Entendiendo la Responsabilidad Social

¿Qué es la resiliencia?

qué es la resiliencia
Escrito por Margarita Romero

Entender qué es la resiliencia es un elemento clave para adecuar modelos de negocios. Te invitamos a conocer algunos aportes sobre el tema.

Hablar sobre qué es la resiliencia no es sencillo, de hecho, un estudio reciente señala que existen 32 definiciones sobre el concepto. Este surge desde la década de los 70 del siglo XX. La ingeniería fue la primer disciplina que inició el uso del término, ya que era una característica que algunos materiales poseían para soportar un impacto o condiciones extremas y después recobraban su forma original.

Sin embargo, en la actualidad el concepto de resiliencia es utilizado por diferentes disciplinas, pero sin duda, la psicología es la que más lo ha desarrollado. A continuación, te presentamos una aproximación conceptual.

¿Qué es la resiliencia?

La Asociación Americana de Psicología (APA, por sus siglas en inglés) hace referencia a los desafíos que presenta la vida tanto de manera cotidiana como los acontecimientos más profundos derivados de eventos traumáticos.

Estos cambios afectan a las personas de manera distinta a través de emociones y pensamientos que permiten afrontar esos eventos de crisis, y luego adaptarse a los cambios generados.

La APA entiende a la resiliencia como el proceso de adaptarse frente a la adversidad o amenazas. Es decir, la resiliencia implica recuperarse de estas experiencias difíciles, pero también conlleva un crecimiento personal.

Esta definición permite entender de mejor forma la resiliencia desde la perspectiva empresarial. En especial tres palabras resaltan: adaptación, recuperación y crecimiento. Bajo ese entendido Harvard Business Review define:

La resiliencia como la capacidad de una empresa para absorber el estrés, recuperar la función crítica y prosperar en circunstancias alteradas.

qué es la resiliencia

Es decir, los conceptos claves de la resiliencia empresarial son la adaptación o “absorber el estrés”, la recuperación y el crecimiento o la prosperidad ya sea económica o dentro del gobierno empresarial.

Ahora bien, las adversidades o situaciones de estrés de una empresa a las de una persona son diferentes. Los riesgos y amenazas varían de acuerdo a la empresa, no obstante, se puede decir que los riesgos constantes son:

  • Interrupciones en la continuidad de las Tecnologías de Información y Comunicación (TIC).
  • Ataques cibernéticos.
  • Demandas de los consumidores.
  • Cambios del mercado.
  • Requisitos de cumplimiento normativo.

Todos estos elementos están aumentando debido a la globalización y la demanda del mercado de servicios 24/7. Además, existen riesgos globales que también afectan a las empresas entre ellos resaltan el problema ambiental y la crisis derivada de COVID-19, evento que podría repetirse en el mediano o largo plazo.

Por lo que la resiliencia empresarial se vuelve una estrategia indispensable. A continuación, te brindamos información para construir una resiliencia empresarial.

6 principios de resiliencia empresarial

Tal como se ha hecho mención la resiliencia tiene como elementos centrales la adaptación, recuperación y crecimiento. Es decir, es la capacidad de proteger y aumentar el valor frente a condiciones externas que cambian rápidamente.

Para desarrollar y mantener la resiliencia se deben minimizar las desventajas y actuar sobre las oportunidades, para ello es necesario incluir en elementos financieros, operativos, estratégicos y psicológicos a través de principios claves.

1. Cultura

La cultura dentro del mundo empresarial, se entiende como las creencias y comportamientos en todos los niveles de la organización que da una imagen de la empresa, pero se constituye en pilares sólidos. En términos generales, la cultura empresarial es la “personalidad” de la empresa. Para tener una sólida cultura es indispensable:

  • Revisar y tener claros los pilares: misión, visión y valores.
  • Comunicación bidireccional clara entre colaboradores, stakeholders y la empresa como organización.
  • Conexión entre colaboradores alineada a los pilares de la empresa.

