RSE

La RSC como estrategia se canaliza a través del diálogo y la reflexión de los grupos de interés

La Responsabilidad Social Corporativa lleva ya tiempo integrándose, en mayor o menor grado, en unas compañías que han pasado de estar centradas en el más voraz cortoplacismo a alienarse con valores intangibles que cada vez se hacen más familiares al oído de los accionistas, los consumidores y la sociedad en general. Las empresas se suben al carro de la Responsabilidad Social Corporativa y la promoción del desarrollo sostenible, ya voluntariamente, ya forzadas por un clima de recelo y desconfianza social hacia el tradicional modelo productivo.

Ciertamente, este modelo no ha conseguido hacer frente a las violentas ráfagas de la crisis económica. También el sector público ha comenzado a integrar la Responsabilidad Social dentro de sus actuaciones. Surge así, por lo tanto, el caldo de cultivo ideal para que sector público, sector privado y grupos de interés aviven el eterno debate acerca del concepto y ramificaciones de la RSCA sí se ha hecho durante la presentación de la sexta edición del Anuario Corresponsables 2011 de la editorial MediaResponsable que tuvo lugar este lunes, en una jornada que se centrará en el análisis de la responsabilidad social desde la perspectiva de la creación de valor para los grupos de interés. Así, la Secretaria de Estado de Empleo Mari Luz Rodríguez abrió las jornadas haciendo hincapié en las principales “claves responsables” por parte del sector público, tales como el desarrollo de un nuevo sistema productivo de cara a la estrategia 2020 o la integración de la RSC en el sistema educativo tanto respecto a los alumnos como en relación al profesorado. Otro de los aspectos más relevantes de la estrategia es la gestión de la diversidad, así como la controvertida Ley de Economía Sostenible que, según Mari Luz Rodríguez, pretende impulsar un nuevo modelo productivo ya que el anterior “está agotado”.

Mesa redonda

Durante el evento también ha habido ocasión para la celebración de varias mesas redondas con empresas que han compartido sus prácticas en RSC. Así, el director de Responsabilidad y Reputación Corporativa de BBVA, Antoni Ballabriga, ha reflexionado en su intervención sobre “el momento de confusión actual de la RSE y la necesidad de pensar para salir de este mundo endogámico en que nos encontramos”. Por ello, ha incidido en la importancia de los empleados como “embajadores de la marca ante los clientes” y en la necesidad de hacerles llegar la RSE. Según Ballabriga, los principales grupos de interés respecto a los que se ha de crear valor son los accionistas, empleados los clientes.

El director de Reputación Corporativa, Identidad y Medio Ambiente de Telefónica, Alberto Andreu, ha coincidido en la necesidad de “parar y reflexionar en torno al concepto de RSC” Andreu hizo hincapié en la necesidad de medir el valor de la RSC. Así, el experto ha señalado que el hecho de que Telefónica lidere el Dow Jones Sustainability Index ha provocado un aumento de su prima de valor en 32 puntos básicos. A su vez, es importante el valor de la RSC de cara al empleado. Según Andreu, cuando la satisfacción es mayor, el “performance” resultado aumenta unos 60 puntos básicos. La RSC se traduce así en “orgullo de pertenencia” de cara a los empleados. De cara a los clientes, una compañía responsable ostenta mayor reputación.

El director de Estrategia y Comunicación Interna de Endesa, Alberto Fernández, ha apelado a “pasar a la reflexión en materia de Responsabilidad Social sin dejar de actuar”. Fernández también ha hecho hincapié en “la necesidad de que las relaciones entre los grupos de interés sean multilaterales y de mirar a largo plazo de manera sostenible, como vía para salir de la crisis”. Según Fernández, el que haya criterios compartidos entre las empresas en torno a la RSC es un gran avance. Existe así un creciente consenso entre empresas que a la vez aportan distintas soluciones. El experto ha admitido que durante años a las compañías les preocupó más la “hiperactividad” en materia de RSC que la estrategia que debería existir detrás.

Por último, la directora de Comunicación de Henkel Ibérica, Elisenda Ballester, ha abordado la importancia de las redes sociales para el diálogo con los grupos de interés ya que, a su juicio, “son una oportunidad para las compañías pero también un riesgo, por lo que conviene hablar con claridad y sinceridad”. Ballester ha señalado también la necesidad de que “no sólo las empresas, también la sociedad, se involucre en la RSE”

Grupos de interés

En la segunda mesa redonda se ha abordado la RSC desde el punto de vista de los grupos de interés. La mesa ha contado con la participación del director general de Economía Social, del Trabajo Autónomo y de la RSE del Ministerio de Trabajo e Inmigración, Juan José Barrera, que ha destacado que la Ley de Economía Sostenible “permitirá asentar en España la RSE sin que sea un elemento de obligatoriedad. Barrera ha dicho también que el Consejo Estatal de Responsabilidad Social es uno de “los puntos de encuentro más modélicos no sólo en España sino también en la Unión Europea”.

A su vez, el jefe de la División de Servicios Aeroportuarios de AENA, Rafael Fernández, ha pedido “más información, formación y sensibilización sobre RSE” ya que, en su opinión, “España está empezando” en esta materia, en la que las administraciones públicas juegan “un papel muy importante como impulsoras y para ordenar el marco”, según ha indicado durante su intervención en una de las mesas redondas sobre grupos de interés.

Además Alberto Valdés, del Observatorio de RSE, ha indicado que, a pesar de los avances, “todavía existen reticencias, ciudadanas y de los trabajadores, hacia la RSE”. Por este motivo, ha apostado por “generar credibilidad, dar un salto cualitativo y empezar a hablar de una cultura de la RSE”. Por su parte, la presidenta del Observatorio de la RSC, María Rodríguez, ha demandado “confianza, credibilidad, transparencia y la extensión” de la responsabilidad social a todo el tejido social y productivo. “Es necesario que la credibilidad en RSE esté avalada por expertos independientes a la compañía”, ha puntualizado.

La clausura de las Jornadas ha estado a cargo del Ministro de la Presidencia Ramón Jáuregui que ha establecido los parámetros de una nueva sociedad cohesionada –algo que es “imprescindible”– compuesta por “estados eficaces, ciudadanía activa, democracia avanzada y empresas responsables” en el que las compañías tienen un papel destacado en “la creación de valor en la sociedad”. “Todo el mundo necesita empezar a cambiar la forma de pensar”, ha insistido Jáuregui, que ha señalado que “la capacidad de crear sociedades justas depende de la necesidad de entroncar con la corresponsabilidad”. En cualquier caso, ha añadido que “o España genera esta gran mutación o no seremos un país competitivo”.

Fuente: Icnr.es
Publicada: 15 de marzo de 2011

Acerca del autor

ExpokNews

Dejar un comentario


By submitting this form, you are consenting to receive marketing emails from: Expok, Encantada Nº 46, CDMX, 04100, http://www.expok.com.mx. You can revoke your consent to receive emails at any time by using the SafeUnsubscribe® link, found at the bottom of every email. Emails are serviced by Constant Contact

[index]
[index]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]