[youtube]odI7pQFyjso[/youtube]

Una verdad innegable pero que les cuesta muchísimo trabajo entender a varias empresas, es que la responsabilidad social ya no es un lujo sino una necesidad; por desgracia, administraciones miopes no se percatan de que la sociedad está exigiendo que las compañías respondan ante problemas globales, en ocasiones incluso sin que ellas mismos sean quienes aparentemente deban solucionarlos.

Como ejemplos podemos citar la expectativa de que las empresas, en su conjunto, sean quienes marquen la pauta para la lucha contra el calentamiento global; o los laboratorios médicos sean quienes inviertan sus recursos para buscar soluciones al problema del SIDA. Es un hecho que la presión es cada vez mayor y que las operaciones de cada compañía requieren incorporar en su core business los aspectos sociales, no sólo en beneficio de la comunidad que los demanda o del planeta, sino de su mismo negocio.

Para ejemplo tenemos el cambio de materiales duros por biodegradables, de procesos tóxicos por innocuos, de transportes con combustible a eléctricos. Transformaciones que si bien ayudan a la sociedad, también benefician al negocio al reducir costos en muchos sentidos. Las compañías que no puedan entender esto, verán pronto su operación sancionada no por la crítica de la comunidad, sino por la misma ley.

Un buen ejemplo es el ataque frontal de Greenpeace a Unilever y la campaña de Dove (que lucía como un buen esfuerzo social). La afamada ONG no cuestiona «la belleza real» que Dove promueve, sino la forma en que obtiene sus materias primas para la elaboración de sus cosméticos. El video es una burla al que hiciera famosa a la campaña de Unilever.

Un buen ejemplo de que la responsabilidad social no puede limitarse a una campaña, por vistosa que sea, sino debe provenir del corazón mismo de la empresa, es decir de la estrategia de core business.

[youtube]Ei6JvK0W60I[/youtube]

Acerca del autor

ExpokNews

1 comentario

  • Siempre he sido defensor de que cada empresa debe crearse su propio ADN y denro del mismo incluir 4 bases principales: Misión. Visión, Liderazgo de personas. Responsabilidad social corporativa.