Entendiendo la Responsabilidad Social

#MeToo… ¿será un movimiento o solo un momento?

El movimiento #MeToo ha dejado algo en claro… ellas jamás volverán a callarse. Continua leyendo…

A un año del movimiento #MeToo, las personas que lo siguen de cerca han compartido sus dudas con respecto a si esta iniciativa realmente generó conciencia y rompió barreras o si solo quedó como una tendencia más de las redes sociales.

¿Cómo surge este movimiento?

Nació en los años 70. Fue impulsado por un grupo de académicas feministas americanas, quien le dieron el nombre como fruto del análisis de sus propias experiencias con los hombres en el mundo laboral.

Después en 1996, cuando la activista Tarana Burke escuchó el testimonio de abuso de una niña por parte de un familiar y que no pudo la posibilidad de hacerle frente, decidió darle fuerza nuevamente.

#MeToo... será un movimiento o solo un momento

Aunque, fue hasta el 2017, cuando el movimiento realmente tomó fuerza y comenzó a desempolvar y denunciar todos los casos de abuso y acoso sexual que fueron callados durante tanto tiempo.

Desde este momento, #MeToo se posicionó como un movimiento que se ha hecho viral desde el pasado octubre de 2017 en las redes sociales y que ha ayudado a que las mujeres que han sufrido abusos puedan denunciarlo, compartir su experiencia y prevenir que otras mujeres, jóvenes y niñas experimenten lo mismo.

Compartiendo con un #

El movimiento tomó fuerza a raíz del caso de Harvey Weinstein, un productor acusado por cometer varios delitos relacionados con el abuso y el acoso sexual. Esta denuncia impulsó la creación del hashtag #MeToo en el que miles de mujeres llenaron las redes sociales con relatos y denuncias de los abusos sexuales que han sufrido.

A partir de aquí #MeToo es la etiqueta que representa al movimiento y al que se le han sumado muchas mujeres como Alyssa Milano, quien invitó quien invitó a las mujeres de todo el mundo a denunciar casos de abuso y acoso machista en Twitter.

Sin embargo, Milano, al igual que Tarana Burke, no esperaron obtener una respuesta tan impactante y preocupante que delata que durante años, este mal comportamiento ha estado presente a nivel mundial:

Mujeres en contra del #MeToo

Así como este movimiento ha fomentado la unión entre mujeres e iniciativas poderosas que buscan acabar con el acoso y el abuso sexual, y fomentar el empoderamiento de las mujeres. También existen mujeres que están en contra de este movimiento.

Entre ellas destacan Catherine Millet, Ingrid Caven y Catherine Deneuve, quienes han criticado en el diario Le Monde la “justicia expeditiva” de la campaña #MeToo y el “puritanismo” que convierte a la mujer en “víctima eterna”.

Cada una ha señalado que el movimiento #MeToo ha conducido a una campaña de acusaciones públicas de individuos que, sin haber tenido la posibilidad ni de responder ni de defenderse, se les ha situado al mismo nivel que los delincuentes sexuales.

“Esta justicia expeditiva ya tiene sus víctimas, los hombres castigados en el ejercicio de su profesión, obligados a renunciar, cuando solo han sido culpados de tocar una rodilla, haber intentado dar un beso, hablar de cosas íntimas en una cena profesional, o haber enviado mensajes de connotación sexual a una mujer que no se sentía atraída de manera recíproca”, apuntan.

Catherine Deneuve se ha disculpado públicamente tras el polémico manifiesto: «Evidentemente nada en el texto pretende presentar el acoso como algo bueno. Si así fuese, no lo habría firmado», declaró la veterana actriz.

Aunque, entre que si está bien o no el movimiento #MeToo, este ya ha cumplido un año y con él, se ha introducido un cambio de paradigma que demuestra el impacto de #MeToo hasta la fecha.

Resultados a un año…

A un año de la caída de Weinstein y el surgimiento del movimiento #MeToo, las mujeres en el mundo, continúan procesando y evaluando lo que ha cambiado y han llegado a la conclusión de que sí ha surgido una nueva ola que impulsa el empoderamiento y un alto al acoso y abuso sexual.

