Noticias

Obesidad y Otras Problemáticas Sociales en México y en el Mundo

¿Desarrollo Humano Sustentable? ¿Responsabilidad Social?
¿Liderazgo, Corresponsabilidad y Compromiso Compartido?
¿Gestión? ¿Planeación y Gestión Estratégica?

Por: Ismael Higareda

Actualmente escuchamos en los noticieros los grandes debates sobre el tema de la obesidad, observando cómo este problema que aqueja a la humanidad como muchos otros que no están a la luz en los medios de comunicación, es un buen ejemplo de la necesidad de comprender que; el ser responsable socialmente y el tener un comportamientos ético que apoye decisiones en la edificación de un “Deber Ser” y un desarrollo sustentable, facilite los recursos que mitigue o elimine todo aquello que no agrega valor, al enfocarnos y conducir nuestra energía a lo que queremos como sociedad, que resulte en beneficio y valor para todos.

Partiremos de un hecho, tomando en cuenta, que quizá no sea el mismo contenido de los productos que consumimos durante nuestra niñez en los 60’s y parte de nuestra juventud en los 70’. ¿Quién no tomaba Coca Cola, Joya, Barrilitos o Submarinos y Pingüinos Marínela o dulces como Tutsi Pop y otros productos que pudiera mencionar en la escuela o afuera de la escuela?. ¿Quién era en ese entonces obeso, hablando de la niñez y juventud?, en proporción a lo que hoy en día es, eran contados con los dedos de una mano y vistos graciosamente como los “Gorditos”.

Además es impresionante saber que, con las personas con las que día a día interactuamos en diferentes organizaciones y estratos sociales, desde jóvenes hasta adultos no mayores a los 50 años y por supuesto algunos de sus hijos, donde muchos de ellos están pasados de peso con algunos kilos de más y otros menos, tienen problemas de diabetes, enfermedad que solo se escuchaba a lo lejos en países como USA y otros problemas no muy comunes para nuestra época como la hipertensión, la gastritis y la depresión por mencionar solo algunos.

Todo ello nos lleva a sufrir una seria problemática para nuestro País, por la inversión que demanda éstas enfermedades del siglo 21, en recursos para corregir la problemática social, en lugar de prevenir los serios problemas de salud. Además se tienen el impacto negativo en el aspecto económico, en la competitividad, en la productividad, en lo emocional y desintegración de las organizaciones, la sociedad, la persona y la familia núcleo fundamental del desarrollo social; y por no dejar de mencionarlo, esta problemática nos distrae mucho más de lo que nos imaginamos en lugar de enfocarnos y crear la infraestructura que nos facilite definir y lograr lo que realmente queremos como sociedad.

¿Qué es lo que está pasando? ¿Es acaso lo que comemos? ¿Es la falta de ejercicio? ¿Es la falta de tiempo? ¿Es la desesperanza? ¿Es la insatisfacción o frustración de no poder tener los espacios u oportunidades, que nos permitan expresar y contribuir con la visión propia de la vida, que satisfaga nuestros requerimientos básicos y sueños legítimos? ¿Es el egoísmo? ¿Es que no tenemos rumbo o aspiración a lo que queremos y el “deber ser” como sociedad?

O acaso, así como ha cambiado la forma de interactuar con el mundo para producir bienes y servicios, ¿no hemos adaptado nuestras estructuras para que facilite lo que queremos y el “deber ser” como sociedad?. Facilitando que cada persona u organización aporte su talento, su conocimiento, su creatividad e innovación. ¿O es el manejo de nuestras emociones? ¿O el enfriamiento de las relaciones y vínculos emocionales por la tecnología?,

¿O hemos optado por lo más fácil como personas o familia, de trasladar el problema a la escuela o al sistema educativo o a las empresas, organizaciones civiles o gobierno? ¿O es aprender a enfocarnos y crear lo que queremos, en lugar de enfocarnos en lo que queremos evitar?, estas y otras tantas preguntas que nos hacemos, es por el aumento de la desintegración social, deterioro de la familias y personas a principios y valores básicos, que contribuyen a un desarrollo humano sustentable.

Será que nos ha pasado lo del ejemplo de la rana, que cuando esta dentro de un recipiente con agua y se le empieza a aumentar la temperatura, no se percata y muere por cocimiento, o ¿estamos preparados y tendremos la misma capacidad? de tal forma que; cuando tenemos el mismo recipiente con agua hirviendo, se deja caer a la rana en su interior; y esta tiene la capacidad de brincar y salirse del recipiente.

