Print

De acuerdo con un informe publicado hoy por la Campaña de la Cumbre de Microcrédito, los actores en el ecosistema financiero pueden jugar un papel importante en la promoción de los marcos, sistemas, alianzas y estrategias que ofrecen los tipos de productos y servicios que ayudan a construir construir resistencia y resiliencia, lo que permite que los pobres puedan moverse y mantenerse fuera de la pobreza. Resiliencia: El Informe del Estado de la Campaña de la Cumbre de Microcrédito, 2014 muestra cómo las instituciones microfinancieras (IMF), empresas comerciales y sociales, operadores de redes móviles, reguladores y creadores de políticas y programas de bienestar social del gobierno encajan en el contexto de la llamada más grande del USAID, el Banco Mundial y las Naciones Unidas para poner un fin a la pobreza extrema para el año 2030.

Como Amando Tetangco, gobernador del Banco Central de las Filipinas, explicó: «A través de la creación de un sistema que beneficie a todos, es posible empoderar a las personas a salir de la pobreza. Por otra parte, al hacer que el sistema financiero sea más inclusivo, es posible hacer que sea más estable».

La creación de un sistema más inclusivo requiere una adecuada focalización en los más pobres y proporcionarles los servicios apropiados. Según el informe, en 2012 el número total de clientes alcanzados por las IFM se elevó a 203,5 millones, recuperando su trayectoria de caída del año anterior, mientras que el sub-conjunto de las familias que viven en la extrema pobreza, que se define como menos de 1,25 dólares al día, continuó disminuyendo por segundo año 124 millones a 115,6 millones.

Un análisis más profundo de las cifras sugiere que parte de la disminución puede ser explicada por el aumento del uso de las IFM en los últimos años de las herramientas de medición de la pobreza en que se descubrió que estaban sobreestimando su alcance de los pobres. Además, cuando los datos de estas herramientas son utilizados por las IMF como CARD Bank en las Filipinas para adaptar sus productos y servicios para satisfacer mejor las necesidades de los que viven en la pobreza extrema, pronto se dan cuenta que el número de clientes más pobres que alcanzan sube, como ejemplificado por los datos de las Filipinas que se presenta en el informe.

Larry Reed, director de la Campaña de la Cumbre de Microcrédito, dijo en un comunicado: «Cada vez más organizaciones necesitan adoptar las herramientas de medición de la pobreza, para que puedan identificar los desafíos que enfrentan las personas que viven en la pobreza extrema y los tipos de productos y servicios que consideran más útiles para desarrollar su resistencia y resiliencia. Nosotros, en la Campaña también hacemos un llamado para que los proveedores de servicios financieros se comprometan a acciones específicas que pueden tomar para construir y ampliar las vías de salida de la pobreza».

Una parte importante del informe está dedicado a las innovaciones que están haciendo la inclusión financiera una opción más viable para las IMF, ayudando a traer a la comunidad financiera más cerca de alcanzar el segundo objetivo de la Campaña de ayudar a 100 millones de familias a salir de la pobreza extrema. El informe muestra cómo la tecnología ha ayudado a los proveedores de servicios financieros a reducir los costos de las transacciones, allegar a un mayor número de personas, y proporcionan importantes productos como el seguro a través de los teléfonos móviles.

Los programas de transferencias monetarias condicionadas (TMC) facilitan que las familias puedan salir de la pobreza a través de transferencias de pequeñas cantidades de dinero en efectivo que pueden ir hacia la educación de sus hijos, su pequeña empresa, o sus necesidades de atención médica; y organizaciones como la Fundación Capital (Colombia) están trabajando a ayudar a las familias a construir activos a través de los programas de TMC. El modelo de graduación, desarrollado por BRAC (Bangladesh) y repetido en todo el mundo, les permite a las personas que viven en la pobreza a mejorar su bienestar general al largo plazo y les da la oportunidad de establecer un nivel de vida más estable.

En asociación con el Ministerio de Economía (México) y su Programa Nacional de Financiamiento al Microempresario (PRONAFIM), la Campaña será sede de la 17a Microcredit Summit del 3 al 5 de septiembre en Mérida, México, donde muchas de las intervenciones presentadas en el informe serán discutidas para actuar en consecuencia.

Comunicado de Prensa

Acerca del autor

ExpokNews