3er Sector

La tienda que soluciona “problemas del 1er mundo” por una buena causa

Compra pastillas para solucionar tus problemas de primer mundo y ayuda a una buena causa

Imagen via Firstworldproblempills.aidsfonds.nl

Imagen via Firstworldproblempills.aidsfonds.nl

¿Te gustaría tener una solución para problemas como no saber qué ponerte en las mañanas o llegar siempre a tiempo?, ¿qué tal si con una pastilla lograras siempre conexión inalámbrica perfecta o detener la calvicie? La mala noticia es que no hay todavía una solución médica a estos problemas, la buena es que pertenecen a los llamados “problemas de primer mundo.”

Se le llama así a la clase de obstáculos o situaciones molestas que se dan cada día y que pueden provocar mal humor, pero que cuando se ponen en perspectiva no son en absoluto graves. Jugando con este concepto, la ONG Dutch AIDS Foundation creó una tienda en línea que permite comprar “soluciones” a estos temas a cambio de apoyar a una causa en verdad importante.

Parte del trabajo de esta organización es llevar medicamentos contra el sida a personas que no tienen fácil acceso a estos. Todas las ganancias obtenidas de las pastillas contra problemas del primer mundo (que en realidad son de menta) se destinan a esta causa.

Los coloridos frascos tienen cuatro categorías: soluciones al drama diario, no lo necesito pero lo quiero, sentirse feliz y souvenir perfecto. Su precio va desde los 4.95 hasta los 14.95 euros y la idea ha sido tan popular que se convertirá en una tienda física.

Además de usar el sentido del humor para llamar la atención sobre la misión de la fundación, también se incluyen las conmovedoras historias de quienes se verán beneficiados por los medicamentos.

Esta no es la primera vez que una OSC utiliza el concepto de los problemas del primer mundo: en 2012, Water is Life lo hizo de una forma muy efectiva. Ese mismo año, una campaña española, Pastillas contra el dolor ajeno, también usó el concepto de comprar un medicamento placebo que ayudaría a curar enfermedades verdaderas.

La diferencia es que Dutch Aids Foundation no se basa tanto en el ángulo emocional, sino en el sentido del humor presente en la idea central de un “problema del primer mundo.”

Acerca del autor

María José Evia H

Comunicadora especializada en medios digitales, literatura y equidad de género. Coordina, escribe y edita contenidos de ExpokNews y la Síntesis diaria, además de colaborar en medios como Letroactivos, Letras Libres, Lee + y Equilibrio. Aquí sus redes sociales.

Dejar un comentario