Inventar un título académico no sería necesario si se acreditaran habilidades y competencias de las organizaciones, ¡entérate!

Son más de 11 millones de personas en México las que necesitan un empleo formal, según la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).

Dicha cifra está compuesta por un millón 786 mil personas que buscaron un empleo pero no lo encontraron (desocupados, 16% del total); por 3 millones 702 mil personas que aunque están ocupados, declaran tener necesidad de laborar más horas o de tiempo completo(subocupados, 33% del total); y por 5 millones 676 mil personas que aunque no buscaron empleo pero se encuentran desesperanzados, están disponibles para laborar apenas surja la primera oportunidad (inactivos disponibles, 51% del total).

Para ser una de las personas que obtiene un empleo mejor en todos los ámbitos, muchos mexicanos han inventado que tienen un título académico que nunca cursó.  Se trata de una situación que no sería necesaria si acreditaran los saberes, habilidades y competencias que posee a través de la evaluación de organizaciones, según Fundación Reinventando a México.

De acuerdo con Javier López Casarín, la importancia de potenciar las competencias de los trabajadores y que desarrollen las habilidades que les permitan tener éxito en el mercado laboral, mejora su entorno familiar, así como la construcción de sociedades igualitarias y tolerantes.

Según Alto Nivel, en un comunicado de prensa, el mismo directivo dijo que el hecho de que más del 50% de los jóvenes de México trabaje en empleos informales y con bajos salarios, limita su acceso a los satisfactores elementales y por lo tanto a su desarrollo pleno.

Y es que según datos del Coneval, de los jóvenes de entre 15 y 29 años que conforman la población activa, el 52.3% recibe un sueldo de más de 1 y hasta 3 salarios mínimos; esto equivale a un ingreso entre 2 mil 220 y 6 mil 661 pesos al mes.

Cabe mencionar que el INEGI también dice que la tasa de informalidad en México es de 57.2%, lo que significa que la mayor parte de los trabajadores del país se encuentra en situación de vulnerabilidad de forma directa o indirecta.

«Si no invertimos en el desarrollo de competencias muchos sectores de la sociedad seguirán al margen del éxito económico, se limitará el avance tecnológico de México y seremos competitivos en un mundo cuya economía exige personas con más conocimientos, habilidades y destrezas certificadas».

López Casarín agregó que: «quienes podemos ver hacia adelante estamos obligados a trabajar para mitigar sus carencias, y qué mejor forma de hacerlo que mediante la captación y la certificación de competencias que les permitan estar mejor preparadas para el trabajo».
Las mentiras más frecuentes para conseguir un empleo, se enfocan en el nivel de escolaridad, manejo de idiomas y programas tecnológicos y temporalidad en trabajos anteriores.

Acerca del autor

Janneth Del Real

Licenciada en Periodismo por la Escuela de Periodismo Carlos Septién. Ha trabajado en el periódico Mas por Más, revista SuperMujer, Pulso Pyme, Linio y en el Periódico AM de Querétaro. Actualmente desarrolla contenidos para Expoknews.

Mujer positiva que siempre busca el para qué de las cosas.