Lo que nadie te había dicho sobre los autos eléctricos – ExpokNews

¿Son los autos eléctricos una verdadera solución ante la crisis ambiental?

Autos vía shutterstock

Autos vía shutterstock

Por: Kenya Giovanini

El polémico programa “Hoy No Circula” sin duda ha abierto el debate sobre los autos eléctricos y su potencial para solucionar la crisis de movilidad en la que se sumerge la ciudad ante la prohibición de utilizar el automóvil un par de veces por semana y la insuficiencia del transporte público. Al mismo tiempo, ha puesto sobre la mesa una gran interrogante: ¿pueden estos vehículos sustituir a los automóviles tradicionales y resolver nuestro problema ambiental?

Los carros eléctricos como lo dice su nombre dependen de la electricidad para funcionar. Su principal fuente de energía son las baterías, mismas que determinan la potencia, autonomía y diseño del vehículo debido a su gran tamaño y peso; el desempeño de estos componentes se ve afectado principalmente por bajas temperaturas.

De acuerdo con información de BBCMundo, el principal problema que presentan estos coches es el tamaño de las baterías. El Tesla Model S, por ejemplo, tiene un kit de baterías de aproximadamente 2 metros de longitud por 1,2 metros de ancho, que se instala de manera horizontal en el suelo.

¿Cómo se recargan?

Aunque puede conectarse en cualquier lugar, una toma doméstica no cuenta con la capacidad de suministrar energía a una velocidad óptima. El proceso puede llevar desde minutos hasta horas ya que depende del voltaje y amperaje. Una opción es que se puede cargar durante la noche cuando las tarifas y demanda energética disminuyen. Las baterías mantienen una temperatura controlada, si están casi vacías se recargan con mayor rapidez en cambio sí esta se encuentra con batería suficiente será más difícil.

¿Qué sucede con las baterías cuando ya no sirven?

Compañías como General Motors, Toyota o Nissan han creado iniciativas que buscan dar una segunda vida a las baterías de los eléctricos convirtiéndolas en almacenamiento energético de respaldo para instalaciones de energía renovable haciendo uso de packs de 5 baterías usadas, paneles solares y turbinas eólicas para reducir el impacto ambiental y alimentar los centros de datos del fabricante.

Cada vez son más las empresas que apuestan por estos automóviles como una alternativa pero las zonas de recargas son insuficientes y más las de uso público por lo que no puedes depender de estos puntos y una solución será adaptar tu hogar con las herramientas necesarias para poder suministrar la carga.

¿Qué sucedería en caso de una sobrecarga local?

Una de las recomendaciones para poder utilizar durante el día y no sufrir de falta de energía, es cargar el  carro en la noche pero esto no es tan sencillo ya que si la colonia no cuenta con la infraestructura suficiente para cubrir la demanda de recargas, existe la posibilidad de una sobrecarga.

En la noche todos llegan a sus hogares y prenden las luces, la televisión y diversos aparatos que dependen de la electricidad para funcionar, esto genera que se sature y si a esto le sumamos los carros que
necesitan cargarse, puede provocar apagones o cortes de luz.

El Gobierno y las industrias deben de tener muy presente que antes de seguir produciendo más automóviles primero deben adaptar a las grandes ciudades para poder abastecer toda la demanda de uso doméstico y automovilístico.

“Se ponen pocas infraestructuras porque no se venden eléctricos, y no se venden eléctricos porque no hay donde recargarlos. Hay firmas que explican que lo suyo es crecer a la par, pero hay un problema de financiación”.
Josep Camós, coordinador de Motorpasión

Entre sus principales beneficios podemos resaltar la diversidad de fuentes energéticas y las pocas emisiones que producen. En contra tienen poca autonomía además de que su infraestructura es más delicada. Con información de Freno Motor, estas son otras ventajas y desventajas que podemos encontrar en un auto eléctrico.

Ventajas

1-. Costo: Un auto eléctrico que consume 227 kilowatts-hora (KWh) por mes tiene un gasto mensual de 693.32 pesos en recargas. El financiero compara que frente a los mil 764 pesos de gasto promedio en combustible de un auto de cuatro cilindros o de los 2 mil 700 de uno de seis, si se toma en cuenta el precio de la gasolina Magna de enero de 13.57 pesos por litro.

2-.Contaminación: al no consumir combustibles fósiles no emiten a la atmósfera CO2 aunque también deberíamos tener en cuenta la contaminación emitida a la atmósfera para obtener la electricidad con la que cargamos este tipo de vehículos. También se elimina la contaminación acústica, algo que no se tiene mucho en cuenta pero que es un problema mayor en las grandes ciudades.

