Ambiental Noticias RSE

Proyectores de diversidad: 15 aspectos que necesitarán tu atención en 2022

Proyectores de diversidad: 15 aspectos que necesitarán su atención en 2022
Escrito por ExpokNews

Cuidar el planeta es asunto de todos, conoce estos quince proyectores de diversidad que resguardan dicho objetivo.

No es ningún secreto que la diversidad que nos rodea está cayendo en picada. Ante esto es importante mantenernos alerta, por lo que, de acuerdo con GreenBiz, estos son los quince proyectores de diversidad que debemos vigilar en el 2022.

Hace dos años, los científicos declararon extinguidas más de 100 especies. Lo anterior es una mala noticia no solo para las propias criaturas, sino para aquellos (o sea todos nosotros) que dependemos de ellas para alimentarnos, producir oxígeno, mantener el suelo, limpiar el agua, embellecer nuestro mundo y mucho más.

Además, según el Foro Económico Mundial, la naturaleza desempeña un papel fundamental en la economía, prestando servicios por un valor estimado de 125 mil billones de dólares anuales y más de la mitad del PIB global. Por ende, ya que preservar la riqueza natural resulta un tarea urgente y de suma importancia, es momento de actuar.

Oportunidades: los proyectores de diversidad

Entonces, ¿qué podemos hacer para reducir los daños futuros? Una de las cosas más importantes es identificar las amenazas y oportunidades emergentes para proteger la biodiversidad, y elaborar de forma proactiva políticas y acciones que prevengan los daños desde el principio.

Para ello, un grupo de científicos y profesionales, dirigidos por William Sutherland, profesor de biología de la conservación de la Universidad de Cambridge, elabora y publica cada año un “escaneo del horizonte” de las tendencias mundiales con impacto en la biodiversidad.

1. Energía solar flotante

Uno de los grandes retos de la energía solar es encontrar espacios para colocar grandes conjuntos de paneles fotovoltaicos. En los últimos años, la idea de ubicarlos en el agua, y no en la tierra, ha cobrado un gran auge. Con más de 300 instalaciones en todo el mundo. Este enfoque ofrece una serie de beneficios para la biodiversidad.

proyectores de diversidad energia solar

Esta iniciativa, ahorra recursos terrestres que de otro modo se cubrirían con paneles solares; además puede reducir la proliferación de algas en los cursos de agua y aminorar la demanda de otras fuentes de energía perjudiciales para el hábitat, como la hidroeléctrica y el agua de refrigeración por evaporación.

Si bien, aún quedan por determinar las posibles implicaciones —positivas y negativas— para los ecosistemas acuáticos y marinos, esta medida podría ser uno de los proyectores de diversidad con buenos resultados.

2. Energía a través del aire

Las líneas eléctricas así como los postes y torres que las sostienen son elementos básicos de la civilización. Imagina poder sustituirlos por dispositivos que transmitan la electricidad por el aire en lugar de por los cables. Esa visión está más cerca de convertirse en realidad, gracias a los avances en los materiales y en las tecnologías que crean y dirigen varios lideres energéticos.

El despliegue de infraestructuras inalámbricas de larga distancia podría reducir los daños que los equipos convencionales suponen para la fauna, como los riesgos de colisión para aves y murciélagos.

Sin embargo, un efecto negativo de implementar esta idea sería que se estimularía el uso de la energía y se facilitaría la vida en lugares remotos, acelerando la destrucción o la perturbación de las pocas zonas libres que quedan en nuestro planeta.

3. Satélites que se elevan

¿Crees que el impacto humano sobre la biodiversidad se limita a la biósfera? Piénsalo de nuevo. Más de 2,000 satélites de comunicaciones orbitan actualmente nuestro planeta, y con los planes actuales, el total podría llegar a 100,000 en los próximos 10 años.

El proceso de despliegue y desmantelamiento de estos objetos extra planetarios puede alterar la capa de ozono de la estratosfera, depositar aluminio en la atmósfera superior y cambiar su composición química, así como modificar el albedo de la Tierra, es decir, su capacidad para reflejar la luz solar.

Proyectores de diversidad: 15 aspectos que necesitarán su atención en 2022

Lo anterior afecta a su vez la cantidad y el tipo de radiación que llegan a la superficie de nuestro planeta. A medida que el despliegue de satélites se dispara, las implicaciones son potencialmente grandes para el clima, la exposición a la luz ultravioleta y otras condiciones que repercuten en el bienestar de los seres vivos.

4. ¿Boom del nitrógeno?

La búsqueda de combustibles alternativos para la movilidad ha dado muchos giros y vueltas, todos ellos con costes secundarios y beneficios, por lo que es un aspecto a considerar dentro de los proyectores de diversidad.

Recientemente, se ha prestado atención al amoníaco como combustible, ya que puede alimentar pilas o motores. Este compuesto tiene casi el doble de densidad energética que el hidrógeno y plantea menos problemas relacionados con el almacenamiento y la distribución.

