RSE

¿Qué es la ingeniería arancelaria?

Ford integró la ingeniería arancelaria para pagar menos. ¡Echa ojo!

¿Has escuchado hablar de la ingeniería arancelaria?, ¿no? Bueno, resulta que Ford, para ahorrar el costo de la importación y aranceles, creó la ingeniería arancelaria y un truco bastante novedoso.

Ingeniería arancelaria

La empresa fabrica su furgoneta más pequeña -la Transit Connect- en España y todos los años exporta decenas de miles de unidades a EE.UU. Para evitar el cobro de arancel, Ford les agrega asientos traseros y ventanas para que entren al país como «vehículos de pasajeros».

Esta estrategia le ha permitido a la compañía ahorrarse $250 millones desde que comenzó a fabricar la Transit Connect en 2002, según una estimación del Servicio de Aduanas y Protección Fronteriza de EE.UU.

La ingeniería arancelaria le permite a las empresas pagar menos.

Twittea esta frase.

A esta ingeniería arancelaria se le conoce también como: “chicken tax”, que fue introducido en 1963, como una represalia al impuesto propuesto por la Comunicad Económica Europea a las importaciones de pollo.

Aunque, con el cobro, el gobierno de Lyndon Johnson le estaba apuntando específicamente al fabricante de autos alemán Volkswagen, que en aquel entonces empezaba a penetrar el mercado automovilístico estadounidense.

¿Se replicó?

El truco de la ingeniería arancelaria de Ford se describe como la práctica de adaptar el producto que estas importando para no tener que pagar un gravamen y muchas compañías comenzaron a replicarlo.

De hecho, con la guerra arancelaria entre Estados Unidos y China, es posible que comience una nueva era de ingeniería arancelaria. Aunque los gobiernos no están dispuestos a quedarse con los brazos cruzados.

«La clasificación de aranceles es más un arte que una ciencia», dice Deborah Stern, una abogada especializada en comercio internacional del estudio Sandler, Travis & Rosenberg en Miami.

Señalando que en la historia del comercio mundial está llena de ejemplo que han ocupado este tipo de estrategias para evitar pagar el % de arancel.

El azúcar y los tenis

Los aranceles al azúcar en Estados Unidos fueron determinados según el color: mientras más claro el producto, más refinado y en consecuencia, más alta la tarifa.

Cuando los recolectores de impuestos de Nueva York descubrieron que una empresa había teñido su azúcar para pagar un menor arancel, no les hizo mucho gracia.

Que es el azucar

Este truco llegó hasta la Corte Suprema que dictaminó a favor del importador porque el congreso había centrado sus esfuerzos en el color más no en la composición química.

La corte determinó que un importador podía cambiar sus productos para beneficiarse del menor arancel siempre que «no recurriera a disfraces ni artificios». En otras palabras, si a primera vista el producto es como se lo describe en el momento de la inspección, entonces la ingeniería arancelaria en cuestión es legal.

Otro ejemplo es la suela de los tenis Converse, que entran al mercado con un tela extraña que cubre la parte de la suela.

“Ese material está ahí porque al mezclar textiles con la suela de la zapatilla, les permite pagar menos aranceles, dado que pueden entrar en la categoría de pantuflas para la casa”, señalan.

Otros trucos

En esta guerra arancelaria, los expertos, como Lawrence Friedman, socio de Barnes, Richardson & Colburn en Chicago, predicen un posible resurgimiento de estas viejas tácticas.

Como ejemplo señaló el armazón de un arco de fútbol, que son esencialmente tubos de aluminio unidos por una red y algunos pernos.

«Si yo fuera un importador de tubos de aluminio, tendría que pagar aranceles pero si los pongo en una caja con una red de fútbol, los podría ingresar como un producto deportivo que actualmente no paga gravámenes extra», señalan.

Por su parte, Deborah Stern, advierte que hay muchos productos que no se prestan fácilmente a la ingeniería arancelaria:

«Los sombreros acaban de ser incluidos en la lista de nuevos aranceles, y no se puede fabricar un sombrero para que no sea un sombrero. Casi todos los productos químicos también están en la lista de aranceles, y si necesitas materia prima no puedes jugar demasiado con los químicos. Aunque la ingeniería arancelaria funciona con algunos productos, no es para todos», concluye la experta.

Acerca del autor

Kenya Giovanini

Comunicóloga en formación por la UTEL. Melómana, cinéfila y amante de la cultura pop. Ha desarrollado contenido para Revista Kuadro y actualmente trabaja como Asistente Editorial en Expokews, donde se encarga de curar el contenido más relevante sobre responsabilidad social, diseñar la síntesis diaria y crear contenido entretenido acerca de estos temas.

Dejar un comentario


By submitting this form, you are consenting to receive marketing emails from: Expok, Encantada Nº 46, CDMX, 04100, http://www.expok.com.mx. You can revoke your consent to receive emails at any time by using the SafeUnsubscribe® link, found at the bottom of every email. Emails are serviced by Constant Contact

[index]
[index]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]