Tomando como ejemplo la obesidad, ¿de quién es la responsabilidad de la obesidad de las personas?, es acaso que ¿si hubiéramos tenido consciencia de nuestros impactos de los actores involucrados se hubiera prevenido? ¿De quién es el compromiso de liderar la vinculación entre los actores y decidir vincularse con tiempo con los actores involucrados de corregir lo que sea necesario, con tal de prevenir el problema de obesidad?

¿Podremos tener ya consciencia como País, de la importancia de tener una visión integral holística sustentable? que traiga unidad entre los diferentes actores de la sociedad y armonizar, optimizar y maximizar el aprovechamiento de los recursos.

Estaremos preparados para establecer un gobierno organizacional? Que a través de una estructura de comunicación, interacción y vinculación facilite el dialogo, la sinceridad, la colaboración y un espiral virtuoso de compañerismo solidario, que contribuya al bien común.

La forma de interactuar actualmente ¿nos está llevando a una madurez? por la continua ampliación de la percepción de nuestra realidad de tal manera que podamos mejorar continuamente el definir e inferir de manera predictiva en los resultados, desempeño y alcance de lo que queremos y aspiremos al “deber ser” como sociedad.

Este es un buen ejemplo, para que a grandes rasgos y sin ir al detalle podamos ver la importancia de utilizar ciertos elementos requeridos en la responsabilidad social y su desarrollo sustentable, estos son:

1. Identificar los actores o partes interesadas:

Podríamos mencionar como las diferentes organizaciones del gobierno, sociedad y empresas pueden vincularse y contribuir a lograr lo que queremos y aspiramos como “deber ser” en la sociedad. Que como ejemplo, de más impacto; en este caso está la secretaría de salud y las instituciones medicas como el IMSS e ISSTE por parte de gobierno, instituciones médicas privadas, las instituciones de educación publicas y privadas, desde la pre primaria hasta la carrera profesional, las empresas que manufacturan los productos y la familia.

2. Consciencia e Identificación de los Impactos:

Podemos hablar, de cómo cada uno de los actores mencionados, al tener mediciones, puede detectar como ejemplo lo siguiente:

o En la secretaria de salud e instituciones medicas públicas y privadas, como se incrementan los pacientes con el mismo problema, pero además que a diferencia de años anteriores, no solo se incrementa, si no que se está presentando en todas las edades.
o En las empresas pudieran observar, que porcentaje del desempeño y resultados se ven afectados por el ausentismo, bajas, descuidos, distracción y falta de energía del empleado por esta causa.
o En las instituciones de educación públicas y privadas ver como la niñez y juventud son parte de este problema.
o En la familia, ver como se deteriora la salud, desempeño, imagen y autoestima de la persona.

3. Reflexión:

¿Porqué en la niñez y juventud de los 60’s y 70’s no había tantos obesos como ahora? Porque el estilo de vida era diferente, a la escuela nos íbamos caminando y después de hacer la tarea, las actividades eran al aire libre y con mucho consumo de energía, ¿quién no jugaba algún deporte, o al bote de la salvación o saltar la cuerda, a los encantados o simplemente andar en bicicleta?

Y en cuanto a lo emocional, había familias integradas, que aprendíamos de su ejemplo a como tener un comportamiento y valores éticos, tranquilidad emocional, esperanza, sueños y a ser solidarios; planeábamos y no reaccionábamos; y otras disciplinas, principios y códigos de conducta orientados a una integridad personal que generaban confianza y por lo tanto interacciones confiables y acciones predecibles encausados a la dignidad y derechos básicos de cualquier ser humano.

Entonces ¿porqué pareciera que señalamos a un solo sector como responsable? el de la empresa que manufactura los productos que consumimos en años anteriores y todavía están vigentes. Y con esto no quiero decir que la empresa no tiene responsabilidad, pero no es digno de señalarse cómo única responsable.

¿Acaso no hay responsabilidad por cada uno de los actores en sus diferentes roles? y no quisiera entrar en detalle, como la tecnología ha sido parte del problema entre otros factores, y esto que significa; ¿qué renunciaremos a todo lo que nos ha dado la tecnología?

Creo que no, pero si urge que podamos, equilibrar y armonizar principios y valores fundamentales sobre los cuales podamos construir nuevos comportamientos, productos y servicios, tomando en cuenta lo primordial, que es la salud, la vitalidad, la energía, la esperanza, el crear los espacios para amar, relacionarnos y expresarnos, saber que somos parte y contribuimos a un futuro mejor del cual dejaremos un legado, trascendiendo en nuestras futuras generaciones, en una sociedad sana y competitiva.

