3er Sector

¡OSC’s al rescate!

Defienden el trabajo doméstico

Insultos, maltrato, ofensas, despidos injustificados, jornadas excesivas de trabajo y poca paga son algunas de las situaciones a las que se enfrenta Ana Laura Aquino Gaspar, quien desde los 16 años de edad se ha dedicado al servicio doméstico. Desde muy joven tuvo que trabajar, ya que su situación económica es precaria y tiene que mantener a su mamá y a dos hermanas.

“Laborar como empleada doméstica ha implicado toda clase de abusos por parte de los patrones. En mis anteriores trabajos nunca tuve derecho a días de descanso, vacaciones, aguinaldo ni prima vacacional. Asimismo, desempeñaba tareas que no correspondían, como ir por los niños a la escuela o cuidar la casa cuando ellos se iban de vacaciones”.

Hace 8 años conoció el Centro de Apoyo y Capacitación para Empleadas del hogar (CACEH), organización que ayuda, protege y capacita a mujeres que, como Ana Laura, son víctimas de abuso por parte de sus empleadores.

Desde que asiste a esta organización, la situación de Aquino Gaspar ha cambiado: actualmente goza de mejores condiciones laborales, tiene seguro social, días de descanso, sueldo, vacaciones y aguinaldo, así como de pleno respeto a sus derechos humanos.

Discriminadas en todos los ámbitos
Marcelina Bautista Bautista, coordinadora del CACEH indicó que las mujeres que desempeñan trabajo doméstico no sólo se enfrentan a situaciones de explotación, violencia física, verbal o sexual, sino que también las condiciones laborales en las que se encuentran son establecidas de manera discrecional, lo que les impide o anula el acceso a sus derechos.

“En la Ley Federal del Trabajo se establece cierta reglamentación hacia el sector; sin embargo, hace mucho tiempo que quedó rebasada y coloca al trabajo doméstico fuera de la ley, generándose una total indefensión jurídica”.

Refirió que desde el Centro de Apoyo y Capacitación para Empleados del Hogar, la demanda social por regular la situación de estas mujeres (jornada de 8 horas diarias, salarios de acuerdo al tipo de trabajo, prestaciones, derecho a seguridad social), lleva más de 12 años presentándose en distintas Comisiones ante la Cámara de Diputados para que sean incluidas en una reforma a la Ley Federal dl Trabajo.

Aseguró que hasta la fecha la reforma al Capítulo XIII de la Ley es una asignatura pendiente, por lo que las trabajadoras organizadas son las que han hecho visibles sus necesidades y encabezan la lucha por el reconocimiento de sus garantías laborales y sociales.

Son profesionales
Claudia Casas de García Velasco es presidenta fundadora de Estudios de Administración Aplicada EDAC AS, dedicada a la formación de la mujer a través de la participación, el trabajo y la educación.

Hace 33 años, en colaboración con un grupo de profesionistas, decidió aplicar sus métodos de aprendizaje en los ámbitos del desarrollo personal, atención a la familia y trabajo fuera de casa.

Señaló que la finalidad de EDAC es redignificar, valorar y reconocer el trabajo doméstico como una auténtica profesión.

Trabajo al cuidado de las familias
“Esta es una profesión que requiere de especialización y certificación. Las chicas del servicio doméstico son el fundamento de las familias. Las mujeres que apoyan dentro del hogar propician un buen ambiente en donde impera el orden”.

Casas de García Velasco, indicó que no sólo la capacitación es importante, ya que en EDAC se ha n preocupado por realizar manuales que permitan a las mujeres un mejor desempeño de su labor.

Algunos de estos son:
Administración de recursos del hogar: En este manual propone que cada mujer que dedica parte de su tiempo a planear, organizar y realizar las tareas del hogar, ponga en ellas el mismo empeño y profesionalismo con que se lleva una empresa.

Servicio de limpieza: proporciona los conocimientos que permitan mantener todas las áreas del hogar en perfectas condiciones, aplicando las operaciones básicas de ordenar, limpia y embellecer.

Servicio de alimentos y comedor: permite una estructura para realizarlo de la mejor manera posible.

Servicio de lavado y planchado: tiene el propósito de identificar los objetivos del servicio de ropa, como elemento importante en el hogar.

EDAC ha publicado dos libros:
“La familia participa, el hogar es tarea de todos”, que promueve la igualdad del hombre y la mujer en actividades domésticas y “La felicidad como proyecto de vida”. Este esboza un plan para recorrer el camino por una vida plena, con la ayudad e cuatro virtudes principales: prudencia, justicia, fortaleza y templanza.
Por último, Claudia Casas invitó a los mexicanos a que todos participen en las labores del hogar, ya que de eso depende ser mejores personas en beneficio de nuestro país.

Se capacitan para cuidar niños y ancianos
El Colectivo Atabal es otra de las organizaciones con más de 20 años de experiencia en el fomento y la capacitación de los derechos laborales de las mujeres dedicadas al servicio doméstico.

Patricia Hernández Méndez, directora de la asociación, informó que a las beneficiarias se les ofrecen talleres y cursos de aseo general, lavado y planchado de prendas, así como manejo de alimentos y nutrición, cuidado de niños en casa habitación, y de enfermos y adultos mayores.

De igual manera, la institución otorga una certificación laboral que permite saber, a quien las contratara, que son mujeres capacitadas y de honestidad garantizada.

Hernández Méndez aseveró que la misión del Colectivo Atabla es proveer herramientas a las mujeres, para que luchen, no con violencia, sino de manera intelectual, a la hora de defender sus derechos laborales.

Por jornada laboral cobran 200 pesos
Al cuestionarle a Hernández Méndez cuánto gana una mujer dedicada a este trabajo, indicó que 200 pesos por jornada laboral en el Distrito Federal, mientras que en la República Mexicana 80 pesos.

“Nuestro trabajo no se centra sólo en capacitar a las mujeres, sino en sensibilizar a los patrones para que entiendan la situación del trabajo doméstico”.

Asimismo, indicó que la Organización Internacional del Trabajo (OIT) está realizando un movimiento para que en el 2012 se presente una propuesta en la que se reconozca esta actividad como se hace con cualquier otro trabajo.

Según cifras del INEGI, en México hay un millón 800 mil trabajadores del hogar, de los cuales 96 por ciento son mujeres, en su mayoría indígenas, con altos índices de pobreza, marginación y con bajo nivel educativo.

Todo México Somos Hermanos, Suplemento Reforma, pág. 14-15
Puede leer la nota completa dando Click sobre la imagen para ampliar

Acerca del autor

ExpokNews

Dejar un comentario


By submitting this form, you are consenting to receive marketing emails from: Expok, Encantada Nº 46, CDMX, 04100, http://www.expok.com.mx. You can revoke your consent to receive emails at any time by using the SafeUnsubscribe® link, found at the bottom of every email. Emails are serviced by Constant Contact

[index]
[index]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]