PORTAL IMPULSADO POR LAS EMPRESAS RESPONSABLES:

- Advertisement -
Debes leer...Nike, Reebok y Michael Kors, señaladas por malas prácticas en cadena de...

Nike, Reebok y Michael Kors, señaladas por malas prácticas en cadena de valor

Gigantes de la moda —como Nike, Reebok y Michael Kors— se encuentran entre las empresas cuyos desechos, según reveló una investigación, se queman en hornos no regulados en Camboya, operados con pocas o nulas garantías para los trabajadores o el medio ambiente, como lo ha reportado Edie.

La indagación hecha por Unearthed, el brazo de periodismo de Greenpeace Reino Unido, descubrió que las malas prácticas en la cadena de valor de las marcas, por la eliminación indebida de residuos, socavan los anuncios de sus compromisos climáticos.

La cadena de valor empresarial es un modelo que describe el desarrollo de TODAS las actividades de una organización empresarial que generan valor al producto final; incluidas por supuesto, las que tienen que ver con una mayor sostenibilidad del mismo.

Malas prácticas en cadena de valor

De acuerdo con lo encontrado por Unearthed, etiquetas, calzado y otros restos de prendas de una gran variedad de marcas populares se están utilizando como combustible en la fabricación de ladrillos, emitiendo gases venenosos.

Lo anterior sucede en Camboya, un país del sudeste asiático, que ha estado emergiendo como un importante centro de producción de moda, y donde se estima que la elaboración de artículos de vestimenta, en gran parte para la exportación, emplea a 800,000 personas. 

malas prácticas en cadena de valor

Los investigadores narraron que tras haber recibido informes de que prendas y piezas desechadas por las fábricas se estaban utilizando para alimentar los hornos, decidieron visitar cinco de estos últimos en la provincia de Kandal.

¿Error o irresponsabilidad empresarial?

Los hallazgos revelaron las malas prácticas en cadena de valor de marcas, en las que destacan Ralph Lauren, Nike, Reebok, Michael Kors, Clarks, Next y Diesel, puesto que se encontraron productos completos y parciales listos para ser incinerados. Incluso, en el caso de Ralph Lauren había etiquetas y documentación.

La evidencia señala que, si bien los proveedores de moda colocan sus desechos en un camión destinado al vertedero y pagan la certificación de que se ha depositado ahí, este traslado está siendo interceptado por aquellos que buscan comprar residuos para venderlos a los operadores de hornos.

Esta práctica podría estar afectando a los compromisos ambientales de los minoristas y las marcas en su cadena de valor, específicamente en lo que se refiere a la gestión inadecuada de residuos y la conducta de los proveedores.

¿Por qué sí es una falla en la responsabilidad social de las marcas?

Se trata de un caso de omisión. Por ejemplo, en particular, Nike tiene un compromiso de «llegar a ser residuo cero» y por ende, desviar todos los desechos de sus operaciones y cadena de suministro del vertedero en 2025. ¡En tres años! Y además ha asegurado que NO permitirá la “eliminación indebida” de sus residuos en sitios de quema no controlados.

malas prácticas en cadena de valor

Empresas señaladas por malas prácticas en cadena de valor responden…

Unearthed ha destacado cómo los hornos no regulados —que contribuyen a las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI), y presentan otros problemas como la contaminación del aire— son la fuente de trabajo de personas que solían cultivar y que abandonaron la profesión debido a los cambios en los patrones climáticos.

Pero, ¿qué han respondido las marcas ante esto? Hasta el momento solo un portavoz de Clarks, compañía enfocada en el calzado, declaró: «Tomamos muy en serio nuestra responsabilidad con el medio ambiente y con las comunidades en las que vivimos y operamos […]».

Asimismo, indicó que la empresa realiza una investigación exhaustiva sobre el suceso, el cual ha sido un incidente excepcional, y que continuarán trabajando con sus socios y proveedores para garantizar el manejo responsable de sus desechos.

«Los desechos de las fábricas camboyanas se proporcionaron a una empresa de servicios de desechos aprobada por el gobierno. Continuaremos trabajando con nuestros socios para garantizar que los desechos de nuestros productos se eliminen de manera adecuada […]».

Portavoz de Clarks.

Por último, es importante resaltar el riesgo climático, ambiental y sanitario que implica la quema de ropa, ya que esta comúnmente contiene sustancias químicas tóxicas, como lejía con cloro, formaldehído y amoníaco. 

Ante la esta situación, la activista de Greenpeace, Viola Wohlgemuth, ha declarado que «es repugnante ver que los desechos de la moda se convierten en contaminación tóxica en hornos que emplean esclavos modernos», evidenciando la falta que cuidado al personal contratado en estos lugares.

Sin duda, estos datos tambalean las pretensiones ambientales de las compañías implicadas y mantienen en expectativa qué tan reales son sus esfuerzos por mejorar su impacto.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Lo más reciente

DEBES LEER

TE PUEDE INTERESAR