El presidente francés presentó medidas con las que espera minimizar la crisis de «los chalecos amarillos»

El presidente de Francia, Emmanuel Macron presentó medidas con las que espera calmar a Francia de los llamados «chalecos amarillos», tras cinco meses de protestas y dos meses de gran debate nacional.

Por ello Macron, propuso bajar impuestos para las clases medias y mejorar las pensiones así como una simplificación de las reglas de los referendos para intentar que la población se sienta más involucrada en el proceso democrático.

El presidente reconoció que la crisis ha dejado ver un malestar y profundo sentimiento de injusticia social que no debe ignorar.

Lo que no significa, subrayó, que el rumbo de reformas que inició al llegar al Elíseo hace dos años haya sido la ruta equivocada.

Macron dice que cerrará las centrales de carbón en Francia

Por ello, Macron reforzó su intención de continuar las reformas y rechazó algunas de las principales medidas reclamadas por los chalecos, empezando por reintroducir el criticado suspendido impuesto sobre la fortuna (ISF), algo que Macron descartó de nuevo.

“Hay un profundo sentimiento de injusticia fiscal, territorial y social. Y hay que darle una respuesta”, reconoció Macron.

Según el presidente, estas medidas debían hacerse presentado el pasado 15 de abril, pero el incendio de la catedral de Notre Dame en París lo impidió.

Macron ha decidido continuar la senda reformista que inició nada más llegar al Elíseo. Este anuncio se produce después del gran debate nacional que, durante dos meses, entre marzo y abril, permitió a miles de franceses debatir sus prioridades políticas y proponer medidas.

La idea, acotó la víspera la portavoz del Gobierno, Sibeth Ndiaye, es “preparar rápidamente el orden de batalla para definir un calendario” de puesta en marcha de estas medidas. El primer ministro, Édouard Philippe, tiene de hecho previsto celebrar un “seminario” con sus ministros el lunes próximo para empezar a desarrollar el nuevo plan.

«Había pocas dudas sobre que las medidas iban a girar, sobre todo, en torno a una bajada de impuestos. Debemos bajar los impuestos lo más rápido posible”, dijo ya Philippe cuando, a comienzos de mes, presentó los resultados del gran debate nacional que el Gobierno se ha comprometido a transformar en iniciativas y políticas. Lo debatido por miles de franceses fue resumido en un documento de 1.500 folios que indicaban que su principal demanda era esa: pagar menos impuestos.

Por el contrario, Macron podría haber echado marcha atrás en una de las medidas filtradas que más revuelo han provocado: su presunta intención de anunciar la supresión de la Escuela Nacional de Administración (ENA).

Chalecos amarillos

Se trata de un movimiento social de protesta que se formó en Francia en octubre de 2018. Este movimiento se extendió en países como Bélgica, Países Bajos, Alemania, Italia y España.

Se trata de una movilización que tiene su origen en la difusión en las redes sociales de llamadas de los ciudadanos a protestar contra el alza en el precio de los combustibles, la injusticia fiscal y la pérdida del poder adquisitivo.

Wilfried Paris, un abogado «chaleco amarillo»cree que lo que ha hecho Macron con el gran debate nacional, que el presidente lanzó en enero como respuesta a la crisis amarilla, «está bien, pero debería haber hablado directamente con los chalecos amarillos».

«El problema es que nos ha querido convencer, en vez de preguntarnos. Es una lástima», añade Wilfried.

En los tres meses que ha durado el gran debate nacional, Macron ha debatido durante horas con ciudadanos y alcaldes por todo el país. La oposición le acusa de utilizar el dinero del contribuyente para realizar una gran campaña electoral de cara a las elecciones europeas de mayo y para remontar en las encuestas.

Acerca del autor

Janneth Del Real

Licenciada en Periodismo por la Escuela de Periodismo Carlos Septién. Ha trabajado en el periódico Mas por Más, revista SuperMujer, Pulso Pyme, Linio y en el Periódico AM de Querétaro. Actualmente desarrolla contenidos para Expoknews.

Mujer positiva que siempre busca el para qué de las cosas.