Otro elemento esencial dentro de la cultura es la disciplina que tienen un enfoque, búsqueda de objetivos concretos así como las herramientas, procesos y recursos para consolidar la cultura empresarial y proteger de amenazas y desafíos.

principios de la resiliencia empresarial

2. Liderazgo

La cultura y el liderazgo se encuentran estrechamente unidos y dependerá del tipo de cultura organizacional el liderazgo que se geste o la inversa. La realidad es que el liderazgo como clave de la resiliencia supone tener la atención centrada en:

  • Respuesta ágil de acuerdo a las circunstancias, cambios e incertidumbre.
  • Adquirir consciencia de los efectos negativos de las circunstancias adversas.
  • Compromiso y cuidado con los colaboradores.

Otro elemento interesante es potenciar la crisis, esto significa ver en los momentos de crisis en escalas de tiempo más largas, pues mientras en el corto plazo las crisis demandan respuestas tácticas y operativas, en el largo plazo generan nuevas necesidades y oportunidades.

En ese sentido, la resiliencia observa a las crisis como pretexto para acelerar el cambio de transformación a largo plazo. Por lo tanto, uno de los roles clave de los líderes es cambiar los horizontes temporales de una organización.

3. Ventajas en la adversidad

Este principio se encuentra relacionado con el de liderazgo, ya que entender las ventajas de la adversidad no solo es limitarse a intentar mitigar el riesgo, el daño o restaurar lo que estaba.

Significa no centrarse en el corto plazo, sino conocer y promover que la respuesta reactiva a la crisis es solo una parte de los resultados de ésta. Es decir, se trata de crear una ventaja en la adversidad al ajustarse de manera eficaz a las nuevas realidades.

4. Cambio

“Una persona no se puede bañar dos veces en el mismo río” frase del filosofo Heráclito que resaltaba al cambio como un elemento constante. En ese sentido, la resiliencia empresarial también remarca al cambio como un elemento predeterminado, constante por ello la adaptación resulta vital.

Empero, no basta con adaptarse al cambio antes es necesario cuestionar qué cambio necesita el negocio y qué tan rápido se puede conseguir. Como ejemplo de ello están las condiciones actuales en la que los vendedores al menudeo tuvieron que adaptar sus ventas en el mercado en línea, desafortunadamente no todos lo lograron o tardaron demasiado tiempo.

Se necesita evaluar las condiciones externas e internas para ver las necesidades de ajuste dentro del negocio. Para llevar a cabo esos ajustes se realiza a través de técnicas y metodologías concretas. A continuación, te decimos las características que deben tener.

Lógicos y tácticos. Para ello es necesario conocer la cultura del negocio, su estructura, alcances y limitaciones para responder de manera adecuada con el cambio que se enfrente y a su vez hacer los cambios pertinentes al interior. Por ejemplo, no se puede responder solo imitando las adaptaciones de otras empresas. Los cambios deben responder a los valores de la propia empresa, así como a las necesidades puntuales que se requieren.

  • Planeación: Al tener la claridad sobre los cambios necesarios dentro de la empresa es necesario trazar un plan claro, comprensible, lógico y medible. Este plan tiene que ser construido en conjunto con las áreas interesadas para que los pasos a seguir sean factibles y aceptables para toda la organización.
  • Centrado en las personas: El cambio al centrarse en las personas significa tener a las personas ideales en los lugares correctos, es decir, elegirlas por su forma de pensar, habilidades y destrezas. Incluso considerar la posibilidad de rotar al personar para desafiarlos y hacerlos crecer.
  • Reconocimiento y recompensas: Para fortalecer el cambio es indispensable reconocer la labor de los colaboradores. Para lograrlo se puede realizar a través de recursos (económicos, educativos, culturales), reconocimiento u orientación de manera sustancial como con acciones de la empresa o mayor participación en la toma de decisiones. De esta forma las y los colaboradores se sentirán verdaderamente reconocidos.

5. Rendimiento

En el mundo de los negocios, medir y conocer el rendimiento es vital. Sin embargo, para conocer el rendimiento de la resiliencia empresarial es necesario medir la:

  • Flexibilidad.
  • Adaptación.
  • Crecimiento.

