Noticias

La RSC, un campo fértil para visionarios

En los últimos años, el interés por el rostro social de las actividades empresariales ha aumentado considerablemente, tanto en el ámbito académico como en la práctica de la dirección de empresas. Revistas como Harvard Business Review, en el ámbito internacional y Expansión, Mundo Ejecutivo e Istmo, en el ámbito nacional, han puiblicado números especiales cubriendo el tema. La responsabilidad social corporativa (RSC) o corporate social responsibility parece estar de moda, y más que ello, parece haber llegado para quedarse, apareciendo cada vez con más frecuencia en la prensa económica, en las publicaciones académicas de management y en los informes corporativos de las principales empresas.

Y es que la corriente de pensamiento que ha venido considerado que los objetivos sociales y econo?micos son incompatibles, se está derrumbando; ello debido a las expectativas sociales y medioambientales de los grupos de interés relacionados a las compañías, al aumento de exigencias normativas, a la modificación de la demanda del mercado que gira a lo sustentable y a los criterios de responsabilidad social exigidos por los grandes organismos financieros.

Desde finales del siglo pasado, iniciativas socialmente responsables como Pacto Mundial, GRI y las directrices de la OCDE, a nivel internacional, así como el Cemefi a nivel nacional, son claras muestras de que la Responsabilidad Social no es una moda, sino una tendencia, un campo fértil para visionarios, una tierra de oportunidades para aquellos que sepan leer entre líneas y logren identificar lo que este nuevo mercado está demandando.

En los próximos años, productos y servicios como la difusión de información, la capacitación, la profesionalización, la edición de materiales, el desarrollo de plataformas y cualquier otro medio que acerque este nuevo mundo al empresariado, al estudiante y a todo aquel interesado, tendrá un éxito enorme si reune la forma y el fondo necesarios.

Diversos estudios de opinión en Europa y EU reflejan esta realidad. Mas del 25% de los europeos se encuentra “comprometido con un tipo de responsabilidad social”; es decir, durante el último año, han colaborado voluntariamente en un proyecto social o han adquirido algún bien relacionado con una causa social, ecológica o ética al menos en cinco ocasiones.

En otros números, según datos del estudio internacional de HAVAS sobre calentamiento global y consumidor, 79% de los consumidores a nivel mundial, están dispuestos a comprar los productos de aquellas compañías que realicen esfuerzos por disminuir sus impactos en el medio ambiente y 35% está dispuesto a pagar un extra por esos bienes.

En México, el Estudio de Responsabilidad Social de Vivian Blair & Asociados señala que el 40% de las personas considera que es importante que el producto que compra apoye una causa social; asimismo, el 58% de los entrevistados mencionó estar dispuesto a comprar productos que apoyen causas sociales e incluso el 37% de los participantes manifestaron estar dispuestos a cambiar de marca si ésta apoyara una causa social.

Toda esta información es una clara muestra de cómo se está definiendo el actual mercado empresarial, qué espera la sociedad respecto de las compañías y cuáles son los nichos de oportunidad para aquellos visionarios que decidan generar proyectos en esta área. En este sentido, una reflexión final: Si todo lo anterior fuera sólo una falacia o una moda ¿Se aliaría Carlos Slim con el economista bangladeshí Mohamed Yunus, premio Nobel de la paz 2006 y conocido como el “banquero de los pobres”, para crear la institución financiera Grameen-Carso? La idea es que el Grameen-Carso ofrezca líneas de crédito a tasas de interés “muy por debajo” de las que actualmente ofrecen otros proveedores de microcréditos en México. No extraña que hace un par de días, Slim haya “regañado” a los banqueros mexicanos por sus altas tasas de interés… ¿Estará empezando ya a jalar agua a su molino?

¿Comparte usted la visión del magnate mexicano? Pues si el río suena… es que muchas oportunidades lleva.

Acerca del autor

ExpokNews

Dejar un comentario