- Advertisement -
NoticiasGéneroLa sexualización de la niñez: el caso de Once

La sexualización de la niñez: el caso de Once

Portada de la revista W: ¿Por qué es la televisión más sexy que nunca? La imagen: el rostro de Charlize Theron. ¿Lo escandaloso? El contenido.

El listado elaborado por la revista para esta edición incluye un total de trece actores y actrices, entre los que se encuentraq Millie Bobby Brown, quien saltó a la fama con 13 años de edad gracias a su papel como Eleven en la serie Stranger Things.

La publicación despertó indignación y polémica. La edad de la protagonista abrió nuevamente el debate sobre la sexualización de la niñez en los medios de comunicación. ¿Cómo es que puede calificarse abiertamente como sexy a una menor de edad?, ¿cómo pueden los medios de comunicación hacer eso y al mismo tiempo condenar a Harvey Weinstein por sus acusaciones de abuso sexual? Lo primero es tan condenable como lo segundo y la doble moral es evidente.

En la fotografía publicada por la revista W, fue tomada por el fotógrafo Alesdair McLellan que trabaja para grandes publicaciones de moda. En ella se explica que Brown lleva un vestido y una leggings de Balenciaga, zapatos de Chanel y un anillo de Jennifer Meyer.

La joven actriz, malagueña de nacimiento es hija de padres ingleses y ahora reside en Estados Unidos.
Es aspirante a ocupar la primera fila en el desfile de Coach, o posar para campañas de Calvin Klein, por lo que no niega su gusto por la moda. Sin embargo, ¿es este un justificante para calificarla como sexy a sus escasos 13 años de edad?

La hipersexualización de la infancia es un fenómeno presente en medios de comunicación y en redes sociales hace muchos años. Sus efectos alcanzan a las víctimas y a la sociedad en su conjunto, ya que van desde daño físico y psicológico, hasta la normalización de la violencia sexual.

De acuerdo un informe elaborado por la Unión Europea, la constante exposición a estas imágenes sexualizadas e irreales se traduce en una atención permanente sobre el propio cuerpo y en una comparación con el modelo presentado en los medios lo que puede derivar en depresiones, baja autoestima y trastornos alimentarios.

«Los estudios demuestran claramente la incidencia negativa de la sexualización en la infancia y la juventud, y especialmente en las niñas.

El informe advierte de que esta presentación de las niñas como objetos sexuales se está convirtiendo en la norma y puede contribuir al aumento de los casos de abuso sexual y propicia las conductas sexuales agresivas y la violencia

. ¿Es este el futuro que deseamos para la infancia?

3 COMENTARIOS

  1. Lamentable que algunos medios de comunicación condenen actos de abuso u acoso sexual y al mismo tiempo generan a través de sus medios actos tan igual de condenables; lo que se evidencia es que simplemente obedecen a intereses económicos, «lo que más vende» sin importar las consecuencias sociales que sus actos generan.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Lo más reciente

DEBES LEER

TE PUEDE INTERESAR