Notas

Los toros

Deportes

Así se llaman los campeones del básquetbol en México.

Un deporte ahora tan de moda en nuestro país después de la proeza de la selección mexicana en el premundial de Puerto Rico al calificar en primer lugar venciendo a los grandes del Caribe, y de las noticias conmovedoras de los niños triquis de Oaxaca jugando descalzos y arrasando en todos sus juegos ante equipos sudamericanos en el cuarto Festival Internacional de Minibásquetbol celebrado en Argentina.

Además, los Toros son de Nuevo Laredo y representan lo que somos los neolaredenses de manera muy exitosa. Somos una ciudad fronteriza que encarna el tesón y el trabajo duro en México por eso su importancia vital para la economía del país (facilitamos el 18% del PIB); pero a la vez somos una comunidad en donde las contradictorias y desarticuladas políticas públicas impulsadas por los gobiernos de los diversos ámbitos en materia de prevención, excluyendo a la comunidad en su diseño y ejecución, nos llevó a coexistir con altos niveles de violencia y delincuencia.

Hoy, muchos de los que aquí vivimos (empresarios, académicos, miembros de organizaciones civiles y ciudadanos en general) estamos dispuestos y empujando la participación en acciones coordinadas para que la prevención de la violencia sea una realidad y evitar que ese infierno que pasamos nos vuelva a alcanzar. Buscamos a través de esa vía lograr afrontar nuestros problemas con una mayor madurez, la necesaria para salir adelante de ellos: la entereza.

Por eso fundamos una organización en donde quienes ahí participamos aportamos nuestro tiempo, esfuerzo, experiencia y recursos para lograrlo. Creemos que la educación, el deporte, la cultura, el interés por el medio ambiente, la ética, la inclusión y la confianza, son ingredientes básicos para lograr fortalecer el capital social, ese que permite que la gente haga algo por los demás y que cuando crece las condiciones de vida de una comunidad mejoran.

Por fortuna cada día más empresas y ciudadanos se convencen que “hay que hacer algo” pero de manera organizada y sistemática. Esa es la vía.

Por eso, cuando hace unos días se anuncia públicamente el retiro de la ciudad del equipo campeón de básquetbol por falta de recursos para sostenerlo, nos quedamos atónitos.

Un equipo profesional genera muchos atractivos para una ciudad. Atrae el turismo, la hace más competitiva, desarrolla una marca e incluso una tradición. Lo más importante sin embargo es que se generan ejemplos vivientes de personas que logran el éxito a través del deporte, algo que quisiéramos que nuestros jóvenes y niños vean a diario.

En contra son sus elevados costos de mantenimiento y la poca visibilidad que tiene este deporte comparado con el futbol o el beisbol, que tanto gusta en nuestra región y que al final se convierte en una falta de patrocinios privados que muchas veces dejan en manos de muy pocos empresarios y de los gobiernos, la carga para su administración.

Hoy estamos ante una inminente partida. Pasó lo mismo hace tres años cuando se fue nuestro equipo insignia del beisbol, los Tecolotes, poseedores de varios campeonatos nacionales y sobre todo, del corazón de los que aquí vivimos.

La diferencia es que ahora muchos y muchas tenemos claro que es el momento de actuar en beneficio colectivo. Hoy y no después.

Permitir que se vaya un equipo que con tanto entusiasmo, gallardía e incluso heroísmo ha logrado conseguir dos campeonatos y un subcampeonato en cuatro temporadas en las que ha jugado en el principal escenario de basquetbol en México, es tanto como dar varios pasos para atrás en el fortalecimiento de nuestra comunidad.

Hoy la diferencia se sustenta en nuestra necesidad del cambio en la manera de resolver las cosas: con diálogo, con acuerdos y con alianzas intersectoriales. Por eso incluso impulsamos entre todos un gobierno del cambio, con muchos retos y desafíos, porque todos y todas nos identificamos con esos paradigmas.

Con eso en mente, transformemos genuinamente este problema en una verdadera oportunidad de demostrarnos que en efecto, ante las adversidades resurgirá nuestra capacidad por asumir los problemas con inteligencia.

La oportunidad es lograr que nuestro equipo campeón se afiance en la comunidad, como una herramienta eficaz para impulsar la prevención y la competitividad. Si más de nosotros nos convertimos en sus patrocinadores, lograremos que gradualmente se destinen menos fondos públicos para su administración y que sea sustentable en el corto plazo.

Hoy el reto se llama Toros, nuestro objetivo final: Nuevo Laredo.


leopoldo lara puente

José Leopoldo Lara Puente

Candidato a Doctor por la Universidad Complutense de Madrid, España, Leopoldo Lara Puente es un Notario Público tamaulipeco que se ha distinguido por ser promotor del capital social y del ejercicio de los ciudadanos en las acciones públicas. Fundador de diversas organizaciones de la sociedad civil y empresariales, actualmente es editorialista de un periódico de su localidad, desde donde nos comparte sus propuestas y experiencia ciudadana.

Acerca del autor

ExpokNews

Dejar un comentario