Ambiental

Pueblos en Italia generan más energía de la que consumen… ¡Y Renovable!

Las altisimas turbinas eólicas blancas que se yerguen encima de antiguos olivares retorcidos son evidencia de un suceso extraordinario en toda Italia

Confrontadas con costos prohibitivos de electricidad, múltiples comunidades pequeñas en un país más conocido por su basura que por el ecologismo de su población hoy encuentran la salvación económica en la producción de energía renovable.

Más de 800 comunidades italianas ahora producen más electricidad de la que consumen gracias a la reciente adición de plantas de energía renovable, de acuerdo con el grupo medioambiental italiano Legambiente.

La energía renovable ha representado tal bonanza para Tocco, que gana dinero gracias a su producción eléctrica y no cobra impuestos locales ni cuotas por servicios públicos como la recolección de basura.

En la mayoría de los aspectos, Tocco, poblado típico de 2 mil 700 habitantes en el centro montañoso y pobre de Italia, se mantiene atrapado en el pasado: ancianos que platican de política llenan los bares deslucidos y ancianas recorren el mercado local.

Sin embargo, desde un punto de vista energético, Tocco tiene un pie en el futuro. Además de las turbinas eólicas del poblado, paneles solares generan electricidad en su antiguo cementerio y en su complejo deportivo.

“Cuando piensas en energía, normalmente piensas en grandes plantas, pero lo interesante aquí es que los municipios locales se han mostrado muy activos”, explicó Edoardo Zanchini, encargado de la división energética de Legambiente. “El que esto pueda suceder en un lugar como Italia realmente es impresionante”.

El país constituye un improbable telón de fondo para una revolución renovable. Ha sido criticada en repetidas ocasiones por la Unión Europea por no seguir las directrices del bloque en materia medioambiental. En la actualidad, sólo el 7 por ciento de la electricidad italiana proviene de fuentes renovables.

Pero el crecimiento de pequeños proyectos renovables en poblados como Tocco —no sólo en Italia, sino también en otros países— subraya la forma en que las cambiantes variables económicas en materia energética suelen resultar más importantes que la planificación nacional en la promoción de energías alternativas.

Tocco se sintió motivada a ser de las primeras en adaptarse porque los precios de la electricidad en Italia ya figuraban entre los más elevados de Europa. Al mismo tiempo, los costos de la energía renovable han experimentado un rápido descenso.

Con sus cuatro turbinas eólicas (dos terminadas en el 2007 y dos más el año pasado), hoy Tocco es virtualmente independiente en materia energética en términos financieros, al generar 30 por ciento más electricidad de la que consume.

La producción de electricidad “verde” le redituó al poblado 170 mil euros (más de 200 mil dólares) el año pasado. El poblado actualmente le hace adecuaciones antisismos a la escuela y ha triplicado el presupuesto que destina a sus barrenderos.

La aldea estaba preparada para el éxito. Ubicada en un valle montañoso que sirve como cañón para los vientos dominantes, Tocco fue escogida en 1989 para fungir como sitio de un proyecto piloto de la UE destinado a promover la energía eólica.

Constó de dos turbinas eólicas ineficientes, que duraron aproximadamente una década, no fueron sustituidas y satisfacieron a lo mucho el 25 por ciento de las necesidades energéticas locales. Los habitantes las apodaban “costales de ruido”.

Sin embargo, en recientes años, gracias a los avances tecnológicos, turbinas silenciosas y unas arcas públicas en triste estado, los funcionarios municipales le echaron otro vistazo al viento.

“Sabíamos lo que hacíamos y dónde colocarlas”, explicó Riziero Zaccagnini, el popular alcalde del pueblo con un gusto por los pantalones de mezclilla.

Tocco ha recibido preseas de grupos medioambientales del mundo entero por sus iniciativas en materia de energía renovable. Sin embargo, Zaccagnini indicó que eso no representa una motivación realmente fuerte:

“Mucha gente de fuera nos ha elogiado, pero a la gente de aquí le importa más que ahora tengamos dinero para tapar los baches”.

Fuente: The New York Time, p. 5.
Reportera: Elizabeth Rosenthal.
Publicada: 30 de octubre de 2010.

Click sobre la imagen para ampliar

1itaria

Acerca del autor

ExpokNews

Comentarios

Dejar un comentario