Comunicados de Prensa

Presenta Syngenta resultados de medio camino del Plan para una alimentación sostenible

México incrementó la productividad de los cultivos en 15.2 % frente a promedio nacional en 2016.

Syngenta México presentó los resultados de medio camino del Plan para una alimentación sostenible que logró incrementos sustanciales en la productividad de los cultivos en el país, así como la capacitación de cientos de pequeños productores en el uso y manejo seguro de productos para la protección de cultivos.

Hace tres años, en 2014 Syngenta lanzó en nuestro país el Plan para una alimentación sostenible o The Good Growth Plan – por su nombre en inglés- con el objetivo de producir más alimentos con menos recursos, mientras protegen la naturaleza y mejoran la vida de las personas en las comunidades rurales.

Javier Valdés, director general de Syngenta México, señaló “a tres años del lanzamiento del Plan para una alimentación sostenible, estamos muy orgullosos de los logros que hemos alcanzado porque los resultados impactan en la productividad del campo y en las vidas de los agricultores que mejoran la calidad y volumen de sus cosechas”.

Este es un proyecto ambicioso en donde son necesarios una suma de esfuerzos, por lo cual Syngenta ha trabajado en alianza con instituciones que se han convertido en pieza clave para el logro de sus objetivos, como son el Centro Internacional para el Mejoramiento de Maíz y Trigo (CIMMYT) y la Asociación Nacional de Agricultura de Conservación (ANAC), a través de programas de labranza mínima, rotación de cultivos y mantenimiento de los residuos de la cosecha anterior, principalmente.

A través de estos convenios de colaboración, tan solo en 2016, la compañía incrementó la productividad de los cultivos en un 15.2 % frente al promedio nacional. Los principales cultivos que presentaron un incremento fueron maíz con 21 %, papa con 19 % y tomate con 12 %.
En cuanto a la recuperación de tierra cultivable, se lograron rescatar más de 240 mil hectáreas de tierra de cultivo, lo que suma más de un millón 400 mil hectáreas desde el inicio del programa.

“Estamos comprometidos con la innovación en el campo y nuestra estrategia está enfocada en los agricultores grandes, medianos y pequeños. El desafío diario es pensar como ellos y entender su trabajo para luego brindar soluciones innovadoras en temas como la protección de cultivos, las semillas y su tratamiento, de acuerdo a las necesidades del sector agrícola”, comentó Javier Valdés, director general de Syngenta México.

A lo largo de tres años, Syngenta y sus aliados han logrado capacitar a más de 50 mil pequeños agricultores de todo el país en el buen uso y manejo de productos de protección de cultivos.

Desde el lanzamiento del plan, Syngenta se ha asegurado de cuidar de cada trabajador, por lo que mantiene estándares definidos y auditados por Fair Labor Association en México, que le han permitido garantizar que el 100 % de sus operaciones son seguras.

“El Plan para una alimentación sostenible es parte fundamental de nuestra estrategia de negocio, pues hemos demostrado que, gracias a la tecnología desarrollada por nuestros científicos es posible aumentar la productividad agrícola del país para preservar el medioambiente y la salud de los productores, estamos comprometidos con el bienestar de los pequeños agricultores y con el campo mexicano”, señaló Montserrat Benítez, directora de asuntos corporativos de Syngenta México.

Finalmente, José Antonio Ysambert, director de asuntos corporativos de Syngenta Latinoamérica Norte, hizo un recuento de la historia de la compañía a nivel mundial y señaló que tras la venta a ChemChina “Syngenta reforzará su posición de liderazgo en la protección de cultivos y buscará ocupar el tercer lugar como productor de semillas y juntos, ChemChina y Syngenta, harán una contribución significativa a la seguridad alimentaria global”.

Para 2020, los principales objetivos de Syngenta a nivel mundial son incrementar el promedio de productividad de los principales cultivos en un 20 % sin utilizar más agua, tierra o recursos, mejorar la fertilidad de 10 millones de hectáreas de tierras de cultivo al borde de la degradación, mejorar la biodiversidad en 5 millones de hectáreas de tierras de cultivo, alcanzar a 20 millones de pequeños productores y habilitarlos para incrementar su productividad en un 50 %, entrenar a 20 millones de trabajadores del campo sobre la seguridad laboral y luchar por condiciones laborales justas a lo largo de su cadena de suministro.

Comunicado de Prensa.

Acerca del autor

ExpokNews

Dejar un comentario