Sustentus

Manglar de Tajamar, ¿qué pudo haber hecho distinto la empresa?

Escrito por Expok

La Evaluación de Impacto Ambiental crea diálogo entre el promotor del proyecto y la sociedad.

Manglar vía Shutterstock

Manglar vía Shutterstock

La madrugada del 16 de enero los habitantes de la ciudad de Cancún, Quintana Roo, despertaron con una sorpresa, ya que horas antes más de 50 hectáreas del manglar de Tajamar fueron taladas, debido a que en la zona se planea realizar la construcción de un proyecto inmobiliario conocido como Malecón Tajamar. Dicho proyecto ha resultado muy controvertido debido a que en la zona de construcción habitaban especies en peligro de extinción incluidas en la norma oficial mexicana NOM-059 de la Semarnat, entre ellas la rana leopardo, la iguana rayada, el cocodrilo Moreletti y distintas clases de aves.

La inversión en dicho proyecto se ha calculado en 900 millones de dólares y consta de 30 proyectos distintos, entre los que destacan torres residenciales, un centro comercial, un proyecto médico, un templo católico y edificios para oficinas. A pesar de los beneficios, Malecón Tajamar se ha visto afectado debido a la mala imagen que ha generado. ¿Cómo ayuda la sostenibilidad en estos casos?

Un punto que aborda la sostenibilidad en las empresas u organizaciones es la relación y la comunicación que tienen con sus grupos de interés, lo cual no significa únicamente hablar con los inversionistas acerca de los resultados económicos sino de involucrar a los distintos actores de la sociedad en un diálogo continuo que permita solucionar cualquier diferencia que se pueda presentar entre ellos.

Es a través de ese diálogo continuo que las empresas pueden crear confianza con el entorno que los rodea. En palabras del Dr. Chris Laszlo (Embedded Sustainability: The Next Competitive Advantage “crear valor de negocio en el entorno competitivo de hoy en día depende de aquellos intangibles como es la relación que existe entre la empresa y sus grupos de interés. Lo cual a su vez depende de la confianza. Si destruyes esa confianza, destruyes valor.” Un ejemplo de ello fue lo sucedido con BP, la cual después del derrame ocurrido en el Golfo de México perdió más en el valor de mercado que en el costo de la limpieza de dicho derrame.

En casos como el de Malecón Tajamar ya existe una herramienta, obligatoria por ley, que bien aplicada permite crear ese diálogo entre el promotor del proyecto y los actores de la sociedad. Dicha herramienta es la Evaluación de Impacto Ambiental (EIA). Sin embargo, ésta debe ser usada correctamente para que tenga el impacto deseado. En el caso del proyecto antes mencionado, hay alegatos de que el EIA presentó evidencias falsas y que no siguió los pasos sugeridos.

La EIA busca la participación de la sociedad en distintas etapas de un proyecto. La primera participación se realiza en las fases iniciales, concretamente en la identificación de impactos potenciales, con lo cual se definen las condiciones bajo las cuales se realizará el proyecto. Posteriormente, dicha evaluación considera un diálogo entre el promotor y la sociedad, en el cual el promotor comunica los resultados y recomendaciones y a su vez recibe una retroalimentación de la comunidad, a fin de tomar una decisión sobre la propuesta. Sin embargo, la participación no termina ahí ya que una vez realizada la acción, la EIA contempla que la población participe en un monitoreo constante de la acción a fin de modificar o mitigar los impactos que dicha acción pudiera estar ocasionando.

Hoy en día tener una mala reputación puede resultar crítica para una empresa y su desempeño económico como fue el caso de BP o puede afectar/retrasar inversiones millonarias como el caso de Malecón Tajamar. Implementar estrategias de sostenibilidad, además de los beneficios tangibles que brinda a la empresa, mejora su reputación e imagen lo que a su vez se traduce en una mayor fortaleza para hacer frente a cualquier riesgo que pudiera aparecer en el horizonte. Las herramientas ya existen, solo es cuestión de usarlas correctamente.


SustentusSUSTENTUS

SUSTENTUS concentra sus esfuerzos en el área de sostenibilidad, por medio de estudios orientados hacia la gran empresa y el emprendimiento social, propiciando la vinculación entre la academia, la iniciativa privada, y las organizaciones de la sociedad civil para el desarrollo de proyectos conjuntos.

El centro pertenece a EGADE Business School sede Monterrey, y es dirigido actualmente por su fundador el Dr. Gerardo Lozano Fernández, quien ha estudiado la sostenibilidad empresarial desde el año 1999.En esta columna encontrará casos sobre empresas y OSC que han generado un desarrollo sostenible en diversos países de Latinoamérica. Además encontrará diversos análisis y opinión sobre las tendencias y prospectiva de la sostenibilidad empresarial a nivel internacional.

Acerca del autor

Expok

Expok es una consultora y medio en responsabilidad corporativa. En este portal, creamos y curamos contenidos para el nicho interesado en la RSE y la sustentabilidad.

Dejar un comentario