La polémica campaña de Coca-Cola busca romper tabúes e impulsar la inclusión. Checa cómo.

A pesar de que muchas personas y empresas están luchando a favor de un mundo diverso, inclusivo y respetuoso, un gran porcentaje continúa compartiendo mensajes de odio y rechazo.

La campaña más reciente de Coca-Cola en Budapest, Hungría, causó polémica por mostrar parejas que defienden el objetivo de ser más incluyentes e igualitarios.

Coca-Cola… ¿en la mira?

Si algo caracteriza a Coca-Cola son las estrategias de marketing y campañas de publicidad que lanzan. La marca se ha encargado de enviar un mensaje de amor y paz por medio de sus comerciales, branding y más.

Aunque al parecer, sus pautas no son bien recibidas en todos los países y ciudades. En algunas partes de Europa y Asia, el amor entre dos personas del mismo sexo no es bien visto, e incluso es considerado ilegal.

La intolerancia se vio reflejada posterior al lanzamiento de la campaña Love is love, en ella se puede observar parejas del mismo sexo compartiendo una botella de Coca-Cola.

¡Te compartimos algunos de los carteles que lanzaron como parte de esta campaña!

Debido a las reacciones violentas que se tuvieron como respuesta, ahora la marca enfrenta iniciativas que tienen como propósito boicotear a la empresa, y comentarios agresivos de políticos húngaros y activistas conservadores que cuentan con el apoyo de algunos medios de comunicación.

La postura social y política

El miembro del parlamento, István Boldog, llamó a la ciudadanía a boicotear productos de Coca-Cola hasta que la marca y responsables de la publicidad decidan retirar los anuncios.

La campaña Love is Love, se compartió días antes del festival Sziget, el cual tiene como objetivo promover un espacio en donde nadie sea discriminado o insultado por su color de piel, religión o identidad.

A pesar de esto, la campaña de Coca-Cola fue duramente criticada. La causa es que el país se encuentra dividido entre radicales que no comparten la legalización del matrimonio entre personas del mismo sexo, y quienes sí lo hacen.

Uno de los principales opositores es el primer ministro Viktor Orban, él reprueba todas las iniciativas a favor de la comunidad LGBTTTIQA.

Y por otro lado se encuentran las personas que están de acuerdo con los derechos de la comunidad LGBTTTIQA.

Una encuesta de 2017, realizada por la Asociación Internacional de Lesbianas, Gays, Bisexuales, Trans e Intersex, encontró que el 60% de los residentes del país considera que se deben otorgar los mismos derechos a todos, independientemente de su orientación sexual.

¿Se deben continuar haciendo estas campañas?

Los sectores más conservadores de este lugar, compartieron una petición en línea señalando que la marca debe eliminar los anuncios colocados en las calles, estaciones de tren u otros espacios publicitarios.

 “Si la sociedad húngara acepta esto, habrá más y más pasos. Carteles, comerciales, películas, productos con el arcoíris, etc. Y a medida que continuamos deslizándonos cuesta abajo, será cada vez más difícil detenerlo”, se puede leer en la petición.

Sin embargo, Coca-Cola afirmó que parte de su compromiso como empresa socialmente responsable, es apoyar la diversidad, la inclusión y la igualdad dentro de la empresa, así como los derechos sociales.

Como un antiguo defensor de la comunidad LGBTTTIQA creemos que todos tienen derecho a amar a la persona que elijan. La campaña que se está ejecutando actualmente en Hungría refleja estos valores”, afirmó un portavoz de la empresa.

Posturas sociales de las marcas

Al igual que Coca-Cola, otras marcas han decidido tomar posturas sociales a favor de esta comunidad, tienen como objetivo hacer de este mundo uno más justo.

Esta postura no solo aporta valor a las empresas, también ayuda a fortalecer el vínculo que tienen con sus grupos de interés.

Incluso, una encuesta compartió que los grupos de interés, también conocidos como stakeholders, comparten la idea de que las marcas son más efectivas cuando se comprometen a nivel social, ambiental y corporativo.

Los consumidores afirman que las marcas son más creíbles cuando un problema afecta directamente a sus clientes (47%), colaboradores (40%) y operaciones comerciales (31%)”, menciona la encuesta”.

En este caso, Coca-Cola se centra en impulsar una campaña que no solo es inclusiva, también es estratégica para apoyar el medio ambiente y reparar la huella ambiental de la empresa.

Los consumidores se muestran más interesados en este tipo de marcas que demuestran, y comprueban que para ellas no solo se trata de vender su producto o servicio, sino hacerlo de una manera que no afecte a las comunidades y a la sociedad.

Así que las campañas como Love is Love, es una de las muchas que se compartirán con el paso del tiempo, y hasta que los prejuicios y barreras se rompan de manera positiva.

Recuerda que si tu marca desea integrar este nivel de compromiso y comunicar sus esfuerzos en materia de responsabilidad social, puedes acudir a nosotros.

Acerca del autor

Kenya Giovanini

Comunicóloga en formación por la UTEL. Melómana, cinéfila y amante de la cultura pop. Ha desarrollado contenido para Revista Kuadro y actualmente trabaja como Asistente Editorial en Expokews, donde se encarga de curar el contenido más relevante sobre responsabilidad social, diseñar la síntesis diaria y crear contenido entretenido acerca de estos temas.