3er Sector Notas

Mujeres de las Flores Blancas por una maternidad segura

sebastiana_baja

Sebastiana nació en Ujcumiljá, municipio de Ocosingo, Chiapas, lugar que dejó a los diez años para estudiar en un albergue del Instituto Nacional Indigenista, donde terminó la primaria. Después huyó a San Cristóbal de las Casas y se inscribió en la secundaria. Empezó a trabajar como empleada doméstica y a tomar conciencia de las violaciones a los derechos humanos.

En 1993, como madre soltera de dos hijos, llegó al Grupo de Mujeres de San Cristóbal con el fin de pedir ayuda para demandar una pensión alimenticia. Un año después, empezó a trabajar en esta organización como ayudante de investigación sobre salud reproductiva en mujeres indígenas. Simultáneamente, acudía a talleres sobre sexualidad, violencia familiar y derechos reproductivos. Con todo este aprendizaje y traduciendo al tzotzil y tzeltal algunos talleres, llegó a comprender que la vida se podía vivir de otra manera.

En 2007 Sebastiana fundó Mujeres de las Flores Blancas, Sakil Nichim Antsetik, A.C., una organización desde donde lucha contra costumbres y creencias, para que las mujeres que presentan complicaciones durante el embarazo, parto o puerperio pudieran recibir la atención necesaria.

Sembrar con Semillas

Semillas, Sociedad Mexicana Pro Derechos de la Mujer, A.C. es una organización que trabaja con grupos de base y con líderes indígenas en el objetivo común de mejorar las condiciones de vida de las mujeres en México.

Desde hace varios años, Semillas ha colaborado con Mujeres de las Flores Blancas, la organización de Sebastiana, otorgando recursos económicos, capacitación y oportunidades estratégicas.

“Trabajo en uno de los municipios más conservadores del país, por lo que darles a conocer sus derechos a las mujeres, es en parte frustrante, ya que puede ser difícil ejercerlos y reclamarlos. El trabajo que realizamos, entonces, tiene que estar acompañado de un trabajo con los hombres para que suceda un cambio de mentalidad en toda la población”, establece Sebastiana.

“Gracias al apoyo de Semillas hemos podido fortalecer la casa de salud, reconocer los distintos caminos que hay que seguir para lograr un trabajo más efectivo, y promover alianzas con todas y todos aquellos que están por el ejercicio de los derechos sexuales y reproductivos”.

Colaboración

Acerca del autor

ExpokNews

Dejar un comentario