¿El problema? Requiere mucha energía para su producción y puede causar daños al medio ambiente si no se quema completamente. A medida que crece el interés por el combustible derivado de este gas, los expertos advierten de las falsas afirmaciones de que es una fuente “sin emisiones de carbono”, ya que conlleva posibles inconvenientes, por ejemplo el aumento de la contaminación atmosférica.

5. Detección de ADN en el aire

Cada vez existen más herramientas sofisticadas para detectar e identificar el ADN, estas son capaces de señalar la presencia —o incluso la presencia pasada— de todo tipo de organismos a partir de trozos de su material genético depositados en el aire.

Estos avances, como proyectores de diversidad, abren la puerta a una amplia gama de tareas de ayuda a la conservación, que van desde la caracterización de los miembros de una comunidad ecológica concreta, hasta la localización de especies raras o en peligro de extinción, pasando por el seguimiento de la expansión del área de distribución de los organismos invasores o la captura de los autores del comercio ilegal de especies silvestres.

Ejemplo de ello, es el llamado biomonitoreo de “eDNA” que ya se utiliza para detectar la presencia de microorganismos, plantas y hongos, por lo que parece sería posible rastrear algunos animales.

Al parecer, a medida que la tecnología se expanda, probablemente también lo harán las aplicaciones a los esfuerzos por comprender y proteger la biodiversidad.

6. El cambio de los refrigerantes

En las últimas décadas se han realizado esfuerzos generalizados para reducir el uso de hidrofluorocarbonos (HFC) en los aparatos de aire acondicionado, frigoríficos y otros sistemas de refrigeración, debido a su capacidad para contribuir al calentamiento global.

Por desgracia, uno de los principales tipos de productos químicos de sustitución, las hidrofluoroolefinas (HFO), parecen tener muchos problemas medioambientales propios. Al descomponerse, los HFO forman sustancias químicas que contaminan el agua y el aire. Algunos incluso producen potentes gases de efecto invernadero.

Proyectores de diversidad: 15 aspectos que necesitarán su atención en 2022

La contaminación ambiental con este sustituto de larga duración de los HFC parece ir en aumento. Por ello, se requiere de una normativa, como parte de los proyectores de diversidad, que busque y mejore rápida y drásticamente el despliegue y el desmantelamiento de los refrigerantes.

Si no efectuamos este cambio corremos el riesgo de contribuir aún más al cambio climático.

7. Los volcanes, otro de los proyectores de diversidad

La producción de clínker, un ingrediente clave del cemento, es mala para el clima y para la biodiversidad. Requiere la extracción de piedra caliza, perjudicando el hábitat de los seres vivos. Además, esta roca libera enormes cantidades de dióxido de carbono que calientan el planeta, tanto por la energía necesaria que requiere procesarla y por su constitución.

La producción de cemento ya es responsable de un 8% de las emisiones mundiales de dióxido de carbono y se prevé que su demanda aumente. En este sentido, la implementación de material volcánico, en lugar de piedra caliza, podría reducir el impacto de los gases de efecto invernadero y podría mejorar la capacidad del cemento para resistir el agrietamiento.

Sin embargo, hay que tener en cuenta los costes medioambientales de la extracción y el transporte de material volcánico frente a los beneficios de reducir el uso de la piedra caliza.

8. El insecticida whack-a-mole

Los neonicotinoides son una clase de productos químicos que matan a los insectos atacando a su sistema nervioso. Utilizados para controlar las plagas en la agricultura, han sido objeto de críticas en los últimos años por amenazar las poblaciones de abejas y otras especies deseables.

A medida que estos insecticidas han sido prohibidos en la Unión Europea y en otros lugares, han surgido otros de acción similar. Estos sustitutos, entre los que se encuentran el sulfoxaflor y la flupiradifurona, también parecen dañar a las abejas y a otras especies de insectos deseables, suponiéndose como una nueva amenaza para la biodiversidad, por lo que mantener vigilado su uso es parte de los proyectores de diversidad.

9. Reproducción sin sexo

Algunos insectos y otros invertebrados han desarrollado una solución novedosa a su problema de “no encontrar pareja”: pueden reproducirse sin sexo. El proceso, conocido como partenogénesis, les permite fabricar más ejemplares de su especie cuando sin la interacción con otros.

Esta capacidad mejora notablemente adaptación en un nuevo territorio si se introducen en él accidentalmente. Lo anterior conlleva una alarmante situación pues se aumenta el riesgo de perjudicar a especies autóctonas.

Al menos un invertebrado, el cangrejo de río jaspeado ya puede reproducirse asexualmente en cautiverio y se está extendiendo rápidamente por Europa, África y Asia, llevando consigo enfermedades. Recuerda que cultivar otros invertebrados como alimento o pasatiempo, aumentamos el riesgo de que ocurra algo similar con otras especies.

10. Alimentos de origen vegetal

La agricultura animal es una de las principales fuentes de emisión de gases de efecto invernadero, y las dietas basadas en plantas están ganando atención como una forma no solo de ser más sanos nosotros mismos, sino de ayudar a nuestro planeta.

China, por ejemplo, está dando un paso más: En lugar de limitarse a promocionar comidas ricas en frutas y verduras, se ha comprometido a reducir el consumo de carne de sus ciudadanos a la mitad para 2030.

