RSE

¿Por qué fue tan polémico el artículo “The Good Company” publicado en 2005?

Junto a los defensores y a los detractores de la empresa, aparecen aquellos que la defienden pero que, no obstante, critican la doctrina de la responsabilidad social.

En un análisis que The Economist publicó el 22 de Enero de 2005 titulado “The Good Company”, que causó un gran impacto, la prestigiosa revista británica se hizo eco de la postura según la cual el capitalismo funciona con arreglo a sus propias reglas y que la empresa que opera con honestidad, respetando y cumpliendo las leyes y pagando sus impuestos puntualmente, ya se comporta como un buen ciudadano. Por tanto concluye que añadir nuevas obligaciones derivadas de la responsabilidad social de la empresa no es realmente necesario.

De acuerdo con lo que sostiene dicho estudio, el capitalismo no necesita la reforma sustancial que los defensores de la responsabilidad social de la empresa propugnan.

El citado análisis añade que “la empresa privada sirve al bien público, pero sólo si cumplen estrictamente determinadas condiciones. Para obtener lo mejor del capitalismo se requiere la intervención de varios elementos: impuestos, gasto público y regulación en diversas áreas de la actividad empresial. Tambien se exige que los ejecutivos sean responsables -en especial, ante las personas, de forma correcta. La responsabilidad social no puede ser un sustituto de las políticas inteligentes en estas áreas. En algunos aspectos poco conocidos, más bien puede constituir un inconveniente. Para mejorar el capitalismo, primero hay que entenderlo. La filosofía que se halla detrás de la responsabilidad social de la empresa no resiste esta prueba”, según The Economist.

Fuente: Fuente: Ramón Mullerat, “En buena compañia. La responsabilidad social de las empresas” p.82-83, 2007

Acerca del autor

ExpokNews

Dejar un comentario

[index]
[index]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]