Entendiendo la Responsabilidad Social

No, no quiero crecer mi orden… RSE del fast food

No, no quiero crecer mi orden... RSE del fast food

Ellos quieren que agrandes tus combo de palomitas y esto no ayuda a la RSE del fast food ni a tu salud.

¿Te ha pasado que, cuando te diriges a comprar en una popular cadena de comida rápida, sus colaboradores te interrumpen constantemente solo para persuadirte a que agrandes tu combo o compres un postre? A nosotros sí y solo nos hace cuestionarnos acerca de la RSE del fast food y de sus marcas representantes.

¿Y la RSE del fast food?

Cuando se trata de comida rápida, es muy fácil acceder a las estrategias de ventas que emplean las marcas para convencerte de que no quieres un combo chico sino uno grande y que adicionalmente quieres añadir un postre, cuando la realidad es que apenas y puedes terminarte esa hamburguesa o emparedado que pediste.

A este tipo de tácticas se les conoce como upsizing, y es una práctica bastante común que no solo es irresponsable, corporativamente hablando, también es dañina para la salud de los consumidores.

El upsizing fomenta que los consumidores gasten más de lo que tenían planeado. Además, contribuye al aumento en el índice de obesidad y el desperdicio de alimentos. Dos conflictos globales que influyen negativamente en el desarrollo de la sociedad.

De acuerdo con un reporte de Obesity Update, más de la mitad de los adultos y casi 1 de cada 6 niños, padece sobrepeso u obesidad. Entre los países con mayor prevalecencia se encuentra Estados Unidos con 38.2%, México con 32.4% y Nueva Zelanda con 30.7%.

Porcentajes que en parte han sido impulsados por la desigualdad educativa y socioeconómica. Sin embargo, la comida rápida y su upsizing, también juega un papel bastante importante en fomentar el sobrepeso en los consumidores.

Para combatir la obesidad e invitar a que las marcas dejen de utilizar estas tácticas de venta, la organización Food Standards Scotland, desarrolló una estrategia bastante ambiciosa y de la que puedes aprender mucho.

¡No!, ¡no quiero crecer mi orden…!

La organización señala que como sociedad, debemos ser más conscientes acerca de estas técnicas. Sin embargo, existe mucha falta de información que permite que el upsizing siga existiendo y dañando la salud y economía de los consumidores.

Food Standards Scotland, consciente de esto, decidió impulsar una campaña de concientización que consta de seis hojas digitales y tres anuncios de televisión que abordan este grave problema de una manera divertida y atractiva.

Te invitamos a ver los tres cortos pero, ¡cuidado! Podrías terminar corriendo por un combo de hamburguesa y papas fritas grandes… ¿o no?

1-. ¡No!, no quieres agrandarlo…

En esta primera entrega, Food Standards Scotland, señala que es fácil deleitarnos de vez en cuando con una hamburguesa con queso sencilla que cuenta con 345 calorías.

Desafortunadamente, podríamos convertirnos en víctimas de una táctica de venta que nos podría hacer consumir más de la mitad de la ingesta diaria recomendada.

“Te ofrecerán pan de ajo, -que te agrega unas 380 calorías más-, y si dices que sí al postresito, aumentarás más de 705 calorías. Así que no solo gastarás más, también comerás muchísimo más», comparte la organización.

Una situación que es bastante frecuente en cadenas como McDonald’s, en donde no pueden dejar de mencionarte que por tan solo $15, $20 o $30 puedes agregar postre, papas y refresco grande…


2-. ¿Un pastelito o qué?… ¡Diles que tampoco quieres!

¿Cuántas veces has pedido un café y te han preguntado si quieres uno más grande, o si te interesa un pastel?, ¿o que compres un sándwich?, ¿y qué pasa cuando compras un periódico o una revista y la persona en la caja pregunta si quieres un trozo de chocolate más grande que tu cabeza por unos pocos pesos extra? Tentador, ¿no?…

Ellas quieren agrandar tu combo… ¡Súmate a esta organización y diles que no!

Twittea esta frase.

En esta cápsula, Food Standards Scotland, nos presenta la facilidad con la que empresas como Starbucks, te ofrecen aumentar tu pedido con un pastel o agregar gran cantidad de jarabes, chispas y otros aditamentos a tu bebida por tan solo $5 o $10. Sin embargo, es responsabilidad de cada consumidor rechazar este tipo de tácticas.


3-. ¿Nachos?, ¿crepas? Y ¿Palomitas?… ¡No!

SÍ, sabemos que es complicado negarnos a las tácticas de empresas como Cinemex en donde te ofrecen acompañar tu estancia con unas palomitas grandes, refresco y unos nachos con mucho queso pero es algo que debemos evitar.

La organización recomienda que si estás buscando un bocadillo en el cine, optes por elegir una porción pequeña y que sepas que sí te vas a comer pero sobre todo que realmente decidas negarte a esas dosis extra de precio y calorías que no necesitas.

Adicionalmente a esta estas iniciativas, la organización lanzó un juego que resalta cuantas calorías añades cada que aceptas agrandar un combo o integrar un postre o jarabes a tu pedido. ¡Juégalo!

Sin embargo, no todas las empresas te invaden con estas tácticas. En el caso de Grupo Bimbo, la empresa le ha recomendado a sus consumidores comer menos de sus productos… ¡Checa más sobre esta declaración!

Y después de conocer y jugar con esta campaña… ¿podrás decir que no al upsizing e impulsar la RSE del fast food?

Acerca del autor

Kenya Giovanini

Comunicóloga en formación por la UTEL. Melómana, cinéfila y amante de la cultura pop. Ha desarrollado contenido para Revista Kuadro y actualmente trabaja como Asistente Editorial en Expokews, donde se encarga de curar el contenido más relevante sobre responsabilidad social, diseñar la síntesis diaria y crear contenido entretenido acerca de estos temas.

Dejar un comentario


By submitting this form, you are consenting to receive marketing emails from: Expok, Encantada Nº 46, CDMX, 04100, http://www.expok.com.mx. You can revoke your consent to receive emails at any time by using the SafeUnsubscribe® link, found at the bottom of every email. Emails are serviced by Constant Contact