Las campañas en los medios de comunicación y las prohibiciones de la carne en algunos entornos ya han contribuido a reducir el consumo, y la iniciativa ha impulsado innovaciones en torno a alternativas sintéticas, además se espera, en un futuro próximo, que la industria cárnica vegetal del país crezca entre un 20 y un 25%.

Proyectores de diversidad: 15 aspectos que necesitarán su atención en 2022

11. Todos juntos ahora

Los grupos de voluntarios, las organizaciones sin ánimo de lucro, los gobiernos de los pueblos pequeños y otras entidades locales pueden ser una valiosa fuente de ayuda para los habitantes de las zonas rurales, pero también para otros seres vivos.

A nivel mundial, el número de instituciones sociales ha pasado de medio millón en el año 2000 a 8.5 millones en 2020, lo que supone un apoyo sostenible de unos 700 millones de acres de bosques, tierras de cultivo y vías fluviales.

Si esta tendencia se mantiene, es un buen augurio para la conservación de la biodiversidad, ya que cada vez más tierras se gestionan de forma que se mantengan prósperas, al igual que las plantas y los animales que las habitan.

12. Ajuste de la actitud hacia los humedales

La ruta migratoria de Asia Oriental-Australasia, que se extiende a lo largo de la costa oriental de Asia y Australia hasta Nueva Zelanda, es uno de los puntos más importantes del mundo en cuanto a diversidad, así como en el número de aves acuáticas, incluidas especies en peligro de extinción.

Con el desarrollo masivo, llevando a cabo en China, uno de los principales países con humedales del mundo, esta nación también se encuentra entre las más amenazadas en perder este tipo de relieve ya que en la última década, muchas zonas de humedales se han transformado en tierras de cultivo y ciudades.

Sin embargo, varios cambios están empezando a arrojar una luz optimista. La Organización de las Naciones Unidas (ONU) ha proporcionado un nuevo nivel de protección a humedales muy importantes de Corea y China, al añadirlos a su lista de sitios del Patrimonio Mundial.

Por ello, este último Estado ha empezado a invertir en la protección de humedales clave. Si esta tendencia continúa y otros países siguen su ejemplo, podría suponer un alivio para las aves acuáticas de gran parte de Asia oriental y el Pacífico occidental.

13. El renacimiento de los manglares

Los manglares que cubren las costas de los trópicos y subtrópicos albergan abundantes especies de plantas y animales que prosperan en la intersección de la tierra y el mar.

En las últimas décadas, el desarrollo ha diezmado a muchos de ellos, destruyendo los servicios de nutrición de la biodiversidad y el secuestro de carbono que proporcionan. Sin embargo, en años recientes la situación ha cambiado. Los esfuerzos de los conservacionistas por restaurar y preservar estos ricos hábitats han ayudado a reducir su pérdida.

Además, estos humedales son también los beneficiarios accidentales de otros cambios en los ecosistemas, dado que a medida que se talan los bosques del interior, la erosión desplaza el suelo hacia la costa, donde alimentan nuevos manglares, aunado a que la crisis climático está creando el ambiente cálido que necesitan.

En conjunto, estos cambios han reducido la pérdida de manglares a casi cero, aunque siguen existiendo zonas locales de agotamiento.

14. Las tribulaciones de las zonas de marea

Las zonas intermareales —las porciones de la costa oceánica por las que el agua avanza y retrocede con las mareas— experimentan fluctuaciones diarias de temperatura, nivel del agua, salinidad, alteraciones físicas y depredación. Y ahora, están viendo otra variable: las olas de calor.

Las temperaturas récord que se registraron en el noroeste del Pacífico en junio dejaron muertos a mejillones, almejas, ostras, percebes, estrellas de mar, algas marinas a lo largo de miles de kilómetros de costa.

Y eso no es todo, el cambio climático amenaza con modificar también la salinidad de estos complejos y frágiles ecosistemas, a medida que se trastocan los patrones de precipitación y se derrite el hielo polar.

Si esto sigue así, tendremos algo más que un desastre apestoso pues los complejos ecosistemas y los servicios que prestan (estabilización de las costas, suministro de alimentos, provisión de hábitat, protección de la calidad del agua) también se freirán.

15. Tesoro (¿y problemas?), bajo los mares

El fondo marino de la Tierra alberga abundantes cantidades de metales preciosos y otros materiales extraíbles. Las nuevas tecnologías han hecho posible la extracción de estos materiales, y ya un país, Nauru, ha anunciado recientemente sus planes para permitir la minería en aguas profundas.

Proyectores de diversidad: 15 aspectos que necesitarán su atención en 2022

Esto significa que la Autoridad Internacional de los Fondos Marinos debe establecer una normativa específica sobre la minería oceánica o comprometerse a examinar las solicitudes con arreglo a los convenios establecidos.

La explotación minera de los océanos puede reducir el desgaste del hábitat terrestre, pero también abre la puerta a nuevos asaltos a los ecosistemas únicos establecidos en esas profundidades.

Acerca del autor

ExpokNews

Dejar un comentario