Como parte de este cambio, algunas mujeres del medio del entretenimiento señalan que ya hay más proyectos escritos y dirigidos por mujeres o narrativas paralelas al #MeToo.

«Creo que en general ha habido un cambio, pero no creo que un año sea suficiente para ver el efecto real de este movimiento» dijo Juliet Berman, encargada de desarrollo en Treehouse Pictures, productora de la comedia romántica de Netflix «Set It Up».

Por su parte, los financiadores han buscado invertir en más propuestas de proyectos liderados por mujeres. Sin embargo, no todo se lo deben al movimiento #MeToo, sino porque ha quedado demostrado que es un buen negocio con el éxito innegable de películas como «Wonder Woman».

Kristen Stewart señala que ha notado un mayor interés en las historias enfocadas en mujeres en el último año, aunque señala que hay una cierta hipocresía:

«Creo que muchos guiones que probablemente existían por mucho tiempo ahora están siendo encajonados de nuevo. Creo que es algo que estoy totalmente dispuesta a aprovechar, pero tienes que estar consciente de ello para poder reírte un poco y después usarlo a tu favor. Hay gente que hace cinco años habría dicho ‘no, no, no’ y ahora dice ‘es una historia femenina hermosamente empoderada y creo que estarías súper en ella’ y dices ‘genial, dame dinero para hacerla», señaló.

¿Entonces…?

De acuerdo con Michelle Williams, a lo largo de este año, se percató que la situación había cambiado y se había creado un espacio profesional sin sin insinuaciones ni toqueteos inapropiados.

También sintió más valor para cambiar o agregar diálogos que empoderarán más a su personaje y así asegurar que la película de “Venom”, su más reciente participación, se sintiera de la era del #MeToo.

MeToo... ¿será un movimiento o solo un momento?

«Mi personaje tenía este diálogo en la película en el que dice ‘te amo, pero me amo más a mí misma'», dijo Williams. «Yo quería realmente esa dignidad y esa capacidad para ponerte de pie y decir ‘no permitiré nada de ese comportamiento'».

Y a pesar de esto su amiga y colaboradora frecuente, la directora Kelly Reichardt («Certain Women»), todavía enfrenta problemas de financiación, señalando que todavía existe un sesgo para los proyectos liderados por mujeres.

La realidad…

El movimiento #MeToo ha ido más allá de solo ser una tendencia en redes sociales para bien o para mal ha impulsado que las mujeres rompan el silencio y decidan jamás volver a callar

#MeToo ha impulsado que miles de mujeres, en los países con las leyes más radicales en contra de ellas, alcen la voz, luchen por lo que quieren y exijan justicia y equidad.

MeToo... ¿será un movimiento o solo un momento?

Para Jia Tolentino, escritora de The New Yorker, el discurso de las mujeres, y el hecho de que ahora lo estamos escuchando, ha enfurecido a los hombres de una manera que los hace decididos a restablecer la jerarquía de poder.

Y, sin embargo, para ella, esta terrible verdad no impedirá que las mujeres hablen, y mucho menos que #MeToo se convierta en un movimiento de un momento.

“Ha quedado claro que no hay suficiente para perder”, señaló.

Aunque, ¿qué tiene que decir la primera dama de Estados Unidos sobre este movimiento?

Acerca del autor

Kenya Giovanini

Comunicóloga en formación por la UTEL. Melómana, cinéfila y amante de la cultura pop. Ha desarrollado contenido para Revista Kuadro y actualmente trabaja como Asistente Editorial en Expokews, donde se encarga de curar el contenido más relevante sobre responsabilidad social, diseñar la síntesis diaria y crear contenido entretenido acerca de estos temas.

Dejar un comentario


By submitting this form, you are consenting to receive marketing emails from: Expok, Caballocalco No. 42 Int 28, CDMX, 04100, http://www.expok.com.mx. You can revoke your consent to receive emails at any time by using the SafeUnsubscribe® link, found at the bottom of every email. Emails are serviced by Constant Contact