Ambiental RSE

Lo que no sabías del champán

Conoce las prácticas verdes que protegen a una de las bebidas más populares del mundo

¿Qué tanto sabes del champán? Tal vez que tiene denominación de origen y que solo puede ser producido en Champagne, Francia; que se crea con distintos tipos de uvas o que es tan espumoso que es difícil de servir. Es probable que incluso hayas tomado algunas copas el pasado 31 de diciembre, pero lo que pocos sabemos es la importancia de la sostenibilidad para los viñedos que la comercializan.

En un artículo reciente, The Guardian relata cómo el cambio climático está transformando la manera en la que se produce la bebida, adoptando prácticas más amigables con el ambiente. Esto es importante porque la industria, valuada en 4.8 billones de dólares anuales, vende 307 millones de botellas al año y produce 200 mil toneladas métricas de dióxido de carbono en ese mismo lapso de tiempo.

Champagne todavía no ha sentido los efectos del calentamiento global, a diferencia de otras áreas famosas por sus vinos, como California, lo cual no significa que los productores estén tranquilos. Hasta ahora, las temperaturas más cálidas han permitido que las uvas tengan una menor acidez y mayor nivel de alcohol, pero es sabido que a largo plazo tener prácticas amigables con el ambiente ayudará a hacer frente a fenómenos como tormentas o sequía extrema.

La industria ya es regulada con leyes que tienen en cuenta el medio ambiente. Por ejemplo, todos los productores deben reciclar el 100% del material descartado después de triturar las uvas y se calcula que el 90% de los plásticos y el vidrio usados en el proceso son reciclados. Algunos vinicultores, sin embargo, están haciendo aún más, con prácticas como el aumento de biodiversidad mediante la plantación de hierbas y setos que permitan que los insectos aniden y se alimenten de pestes. Al implementarlas, toda la región mostró un 50% de declive en el uso de pesticidas.

Los productores también construyen edificios más eficientes, manejan mejor su suministro de agua, previenen la erosión del suelo y reducen las emisiones de transporte, logrando así reducir las emisiones de carbono en un 15% por cada botella desde 2003, a pesar de que la producción ha aumentado.

Con todo esto, se espera no solo prevenir los efectos negativos del cambio climático, sino también aumentar los precios, ya que los consumidores están preparados para pagar más por un producto responsable. Así que ya sabes, la próxima vez que tengas una oportunidad de celebrar, podrás hacerlo con champán, sabiendo que es una bebida cada vez más sostenible.

Acerca del autor

María José Evia H

Comunicadora especializada en medios digitales, literatura y equidad de género. Coordina, escribe y edita contenidos de ExpokNews y la Síntesis diaria, además de colaborar en medios como Letroactivos, Letras Libres, Lee + y Equilibrio. Aquí sus redes sociales.

Dejar un comentario


By submitting this form, you are consenting to receive marketing emails from: Expok, Encantada Nº 46, CDMX, 04100, http://www.expok.com.mx. You can revoke your consent to receive emails at any time by using the SafeUnsubscribe® link, found at the bottom of every email. Emails are serviced by Constant Contact