RSE

OCESA, de la imprudencia a la polémica por Vive Latino

Otro conciertos como Hell & Heaven y Acapulco al 90%, ejemplos del “no pasa nada” mexicano.

En medio de la alerta por la pandemia de Covid-19, el festival musical Vive Latino se llevó a cabo el pasado fin de semana en la Ciudad de México.

La asistencia alcanzó las 115 mil 331 personas, se realizaron 66 mil 785 detecciones de temperatura, valoraron 42 personas en el módulo de atención médica especializada y, al momento, todos se descartaron de la sospecha de coronavirus.

La empresa CIE, creadora del concepto Vive Latino, dio a conocer que no hablaría más del tema, a excepción de su postura oficial en un comunicado de prensa.

En dicho documento difundido el lunes 16 de marzo, se detalla que “OCESA suspendió todos sus eventos hasta el 19 de abril”.

Becky Espinoza, propietaria de la agencia de representación artística “Bek Marketing”, comentó que el Vive Latino rozó la línea del no retorno y sembró muchas dudas sobre si debía o no realizarse. “La prudencia indicaba otra cosa”.

Catalogó a este evento como NO RESPONSABLE en todos sus ámbitos, desde la empresa organizadora, quienes estuvieron en el escenario y, en buena parte, todas aquellas personas que asistieron a escuchar 12 horas de música a pesar de las recomendaciones de la autoridad, poniendo en riesgo su salud y la de la sociedad.

No pasa nada

El mismo fin de semana pasado, en el Estado de México, se celebró el concierto Hell & Heaven, que reunió a más de 20 mil personas, igualmente diversos parques temáticos estuvieron abiertos, siendo otros casos de laxitud de empresas y autoridades mexicanas para evitar aglomeraciones.

Otro ejemplo del pensamiento de “no pasa nada” mexicano fue el puerto de Acapulco, donde el propio presidente Andrés Manuel López Obrador presumió una ocupación hotelera arriba del 90 por ciento.

La especialista en comunicación corporativa indicó que el mexicano siempre piensa que las cosas no le van a pasar.

La realidad es más delicada de lo que imaginamos y cada día esta situación está en nuestra puerta. Es urgente el tomar acciones precautorias extremas.

El Vive Latino se celebró por primera vez en México en 1998 y es considerado un evento heredero del festival de Avandaro de los años 70s. En los años de 1999 y 2002 no se realizó por problemas de organización.

¿Y los patrocinadores?

Aquí no podemos olvidar a patrocinadores que también tenían voz y pudieron frenar esto como parte de su responsabilidad social, como Cerveza Indio, de Heineken o Citibanamex, entre muchos otros.

El silencio fue la respuesta que brindaron en torno al por qué mantener su apoyo al Vive Latino. Citibanamex ni siquiera respondió el cuestionamiento de qué tan adecuado consideró el que se realizara el concierto. 

¿Fueron suficientes las medidas?

Cynthia Ruíz, periodista asistente al Vive Latino, platicó que apreció de forma directa la realización de acciones de sanidad adecuadas, pues desde el ingreso se tomaba la temperatura de las personas y en el acceso principal se escaneaba a la gente.

Además que el personal de seguridad, alimentos y logística agilizaban las filas en todo momento, cosa que antes no pasaba, así se evitaban aglomeraciones en los accesos. 

¿Ya para qué?

En su comunicado de prensa, difundido por medio de sus redes sociales, OCESA detalla que “la transición a la Fase 2 para enfrentar el coronavirus Covid-19” es la razón por la que adoptaron la medida de cancelación de sus eventos durante más de un mes, además de informar que están en pláticas con los artistas involucrados para reagendar o cancelar en última instancia.

La promotora CIE anunció que son 45 eventos masivos cancelados del 20 de marzo al 19 de abril para evitar que sean un posible vehículo de contagio. México, Inglaterra, Brasil y Nicaragua fueron de los pocos países que permitieron eventos masivos en los últimos días. 

En Expok, corrimos una encuesta en redes sociales, preguntando a la audiencia sobre el tema… estos fueron los resultados:

5 tips para evitar contagio de Covid-19 en estadios

La Organización Mundial de la Salud (OMS) estableció una serie de medidas preventivas para evitar el contagio del Covid-19 en eventos masivos.

Lavarse constantemente las manos: si asiste a un concierto o festival intente ingresar con sobres de jabón y si no el “plan B” será el gel.

Cúbrase la boca al estornudar o toser y mantener una distancia de un metro ante personas que tosan o estornuden, esta recomendación es difícil de aplicarla en un festival o concierto, así que busque un espacio no tan saturado de gente para evitar algún posible contagio.

No saludar de mano o de beso: en los conciertos y festivales es común asistir con amigos y familiares, por ello debe buscar otras opciones para demostrar su alegría.

Si presenta algún malestar (fiebre, tos y dificultad para respirar) no asista a ningún evento masivo, sea concierto o deportivo.

Acerca del autor

Juan Carlos Machorro

Dejar un comentario