RSE

Monopolios y empresas nacionales: Google maps vs Guía Roji

Uno de los recuerdos más nítidos que tengo de mi infancia y mi niñez, es el enorme mapa de la Ciudad de México y la zona metropolitana que colgaba invariablemente de la oficina de mi papá. Cuando era niño no comprendía muy bien la manera en la que interpretaba él ese extraño mapa dividido por celdas a las que les correspondía una ubicación alfanumérica. Lo que no se me olvida es que con un círculo verde encerraba el lugar en el que se ubicaba nuestra casa. Recuerdo, eso sí, que más de una vez me cargó y me dijo señalando la zona marcada: “mira, aquí vivimos”.

Mi papá tenía un extraordinario sentido de la orientación que afortunadamente le heredé. Cuando salíamos de viaje siempre llevaba consigo un mapa extendible, gracias a él, conocimos muchos lugares de la república mexicana a través de sus innumerables autopistas, carreteras y senderos. Me llevó algún tiempo entender por qué mi padre le llamaba Guía Roji a su cartografía de pared o desplegable.

Cuando salí de cuarto año, gracias al círculo verde y a un aburridísimo verano que no pudimos salir de vacaciones, develé dos misterios: las claves para descifrar los mapas de mi padre, y la procedencia de los términos Guía Roji. A partir de ese momento, mi relación con la empresa que fundó, ahora lo sé, Joaquín Palacios Roji Lara (lo que explica, por supuesto, el origen del nombre) tuvo muchas facetas.

Lo primero que debo destacar es que mi acercamiento, e incluso el de mi padre, hacia la cartografía Roji, parte de los parámetros establecidos por los hijos del fundador (Joaquín y Agustín) que tomaron las riendas de la empresa desde 1962. Lo cierto es que Joaquín, acuerdo a una nota de Soy Entrepreneur firmada por Daniela Clavijo, ya se retiró.

Es obvio que una ciudad mutante como la nuestra, incentivó a los editores de la Guía Roji a mantener su cartografía permanentemente actualizada. No sólo eso, antes del advenimiento de Internet, las ediciones en papel (aunque más tarde también las hubo en formatos digitales como CD o DVD) atravesaron por una multiplicidad de formatos: bolsillo, libreto grande con secciones desplegables, mapas de pared o ediciones conmemorativas, alimentaron a un mercado nacional y turístico de manera puntual, ingeniosa e incluso humorística.

Para muchos de nosotros es muy satisfactorio recordar que una serie de portadas muy asertivas de la Guía Roji, tiene como punto de partida la viñeta de un monitor que conduce del brazo a un individuo de ojos vendados por las calles de las ciudades o carreteras del país. Por cierto, a manera de anécdota, quiero comentar que un buen amigo mío que compró una Guía Roji, descubrió con satisfacción que en la portada de 2008 estaba referenciada nada menos que la calle donde vive: Benvenuto Cellini. Esa edición pasó a formar parte de su colección particular gracias a la casualidad que a veces nos depara agradables sorpresas.

Con Google maps, más otros sistemas de geolocalización satelital, es obvio que la relación de los usuarios de la Guía Roji en sus múltiples formatos impresos y digitales se modificará drásticamente porque está enfrentando la competencia de un monopolio global con recursos multimillonarios. La vista aérea, satelital o híbrida, más las fotografías de calle de buena parte del Distrito Federal y otras ciudades de México, marcan una ventaja visual que además ofrece muchas otras aplicaciones en la red. Y aunque la empresa mexicana con ochenta años en el mercado ya se había enfrentado a la competencia desleal en varios frentes, sobre todo en el terreno de la edición pirata, ante Google maps es muy probable que inicie con una espiral de decrecimiento. Desearía equivocarme, pero lo veo poco factible.

Para muestra cito una reveladora discusión en un foro de la red en la que sobresale un acendrado malinchismo que, aunado al desdén con el que el gobierno trata al empresariado nacional, nos ofrece una visión panorámica del problema.

Título de la nota: “Adiós a la Guía Roji. Google maps con calles de México”

Comentario 16 de fgsds: “¿Adiós a la Guía Roji? ¿y de dónde crees que sacó Google la información, sino del monopolio de la Guía Roji? Ya quisiera ver a de Google haciendo el trazado de calles desde CERO.”

Respuesta de Chocho a fgsds: “¿Para que crees que tiene Google el satélite GeoEye-1?, Guía Roji podrá ser líder en mapas en México, pero Google tiene 100 mil millones de dólares a su disposición y no se tentará el corazón al destronar a la Guía Roji.”

Eso es México, la globalización y los monopolios.

Fuente: Cronica.com.mx
Por: David Gutiérrez Fuentes.
Publicada: 22 de marzo de 2012.

Acerca del autor

ExpokNews

1 comentario

  • Sin duda competir en México con google será muy dificil para Guía Rojí, sin embargo dejénmele decirles que pertenezco a la generación de los que nacieron, crecieron y todavía siguen viviendo con el Guía Roji, al igual que mis padres, mis primos, mis hermanos y muchos de mis conocidos y amigos. La primera vez que utilice el google me parecio una maravilla sobre todo por las tomas satelitales, pero mi gran decepción vino cuando manejando por las calles me di cuenta de que la información impresa (mapa) que llevaba no me sirvio para abarcar ni la cuarta parte del camino que hiba a recorrer, el camino que tenía planeado estaba bloqueado por obras publicas y me desviaron de este, por lo que nuevamente me encontre sin dirección. Afortunadamente llevaba en el auto mi gran Guía Roji impreso con el cual logre solventar la situación.

    Cuando quise comprar mi GPS se me hizo demasiado caro para el beneficio que podría obtener y mi desanimo por comprarlo se incremento al oir a diversos amigos y compañeros decir que estaban hartos del dichoso GPS por diversas razones.

    Con mi familia he visitado diversos lugares de la republica en auto y siempre voy tranquilo y confiado por mi mapa carretero (por cierto, de 70 X 40 cm), me ha dirigido a mi destino sin ningun problema, cuando llego a la localidad de mi interes busco la manera de orientarme apoyandome en los habitantes del lugar, pero sin duda alguna, la Guía Roji me ha aportado informzación verídica sobre el 95% del camino que he conocido.

    Mis hijos de 11 y 9 años de edad, ya estan aprendiendo a usar ambos tipos de mapas (google y guía roji) y les gusta más utilizar ela Guía Roji cuando vamos en el auto, porque dicen que van aprendiedo los señalamientos, los lugares y sobre todo a ubicarse más facilmente donde estamos, hacia donde queremos ir y en donde queda nuestro hogar.

    Habra de gsustos a gustos, pero por lo pronto, el GUIA ROJI para mi sigue siendo mi GPS MANUAL, sin importar al lugar que asista y sin importar si antes de salir de mi punto de partida, consulto o no, el dichoso google mapa satelital.

Dejar un comentario