Voz ChinampaMx

Lactancia materna ¿un camino sostenible?

lactancia materna
Escrito por ExpokNews

En México solo 1 de cada 10 madres asalariadas amamanta

Según el informe Brundtland en 1087, el desarrollo sostenible es la búsqueda de un avance social y económico que asegura a los seres humanos una vida sana y productiva, sin comprometer la capacidad de las generaciones futuras de satisfacer sus propias necesidades. También sabemos que la sostenibilidad busca un desarrollo social que contribuya a mejorar la calidad de vida, salud, educación y cultura de todas las personas

Entonces ¿Por qué no reconocer a la lactancia materna como un camino sostenible?

Amamantar es un acto empoderador porque brinda a la madre la oportunidad de tomar una decisión sobre su cuerpo, pero aun así en México, según UNICEF, sólo 1 de cada 3 bebés recibe leche materna como alimento exclusivo hasta los 6 meses, por lo que es relevante evidenciar que ganaremos más, si le damos el valor a la lactancia materna dentro del camino a la sostenibilidad: 

Amamantar contribuye positivamente a los Objetivos de Desarrollo Sostenible: Salud y bienestar, educación de calidad, igualdad de género, trabajo decente y crecimiento económico, reducción de las desigualdades.

Por ejemplo, la lactancia aporta a garantizar una vida sana y promover el bienestar para todos en todas las edades pues las madres que amamantan tienen menor riesgo de hemorragia posparto y se reduce el riesgo de depresión posparto, a largo plazo disminuye la probabilidad de desarrollar cáncer de ovario, de mama, diabetes tipo II, hipertensión, ataques cardiacos, anemia y osteoporosis

Además, la leche materna es el mejor alimento para niños y niñas durante los primeros seis meses de vida, les brinda todos los nutrientes necesarios para su óptimo desarrollo, de acuerdo con la OMS, la leche materna es la primer vacuna que deben recibir durante su primer hora de vida. permite al bebé hidratarse, le previene infecciones gastrointestinales y respiratorias, obesidad diabetes, leucemia, alergias, cáncer infantil, hipertensión y colesterol alto. Recientemente quedó demostrado que contribuye a prevenir también la infección por COVID-19.

Las niñas y niños que son alimentados con leche materna presentan menos riesgo de fallecer durante el primer año de vida.

Un ejemplo en México es el costo estimado asociado a la salud infantil por una mala práctica de lactancia materna pues oscila entre $747 millones a $2,417 millones de dólares anuales

Por otro lado, también puede aportar a garantizar una educación de calidad pues Recibir leche materna es un derecho infantil y el binomio de la madre-bebé amamantado constituye una cultura de paz, además que de acuerdo con estudios de UNICEF en 2016, también se asocia con el desarrollo cognitivo a largo plazo y el coeficiente intelectual, relacionado al nivel educativo e ingresos que una persona percibe.

Por último, la lactancia también puede ayudar a lograr la igualdad entre los géneros y empoderar a todas las mujeres y las niñas, ya que por un lado las empresas, escuelas y dependencias gubernamentales tienen la enorme oportunidad de contribuir con iniciativas o políticas que favorezcan el ejercicio de los derechos laborales de las mujeres en periodo de lactancia.

En México la Ley Federal de Trabajo en su artículo 170, Fracción IV, establece que: En el período de lactancia hasta por el término máximo de seis meses, tendrán dos reposos extraordinarios por día, de media hora cada uno, para alimentar a sus hijos, en lugar adecuado e higiénico que designe la empresa, o bien, cuando esto no sea posible, previo acuerdo con el patrón se reducirá en una hora su jornada de trabajo durante el período señalado;

Nuevo León tiene la Ley para la Protección, Apoyo y promoción de la Lactancia Materna, que en su artículo 8 establece que: La lactancia materna es un derecho fundamental, universal, imprescriptible e inalienable de las niñas, niños y mujeres. Constituye un proceso en el cual, el Estado y los sectores público, privado y de la sociedad civil tienen la obligación de proveer su protección, apoyo y promoción, a efecto de garantizar la alimentación adecuada, el crecimiento y el desarrollo integral de los lactantes y su salud y la de sus propias madres.

Por todo lo anterior las madres que trabajan no deberían ser discriminadas por amamantar, tampoco ser despedidas por solicitar el goce de sus derechos o confundir estos con vacaciones

Los legisladores pueden sumarse en la promoción de iniciativas de ley garantes de sus derechos

Hablar de leche materna implica hablar de sumar a todas las personas y todas las organizaciones públicas y privadas y así como la responsabilidad social es tarea de todos, el promover y proteger la lactancia materna, también lo es.

La familia del bebé amamantado se convierte en la red de apoyo, la estancia infantil que gustosa recibe la leche extraída de su madre, se compromete en darle el oro líquido al niño a su cargo, las empresas instalan lactarios en sus centros, los legisladores aprueban leyes, la sociedad en general evita que mujeres que amamantan sean discriminadas en centros públicos o privados. Y tú ¿cómo puedes contribuir? 

Alicia Nuñez, es trimadre, promotora de los derechos infantiles, defensora de mujeres, soñadora y catalizadora de ideas, amante de la enseñanza y el aprendizaje. Con 14 años de experiencia es Educadora Social, especializada en Educación Inicial, Diplomada en Orientación Familiar, Máster en Educación, Certificada en Disciplina Positiva, Facilitadora de la Resiliencia Infantil avalada por la OMS y directora de la Fundación de Acero. 

Acerca del autor

ExpokNews

Dejar un comentario