Noticias

No hay edad para los Reyes Magos

La cadena restaurantera cumple 10 años llevando regalos de Reyes Magos a personas en situaciones de vulnerabilidad.

No hay edad para el sentimiento de ilusión y esperanza que causa el día de Reyes Magos. Es por eso que Restaurantes Toks decidió llevarle regalos personalizados a los 110 residentes del Asilo Concepción Beistegui.

Durante la mañana del 21 de enero, 110 personas de la tercera edad recibieron los presentes que previamente habían pedido a través de una carta. En un ambiente pleno de alegría; en compañía de música de marimba y de una payasita que brindó un espectáculo lleno de risas, el equipo de Responsabilidad Social Empresarial y demás colaboradores de distintas áreas de esta empresa, pudieron disfrutar de un rato agradable con los beneficiados.

“Es muy importante estas iniciativas porque se consideran a personas que ya nos sentimos renegados y así nos damos cuenta que sí somos importantes”, comentó Jesús Díaz quien tiene 79 años y fue unos de los abuelitos beneficiados. “Me dieron un suéter tejido para mí y otro para mi esposa, además de unos calcetines. Yo pedí eso. Me encantó la dinámica, todos muy amables. Me dio mucho gusto “, añadió.

Con una trayectoria de 10 años, “JugueToks” es una iniciativa responsable en el cual colaboradores de restaurantes Toks apadrinan a un abuelito o a un menor, con la motivación de llevar los Reyes Magos a personas en situación vulnerable.

“Nosotros empezamos identificando alguna comunidad vulnerable, ya sea asilos de ancianos, niños con cáncer, comunidades alejadas de la ciudad que necesiten ropa, juguetes, etc. “, declaró Marisela Agua, gerente del área de Responsabilidad Social Empresarial de restaurantes Toks.

La dinámica empieza cuando las personas que serán beneficiadas, escriben una carta y empleados de Toks eligen a quién apadrinar. Los regalos, pueden ir de ropa, cobijas, flores, muñecas, bicicletas o balones, hasta artículos de primera necesidad. Después, se organiza un evento en el asilo, fundación o comunidad para que los colaboradores entreguen personalmente sus regalos.

“A nosotros nos gusta mucho trabajar con Toks porque finalmente a quienes hace más felices es a los abuelitos. Además, les dan lo que les piden, no es lo que ellos quieren dar”, comentó Carolina Jiménez, quien es Supervisora de Operaciones de la Fundación para Ancianos Concepción Beistegui. “En esta residencia se cuidan a personas mayores quienes algunos de ellos cuentan con algún tipo de discapacidad. Se tienen 110 residentes que buscamos darles atención, apoyo y cariño para que no se sientan solos”, agregó.

Comunicado de Prensa.

Acerca del autor

ExpokNews

Dejar un comentario