Ambiental Noticias RSE RSI

7 razones por las que necesitamos energía circular

7 razones por las que necesitamos energía circular
Escrito por ExpokNews

Necesitamos energía circular para acelerar nuestro camino hacia un futuro sostenible y nuestros objetivos climáticos.

Líderes de todo el mundo se reúnen ya en la COP26 para acelerar colectivamente la acción hacia el Acuerdo de París y la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático.

De acuerdo con GreenBiz, en 2015, 197 países firmaron el Acuerdo de París para limitar el aumento de la temperatura a 2 grados centígrados, con un trato para aspirar a un límite de 1.5 grados. Además, casi una quinta parte de las 2,000 empresas públicas más grandes del mundo (que representan 14 billones de dólares en ventas) se han comprometido a tener emisiones netas cero.

Entonces… ¿por qué los científicos, activistas y líderes de todos los sectores siguen preocupados por la crisis climática? Bueno, nuestras políticas actuales nos empujan a un aumento de la temperatura global de 3C. Incluso nuestros compromisos sólo nos llevan a 2.4C.

Nuestra dependencia de la energía “sucia” y no renovable contribuye significativamente a nuestra crisis climática, y una transición rápida y justa hacia fuentes de energía renovables es fundamental para reducir las emisiones globales. Sin embargo, esa es solo la mitad de la respuesta.

Una investigación de la Fundación Ellen MacArthur concluye que nuestra transición a las energías renovables “sólo puede abordar el 55% de las emisiones. El 45% restante procede de la producción de los coches, la ropa, los alimentos y otros productos que utilizamos cada día”.

Entonces, ¿por qué preocuparse por la producción así como por el consumo y considerar en cambio una economía circular? He aquí siete razones que hay que tener en cuenta cuando los líderes y los responsables políticos discuten cómo abordar nuestra crisis climática.

7 razones por las que necesitamos energía circular

Estamos consumiendo demasiado

Dependemos de los recursos naturales de nuestro planeta para el sustento, la protección y básicamente todo lo que necesitamos para sobrevivir. Pero hoy en día, estamos tomando demasiado:

  • Estamos utilizando más de lo que la Tierra puede proporcionar: Hoy en día, nos encontramos usando alrededor de 1.6 Tierras; lo que significa que estamos utilizando alrededor de un 60% más de los recursos de la Tierra de lo que esta puede regenerar cada año. Para 2050, con el aumento de la población mundial y el consiguiente incremento del consumo, ese “rebasamiento” podría llegar a 3-4 tierras, lo que es claramente insostenible.
necesitamos energía circular
  • La sobreextracción perjudica a las personas, al planeta y a las economías: Nuestro sistema lineal actual depende de la extracción —incluso de recursos naturales raros— y es responsable del 53% de las emisiones de carbono del mundo y de más del 80% de la pérdida de biodiversidad, según un estudio realizado por ONU Medio Ambiente.

Desperdiciamos demasiado

En nuestra economía lineal de “tomar-hacer-desperdiciar”, nos deshacemos demasiado rápido de los productos y materiales durante la producción y al final de su uso. Nuestra dependencia de los sistemas de “desecho” se hace aún más difícil a medida que más personas entran en la clase media y las empresas producen productos de “consumo rápido”:

  • Nuestros residuos están fuera de control: En la actualidad, el mundo produce más de 2,000 millones de toneladas de residuos sólidos, y se prevé que esa cifra aumente a 3,400 millones de toneladas en 2050. Alrededor de un tercio de esos residuos no se gestiona adecuadamente. Por volumen, los residuos mundiales incluyen un 44% de alimentos y productos orgánicos, un 17% de papel y un 12% de plástico, todos ellos productos valiosos.
  • Los vertederos son aún más mortíferos de lo que pensábamos: ¿Por qué los vertederos son especialmente insidiosos? Además de ocupar tierras que de otro modo serían productivas, esta explicación de Waste Dive es especialmente útil: Cuando la basura se amontona, el entorno sin oxígeno favorece a las bacterias que prosperan en esas condiciones. A medida que los microbios degradan los residuos, liberan dióxido de carbono y metano. Este último es… 84 veces más potente como agente de calentamiento global que el dióxido de carbono en los primeros 20 años de su liberación.”
necesitamos energía circular
  • Desperdiciamos comida cada día, mientras millones pasan hambre. El 22% de las emisiones mundiales y el 30% del consumo de energía provienen del sector alimentario. Al mismo tiempo, casi un tercio de todos los alimentos producidos se desperdicia, y los residuos alimentarios siguen siendo el principal producto que se encuentra en los vertederos.

Estamos tirando el dinero a la basura

La economía circular elimina por completo el concepto de residuo y nos lleva a un sistema más cerrado en el que los materiales y productos se mantienen en uso el mayor tiempo posible. De este modo, la economía circular aborda algunos de nuestros mayores retos sociales y medioambientales, al tiempo que desbloquea 4.5 billones de dólares de valor económico para 2030. Dos ejemplos:

  • Desechando productos textiles: En 2030 tiraremos 148 millones de toneladas de ropa al año. Está en juego un valor de 500,000 millones de dólares si adoptamos soluciones de moda circular, manteniendo materiales valiosos fuera de los vertederos y reduciendo nuestra dependencia de las materias primas vírgenes.
  • El oro de nuestros botes de basura: Hoy en día tiramos más de 50 millones de toneladas de productos electrónicos y eléctricos, por valor de más de 62,000 millones de dólares, cada año, incluyendo minerales de tierras raras, oro y cobre.

Una economía circular genera beneficios económicos, sociales y medioambientales

Al mantener los materiales en juego, los modelos de negocio de la economía circular ofrecen un camino claro hacia la consecución de nuestros objetivos climáticos colectivos, y abordan las emisiones de gases de efecto invernadero vinculadas a la extracción, el procesamiento, la fabricación y el vertido de los productos.

Al hacerlo, estos modelos de negocio crean valor económico, construyen resiliencia local y estimulan la innovación. Y la buena noticia es que las empresas que defienden los modelos empresariales circulares están ganando terreno rápidamente.

necesitamos energía circular

Ya hay una plétora de innovadores que abordan los retos actuales, con empresas como Thrilling, que fomenta los mercados de ropa vintage de segunda mano, Algramo, que implementa sistemas de envasado reutilizable para productos básicos del hogar como el detergente, y HomeBiogas, que convierte los restos de comida en energía limpia. Incluso corporaciones globales como Unilever están involucradas, ya que las marcas de vida sostenible de Unilever superan a otras marcas de su cartera.

Y los principales gobiernos y responsables políticos están estudiando formas de ayudar a cerrar el círculo de nuestros valiosos materiales mediante legislación e incentivos.

Si aprovechamos la oportunidad y el impulso que se observa hoy en día para ampliar una economía verdaderamente circular, podemos acelerar nuestros caminos hacia un futuro sostenible y próspero y alcanzar nuestros objetivos climáticos colectivos.

Acerca del autor

ExpokNews

Dejar un comentario