¿Es el juego una actividad que debiera prohibirse?, ¿reducirse?, ¿regularse? La pregunta se puso máss que caliente en Europa después de que Italia vetara los patrocinios de las empresas dedicadas al juego, una industria cuyos números han ido en aumento en los últimos años.

Irónicamente hay un dato para la reflexión: parece ser que aquellas naciones en donde el juego es más común son aquellas en donde las restricciones son más estrictas o incluso llegan al nivel de prohibición. En contraparte, los países en donde el juego online y la publicidad son regulados tienen índices reducidos de prevalencia, como Francia (0,5%), Gran Bretaña (0,7%), o España (0,3%).

¿Por qué entonces hay quienes buscan regulaciones e impuestos más agresivos?

Veamos el caso de España…

De acuerdo a datos de la Universidad Carlos III de Madrid, hay unas 100.000 personas en riesgo de sufrir ludopatía en el país, sin embargo, habría que señalar que el juego, como muchas otras actividades puede disfrutarse con responsabilidad, y no necesariamente aquellos que lo practican sufren de adicción.

Ahora bien, ¿el juego tiene beneficios?

Aquí no podemos dejar de señalar que las actividades lúdicas también generan inversiones. ¿Cuánto dinero? En España, por ejemplo, la inversión es de alrededor de 140 millones en patrocinios y 5.500 millones de euros en apuestas.

En este marco, es posible observar que la actividad lúdica, regulada y manejada con responsabilidad social, también puede acarrear beneficios. El objetivo de casinos online como Casino Billions no es obtener inescrupulosamente ganancias, sino crear experiencias memorables, personalizar las recompensas y deleitar a cada usuario a la vez. Los informes de responsabilidad corporativa de muchos casinos en la actualidad describen impactos positivos en las economías locales, las personas, la sociedad y el medio ambiente.

Tal vez sea por esto que los legisladores españoles aprobaron un proyecto que reduce los impuestos actuales para la industria, específicamente para las operaciones de casino y apuestas deportivas por internet.

El objetivo parece ser el llegar a nuevos acuerdos con operadores de juegos internacionales en el sector online.

¿De cuánto fue esta reducción? Los casinos online, el póker y el bingo tendrán una reducción de impuestos del cinco por ciento. Una disposición que muestra claramente que la nación española desea consolidarse como uno de los mercados más atractivos para la industria del juego en línea.

De modo que, la mesa está puesta y las cartas sobre ella… ¿estamos todos listos para divertirnos con responsabilidad?

Acerca del autor

Janneth Del Real

Licenciada en Periodismo por la Escuela de Periodismo Carlos Septién. Ha trabajado en el periódico Mas por Más, revista SuperMujer, Pulso Pyme, Linio y en el Periódico AM de Querétaro. Actualmente desarrolla contenidos para Expoknews.

Mujer positiva que siempre busca el para qué de las cosas.