contribuye con productos ligeramente magullados; mientras que la panadería Metropolitan Bakery proporciona baguettes y la organización Philabundance se encarga de donar aquellos alimentos frescos que fueron incapaces de distribuir.

Dado que los alimentos que donan pueden variar, Jones trata de adaptar y aprovechar todos estos recursos para crear docenas de menús; como aquella vez que recibió una caja entera de tomates y cilantros, y decidió transformarlos en una cena inspirada en la cocina mexicana.

Jess is getting down in the kitchen @allaspinaphilly! 🌶 #trainingday #eatcafe #comingsoon #fall2016

A video posted by EAT Cafe (@theeatcafe) on

Aunque ya existen comedores de este tipo en Filadelfia, muchos no alcanzan a cubrir la demanda y el nuevo modelo que se esta adaptando en Eat Café permite mantener los suministros y brindar apoyo alimenticio no sólo a las personas con escasos recursos, también a estudiantes que no tienen suficiente dinero para pagar una comida saludable o no cuentan con opciones nutritivas.

Para esta cafetería todas las personas merecen y deben ser tratadas por igual. La cantidad que que el comensal decida o no pagar quedará en completa discreción para reducir la posibilidad de que alguien se pueda sentir avergonzado y para crear una atmósfera de inclusión y calidez.

Este lugar no sólo combate el desperdicio de alimentos, también hace frente a la desnutrición y busca hacer de su comunidad un lugar más inclusivo. En el momento en que esta cafetería cambia su letrero de “Cerrado” por “Abierto», Jones Craven espera que todo el mundo se sienta cómodo en la mesa.

Acerca del autor

ExpokNews