RSE

PEMEX deja de emitir residuos tóxicos

Con la entrega de 17 certificados, el Programa de las Naciones Unidas (PNUD) y la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) aseguraron que en hospitales e instalaciones de Pemex no existen sustancias peligrosas como los Bifenilos Policlorados (BPC).

Estas sustancias fueron ampliamente utilizadas en las décadas de los 70 y 80 como aislantes y lubricantes en máquinas como transformadores, condensadores y otros equipos eléctricos, mismos que siguen funcionando por su larga durabilidad, aseguró Mauricio Limón, subsecretario de Gestión para la Protección Ambiental de la Semarnat.

La Comisión Federal de Electricidad (CFE) tiene en México más transformadores, ya que son ampliamente utilizados para la producción de electricidad y el proceso para evaluar la cantidad de los Bifenilos Policlorados en sus equipos aún permanece en investigación, según el funcionario.

Para realizar el procedimiento de análisis y muestreo en los diferentes equipos, se requiere de una inversión de 250 mil pesos, mismos que son aportados por la empresa que lanza una licitación para que empresas experimentadas lleven a cabo los estudios correspondientes, manifestó Guillermo Román, coordinador nacional del proyecto PNUD-Semarnat.

El plan de acción que involucra la detección de equipos con BPCs, recolección de aditivos contaminados y su posterior destrucción, incluye un protocolo de desecho a través de la incineración de los residuos.

En México, sólo Pemex tiene una incineradora en toda la República para el manejo de estos desechos y, una vez que han sido reducidos, se envían a distintos países miembros de la OCDE para que ellos finalicen el protocolo de tratamiento de materiales peligrosos.

Cuando estos desechos entran en contacto con el ambiente, son capaces de evaporarse sin presentar sabor ni olor característico, y pueden causar severos daños a la salud y afectan principalmente a los técnicos que operan las máquinas.

El funcionario de la Semarnat aseguró que este programa se une a otros de la Secretaría de Energía para la disposición de materiales peligrosos que están contenidos en aparatos con más de 30 años de vida, como es el caso los refrigeradores.

Fuente: Reforma.com
Publicada: 3 de octubre de 2011.

Acerca del autor

ExpokNews

Dejar un comentario