RSE

Otorga contratos por yate y Ferrari

Los contratos dados eran de plantas eléctricas de emergencia que se utilizan para prestar el servicio en casos de afectación

Mientras en Estados Unidos dos mexicanos están detenidos por presunto soborno a un ex alto funcionario de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), en México éste sigue libre, aunque oficialmente renunció a su cargo.

Néstor Moreno Díaz, ex director de Operación de la CFE, habría recibido un yate de 1.8 millones de dólares y un Ferrari de 297 mil dólares, más de 170 mil dólares a una tarjeta y otros pagos por 600 mil dólares, por otorgar contratos de arrendamiento de plantas de emergencia a la empresa Azusa, de California.

Los detenidos, a quienes se les sigue juicio en Los Ángeles por conspiración y corrupción en el extranjero, son los esposos Enrique Faustino Aguilar Noriega y Ángela Gómez, con residencia en Cuernavaca, quienes, de acuerdo con el Departamento de Justicia, fueron intermediarios de los pagos realizados.

El 15 de septiembre, la Comisión informó en un escueto comunicado que Moreno Díaz, quien tenía a su cargo la operación de todo el sistema eléctrico, había presentado su renuncia el día anterior, aunque contaba con licencia desde el 16 de agosto precisamente para atender dichas investigaciones.

Tanto Moreno Díaz como su antecesor, Arturo Hernández, son identificados en un acta de la Corte del distrito de California de octubre del año pasado por sus cargos y las fechas en las que los detenidos trataron con ellos.

Los contratos con Azusa eran de plantas eléctricas de emergencia que se utilizan para prestar el servicio en casos de afectación eléctrica por contingencias naturales, como huracanes, las cuales se asignan sin licitación.

Pero, por si eso fuera poco, también se supo ayer que está en curso otro caso de corrupción que involucra a por lo menos cuatro funcionarios de la CFE.

El Departamento de Justicia de EU informó que la filial de la empresa ABB LTD y otra llamada Sugar Land, con sede en Texas, son culpables de conspiración, y se les impuso una multa de 39.3 millones de dólares por actos de corrupción en México e Iraq, países donde gastaron 2.7 millones de dólares para obtener contratos con un valor de 100 millones de dólares.

La investigación establece que, en noviembre de 2009, Enrique Basurto y John O’Shea fueron procesados por pagos a cuatro funcionarios no identificados de la CFE para la instalación del sistema informático del despacho de electricidad del Centro Nacional de Control de Energía.

En su alegato, Basurto admitió que conspiró con otros para hacer pagos ilegales a funcionarios de la CFE y ayudó a lavar el dinero del soborno.

Consultada al respecto, la CFE declinó dar detalles de los contratos involucrados en ambas investigaciones, pero dijo que se entregó toda la documentación tanto a la PGR como a la Secretaría de la Función Pública.

“Estamos impedidos por ley porque es parte sustancial de la investigación”, aseguró Estéfano Conde, vocero de la paraestatal.

REFORMA solicitó a la PGR información del estado que guarda la averiguación previa abierta contra el ex funcionario. Sin embargo, hasta ahora, la dependencia no había emitido ninguna respuesta.

Fuente: Reforma.com

Acerca del autor

ExpokNews

Dejar un comentario