Desventajas

1-.Recarga: uno de los principales problemas es la falta de puntos de recarga en donde cargar las baterías de los coches, siendo cada vez más las ciudades que empiezan a poner puntos de recarga, pero que siguen siendo insuficientes.

2-. Cargador: además de la compra del vehículo tenemos que adaptarnos a él y adquirir una infraestructura para su recarga. El disponer de un cargador rápido es una necesidad, y actualmente una instalación de este tipo tiene un coste considerable, en torno a los 2.000 euros.

3-. Precio de recarga: hay que tener en cuenta que deberemos de adaptar nuestra tarifa eléctrica, ya que, sino aprovechamos las tarifas de tipo discriminación horaria, para aprovechar las zonas valle, el precio de la recarga nos costará bastante más pero sin llegar al precio de la gasolina.

4-. Batería: las baterías, no ofrecen aún una autonomía que pueda equipararse con la que ofrecen los vehículos de combustión, ya que suelen ofrecer autonomías del orden de los 150 km o los 200 km. Hay modelos, como el Tesla Model S que ofrecen ya 500 km de autonomía máxima, aunque son cifras con cierto truco.

5- Rendimiento: los motores eléctricos en cuanto a velocidades máximas no es tampoco equiparable a los vehículos propulsados por motores de combustión, y su conducción no se parece en nada, desde su maniobrabilidad, hasta la aceleración que es casi instantánea y continúa pasando por la forma de frenado. Este es un aspecto que no es negativo, pero que sí que puede echar para atrás a posibles compradores ya que tiene un cierto periodo de adaptación.

Uno de los grandes mitos que sin duda es una barrera para que el consumidor decida adquirir uno, es la autonomía que este modelo le puede proporcionar. Este puede variar según el “estilo” de conducción, el uso de aire acondicionado, entre otras cosas.

El portal Gizmodo señala que la autonomía de un coche oscila entre los 120 y los 150 kilómetros, de cierto modo es limitada para alguien que requiere más de 120 kilómetros al día.

“Es una obsesión infantil, el pánico de la autonomía se te quita conduciendo un coche eléctrico. Hay mucha mitología en cuanto a la necesidad de autonomía, ¿cuántas veces necesito realmente un coche que ofrezca más de 100 kilómetros?”.

Jorge Morales, ingeniero industrial y experto en el sector eléctrico.

Ahora, el impacto ambiental que puede costar el migrar de un auto convencional a uno eléctrico es algo que debemos tener en cuenta ya que si bien esta nueva alternativa es menos contaminante, la producción que conlleva el crearlos puede desbalancear este beneficio.

El desuso de los carros que dependen de gasolina tendrá un impacto negativo aún más fuerte en el ambiente ya que quedarán abandonados y apilados en basureros, calles, etc. Si hubiera una forma en que la industria pudiera reutilizar las carcasas o las piezas y adaptarlas para volverlas parte de estos carros eléctricos o encontrarles un mejor uso podría reducir la contaminación un porcentaje bastante considerable.

También es esencial tomar en cuenta el transporte público que si bien es más complicado adaptarlos a eléctricos podrían usarse otras alternativas como paneles solares sobre el techo, suena complicado pero no imposible.

El mercado de los autos eléctricos aún es muy pequeño y hay un largo camino por recorrer en esta transición social, ambiental y de infraestructura. La verdadera pregunta es, ¿está preparado México para migrar a autos eléctricos?

Acerca del autor

ExpokNews

1 comentario

  • Seria bueno que gente que tiene un auto eléctrico comente. Yo compre uno (Nissan Leaf) como SEGUNDO auto (mi otro auto es un Prius-Híbrido). Luego de un mes, estoy fascinado. Usamos el Electrico para TODO lo habitual (colegio de los chicos, actividades extra escolares, supermercado, y otras tareas locales). Logra una carga completa en 5 horas, y rinde 80-90 km. Su aceleración es MAS rápida que un auto común, y la performance del auto, aunque no es un Porsche, es absolutamente aceptable. Es cómodo, es lindo, y es MUY eficiente, y lo mejor, desde que lo compramos, hemos ido UNA SOLA VEZ a la estación de servicio para cargar combustible en el Prius, comparado con 2 veces por semanas el mes pasado. Nos incremento solamente 25 dólares el costo de uso de energía eléctrica en la casa. NO REQUIERE aceite, ni service normal, solamente una vez al año control de batería y los controles regulares de frenos y cubiertas. Por su puesto, para viajes largos, es complicado, pues no hay tantos lugares de carga aun, pero para eso usamos el PRIUS. Lo mejor de todos EMISION CERO! … creo que el mundo debe virar al auto eléctrico … es GENIAL!