Ambiental Entendiendo la Responsabilidad Social

Marketing para fundaciones. Caso: Fundación Océano Azul

Existe una campaña de marketing para fundaciones que te hará reflexionar sobre la forma en la que tiras la basura.

El océano es quizá uno de los lugares más bellos que existen en el planeta Tierra, en él habitan aproximadamente un millón de especies pero así como es un lugar mágico y lleno de energía, también es uno de las más amenazados por nuestros malos hábitos, aunque podríamos encontrar una solución para protegerlo en una campaña que sin duda es un ejemplo de marketing para fundaciones.

¿Amas el sushi?…

¿Con qué frecuencia comes sushi o filetes de pescado?, ¿sabías qué uno de cuatro peces contiene plástico en sus tripas? Esto quiere decir que si eres amante de los mariscos, puede que estés consumiendo unas 11 mil piezas de plástico al año.

Cada año se producen cerca de 300 millones de toneladas de residuo plástico; la mayoría del plástico termina en el mar o en alguna playa y se calcula que para el 2050 haya más envases y productos elaborados de plástico en el mar, que peces. ¡Triste! ¿No lo crees?

A pesar de estas investigaciones que arrojan datos escalofriantes, seguimos sin hacer nada para combatir el cambio climático y la contaminación, y solo esperamos a quedarnos sin hielos y a que en nuestro plato haya más plásticos y químicos que comida orgánica.

Para sensibilizarlos, distintas marcas han creado campañas para combatir el calentamiento global e incluso han roto las reglas para crear contenido creativo que logre impactar.

Existe un movimiento, encabezado por la Fundación Océano Azul, que bien podría representar un buen ejemplo de cómo hacer marketing para fundaciones, a favor de la responsabilidad social y que realmente puede llegar a los diferentes grupos de interés pero sobre todo, a las personas.

Marketing para fundaciones: Fundación Oceano Azul

Quizá no estabas del todo consciente pero la mayoría de la basura que arrojas en la calle, por el retrete y la que has llegado a dejar en las playas, termina en el océano y un gran porcentaje en el estomago de aves, peces y otras especies marinas.

Fundación Oceano tiene como misión que cada empresa y persona adopte la sostenibilidad como una forma de vida, que cambien la manera en que hacen las cosas y sean más sensibles sobre los problemas ambientales a los que nos estamos y nos vamos a enfrentar si no hacemos algo a favor del medio ambiente.

Con esto en mente, la Fundación Oceano Azul, Oceanário de Lisboa y Olá, creó una iniciativa que busca captar la atención sobre uno de los problemas ambientales más graves del planeta y para hacerlo decidieron crear una campaña que le mostrara a las personas donde es que realmente acaba la basura que tiran de manera irresponsable.

La campaña, con varios videos y gráficos, muestra cómo se puede usar usar el marketing para fundaciones a favor de una causa ambiental.

¿Dónde termina tu basura realmente?

Todos los días consumimos grande cantidades de productos que contienen plástico, lo que fomenta que la industria siga creando más y más, sin preocuparse por el medio ambiente.

Para sensibilizarnos al respecto, la Fundación Océano Azul, creó tres videos donde muestra algunos de los artículos que terminan en el océano por nuestros malos hábitos e irreponsabilidad.

1-. ¡No más cotonetes en el océano!

Quizá pienses que tirar tus cotonetes en el escusado sea una gran idea pero no lo es. Esta pieza de limpieza personal, es uno de los artículos más encontrados en el mar.

De acuerdo con Paula Sobral, de la Asociación Portuguesa de Desecho Marinos, las estaciones de tratamiento no tienen la capacidad de retener estos batoncillos, debido a que son demasiado finos, y en parte es una de las razones por las que terminan ahí.

El fotógrafo estadounidense, Justin Hofman, capturó la imagen de un caballito de mar, que de repente fue invadido por aguas residuales, basura y un cotonete que… ¡mejor mira la foto!

Justin Hofman señala que conforme la marea cambiaba, la hierba marina y la basura del mar comenzaron a pasar sobre el arrecife, provocando que el caballito de mar se aferrara a un cotonete.

Mientras todo ocurría, sabía que era una escena importante para documentar. Fue frustrante, asqueroso y triste pero tenía que capturarlo. Ha habido muchas veces en las que estoy afuera en la naturaleza disfrutando de un momento y de repente un pedazo de desecho me regresa a la realidad: el hecho de que estamos dañando mucho este hermoso planeta, añadió.


2-. ¿Vas a tirar tu cigarro en la calle?

Las colillas de cigarrillos son la forma más común de basura que se encuentra en el medio marino, aproximadamente 5 billones son tiradas al medio ambiente en todo el mundo cada año.

Aunque esto no es lo más preocupante, los filtros y los cigarros, una vez que entran en contacto con el agua, liberan sustancias tóxicas como nicotina y alquitrán, así como metales pesados como plomo, arsénico y cianuro.

Cada colilla arrastrada por el mar o el río, es capaz de contaminar hasta dos litros de agua, mientras las que terminan por establecerse en el océano pueden contaminar de 8 a 50 litros de agua según estudios desarrollados por Ocean Conservancy.

Sin embargo, cuando entra en contacto con diversos animales, estos pueden sufrir enfermedades e incluso pueden morir. Una sola colilla de cigarro tiene la capacidad de matar a la mitad de los peces en 96 horas, de acuerdo con una prueba presentada en un artículo publicado en la revista Tobacco Control.


3-. Basura en las playas

De acuerdo con GreenPeace la contaminación del mar comienza en las costas. Ésta es otra de las grandes amenazas a la que se enfrentan las costas y otros terrenos, señalando que se vierten minuto a minuto grandes cantidades de aguas residuales urbanas e industriales sin depurar en el océano.

Tan solo en México se trata solo el 40.2 por ciento de las aguas residuales. Y las autoridades hacen muy poco para incrementar este porcentaje. De hecho, cada segundo se vierten a las cuencas 124 mil litros de aguas sin tratar. Mientras que en las playas se encuentran cerca de 12.7 millones de toneladas de residuos entraron al medio marino.

Quizá la próxima vez que trates de tirar de manera irresponsable la basura, te acuerdes de esta campaña de marketing para fundaciones y prefieras ser una persona más responsable y comprometida con el medio ambiente.

Acerca del autor

Kenya Giovanini

Comunicóloga en formación por la UTEL. Melómana, cinéfila y amante de la cultura pop. Ha desarrollado contenido para Revista Kuadro y actualmente trabaja como Asistente Editorial en Expokews, donde se encarga de curar el contenido más relevante sobre responsabilidad social, diseñar la síntesis diaria y crear contenido entretenido acerca de estos temas.

Dejar un comentario


By submitting this form, you are consenting to receive marketing emails from: Expok, Caballocalco No. 42 Int 28, CDMX, 04100, http://www.expok.com.mx. You can revoke your consent to receive emails at any time by using the SafeUnsubscribe® link, found at the bottom of every email. Emails are serviced by Constant Contact