Creo que estos son tiempos para adaptarnos a una cultura de liderazgo, de corresponsabilidad y compromisos compartidos. Que permita al sector de gobierno, sociedad y empresas, vincularse para potenciar valor, resultados, desempeño y alcances, que a través del dialogo, nos lleve a aplicar el gobierno organizacional de cada una de las organizaciones y la interacción entre las mismas.

4. Gobierno Organizacional:

Es establecer una gestión organizacional a través de una estructura de comunicación, interacción y dialogo, que alinee lo que queremos con lo que hacemos, que facilite la comunicación y cumplimiento de objetivos, la reflexión, la consciencia de los impactos y el aprendizaje para definir y auto adaptar el sistema, procesos, funciones, sus roles y responsabilidades, que permiten tomar decisiones de manera auto facultada, y lograr lo que queremos como sociedad. Facultando el liderazgo a través de esta estructura de comunicación, interacción y dialogo, crecer continuamente en ampliar la percepción de la realidad y auto adaptar oportunamente la estructura para responder y satisfacer los requerimientos de los actores o partes interesadas.

5. Beneficios:

La secretaria de salud y las instituciones médicas públicas y privadas, al vincularse con los demás actores, como un buen inicio, pudiéramos tener los siguientes beneficios:

o Cumpliendo los objetivos de cada organización, se cumpla los objetivos e intereses de cada una de las organizaciones, siendo proactivos, preventivos y predictivos.

o Donde la secretaria de salud por ejemplo, por la información que tiene de las instituciones medicas públicas y privadas, fortalezca su rol de orientar, ser consultor, asesor, para las instituciones educativas, empresas y familias, y potenciar el alcance que se tiene al vincularse con las diferentes secretarías, cámaras y organizaciones civiles y poder responder de manera oportuna.

o Considerando que esta comunicación es de doble avenida, recibir las propuestas de acciones a implementar por cada uno de los actores, que en el caso de las empresas, pueden contribuir con productos saludables e información valiosa y de educación para su salud, a través de la investigación sobre los impactos de sus productos actuales, ante el problema de salud identificado y su oportuna acción para contribuir a su prevención.

o En el caso del personal de las organizaciones en general de gobierno, sociedad y empresas y de los estudiantes en el caso de las instituciones de educación, poder impactar involucrando a la familia, haciendo consciencia y proporcionando propuestas alternativas para tener vitalidad y energía.

o Los padres de familia en general, tomar nuestra responsabilidad en nuestra principal tarea con relación a nuestros hijos que es la de formación, teniendo muy claro, que se trata de formar personas libres, conscientes de sus derechos pero responsable también de sus deberes hacia su persona, su prójimo, instituciones, organizaciones y el medio ambiente. Volver al amor de los padres por los hijos y los hijos por los padres, por su comunidad, por su patria, por el mundo.

Pero esto sería posible, siempre y cuando el gobierno organizacional de las organizaciones, facilitara al empleado, cumplir con sus diferentes ámbitos de responsabilidad, no solo en lo laboral, sino en su persona, familia y contribución voluntaria en la sociedad y que realmente se facilitara un gobierno organizacional como país, con la medición que se haya determinado y seguimiento a los roles y responsabilidades acordados para funcionar como país.

Sé que hay mucho más que debatir y detallar, pero lo importante es poder organizarnos de tal manera que la visión que se tenga, se logre, estableciendo una estructura de comunicación, interacción y dialogo, que libere la pasión y talento de todos los involucrados y que a través de la creatividad, talento e innovación que aporte cada uno de ellos, esta misma estructura se auto adapte y facilite la implementación del aprendizaje de manera oportuna.


Ismael Higareda
Ingeniero Quimico y de Sistemas por el ITESM con Maestría en Investigación de Operaciones, Diplomado en Japón en Técnicas y Herramientas Japonesas y con varios Diplomados en Responsabilidad Social, Ismael Higareda es un experto en el tópico de la RS en cuestiones de sindicalismo, temas organizacionales y liderazgo emocionalmente inteligente. Pertenece al Comite Espejo de ISO 26000, a la Delegación Mexicana ante plenarias internacionales de ISO 26000 y al Comite de la Norma Mexicana de Responsabilidad Social.

Actualmente es Consultor en el establecimiento de organizaciones de aprendizaje en “Excelencia y Riqueza Social” que se compone de Excelencia Operativa y Crecimiento, Responsabilidad Social y Desarrollo Sustentable, Filantropia Organizacional y Liderazgo emocionalmente inteligente.

Acerca del autor

ExpokNews

1 comentario

Dejar un comentario