Además de otros componentes para construir un negocio sostenible. Esto se puede hacer de manera bastante simple al observar los beneficios o las capacidades del negocio en relación con la adaptación al cambio y a los desafíos.

6. Diversidad

Este principio es esencial ya que para lograr la resiliencia empresarial es indispensable generar alternativas frente a las situaciones desafiantes. Las empresas resilientes valoran la diversidad cognitiva y aprecian el valor de la variación y la divergencia.

Si bien estos puntos son los principios claves para construir empresas resilientes, la realidad es que también son parte de la resiliencia empresarial y necesitan de una estructura organizacional al interior de las empresas. Por ello a continuación, te presentamos cómo lograrlo e implementarlo.

Gestión de la resiliencia empresarial

La gestión de la resiliencia empresarial o business resilience management (BRM) se refiere a las tareas de administración que se requieren para construir una resiliencia empresarial. Sin embargo, esto no se refiere solo a un departamento o dirección dentro de la empresa, sino que tiene que permear como un modelo de respuesta a todas las áreas posibles.

Por ello, es importante entender que la resiliencia es la base para la continuidad y la mitigación contra cualquier forma de cambio abrupta ya sea a nivel económico, TIC (Tecnología de Información y Comunicación), ambientales, sociales o normativas nacionales, regionales o globales.

Un enfoque integral de la gestión de la resiliencia empresarial se cimienta en cinco bloques esenciales:

  1. Continuidad del negocio: Para desarrollar este bloque es necesario considerar los escenarios posibles de crisis, impactos al negocio, transformación digital. Elaborar un plan de emergencia, tener políticas y un gobierno corporativo con un fuerte sentido de resiliencia empresarial y en general con un modelo de resiliencia.
  2. Manejo de crisis: Para ello es necesario tener claro el manejo, la comunicación y la organización de crisis.
  3. Respuesta ante la crisis: En primer lugar es necesario estar preparado para la crisis, tener un plan, así como un control continuo de respuesta en todas las áreas operativas incluido el servicio TIC.
  4. Continuidad del servicio de TIC; Las TIC son indispensables en el mundo de los negocios actuales y para consolidarlos dentro de la gestión empresarial de resiliencia. Es necesario tener lineamientos sobre TIC y del negocio; riesgo cibernético y análisis de impacto; un plan de respaldo por cortes cibernéticos y a partir de ello construir una resiliencia cibernética.
  5. Pruebas, simulación y educación: Este bloque se conformará por planes de prueba, educación en equipos, simulación de crisis e impactos, así como una mejora continua a través de la recopilación de ideas.

Beneficios de la resiliencia

A lo largo del texto que ha definido la resiliencia empresarial, sus principios y gestión, no obstante, es preciso resaltar los beneficios que tiene la resiliencia para las empresas entre ellos destacan:

  • Anticipación: Al configurar el modelo empresarial a partir de la resiliencia un beneficio a mediano y largo plazo es la anticipación. Es decir, que la empresa este preparada a posibles eventos de riesgo o amenaza y con ello pueda responder de manera más rápida a las emergencias.
  • Impacto: A partir de la resiliencia empresarial se observa y se prevé la capacidad de resistencia al “impacto” de l riesgo o sucesos de cambio, lo cual se logra a través de una respuesta ágil y una gestión empresarial resiliente adecuada.
  • Recuperación: Este beneficio es claro si se observa todo lo que constituye la resiliencia empresarial ya que con unos principios sólidos y una gestión de resiliencia empresarial supone que la recuperación será rápida porque se tienen las herramientas de solución.

El concepto de resiliencia empresarial ha probado su valía y su importancia en momentos donde el cambio, el riesgo y las amenazas se vuelven constantes. Sin embargo, es vital entender que la resiliencia es la base de las empresas que quieren tener éxito en el futuro.

Acerca del autor

Margarita Romero

Amante de las humanidades, las ciencias sociales, el género y la movilidad urbana. Me entusiasma colaborar en espacios donde pueda desarrollar mis conocimientos e ideas.

Dejar un comentario