Género RSE

La equidad de género sí sirve: 3 razones

Un experto propone 3 razones por las que la equidad le debe importar al sector privado

Womens-Empowerment-Principles

A la mayoría de las empresas ya les ha quedado claro que el público está pendiente de sus índices de equidad de género y que es un tema tan importante que la ONU lo considera uno de los Objetivos de Desarrollo Sostenible. Sin embargo, también es claro que a veces no queda muy claro exactamente cuál es el propósito de esta diversidad o cómo impulsar la equidad puede fortalecer otros aspectos de su estrategia de RSE.

Joe Keefe, quien es director del primer fondo en Estados Unidos que invierte tan solo en las empresas que más impulsan a las mujeres y también receptor de un premio por parte de la ONU por su trabajo en el tema, platicó recientemente con el portal GreenBiz sobre los 7 principios de empoderamiento de la mujer y por qué más compañías deberían adherirse a ellos.

Los principios, menciona Keefe, son útiles porque funcionan como una guía para obtener acceso e información sobre un enfoque que puede ayudar a las empresas y adherirse a ellos no se trata de una obligación, ya que cada compañía puede encontrar la mejor forma de adaptarlos a sus necesidades específicas.

Aquí tres de sus razones para conocerlos y aplicarlos:

1. Para una empresa más sostenible:

Los elementos de la sostenibilidad y la responsabilidad social no son aislados, sino que cada uno puede reforzar otro. Es por eso que Keefe señala “creemos que para promover conceptos más amplios dentro de la sustentabilidad es imperativo que la equidad de género esté en el núcleo de la cuestión y que el sector privado la haga una prioridad y parte de su estrategia corporativa global.”

2. Para mejorar la cadena de valor:

El experto también señala una gran cantidad de temas que ligan la equidad y la cadena de valor: desde la importancia de tener como proveedoras a empresas hasta una publicidad que no explote la imagen femenina. Pero lo más importante es saber que “hay cosas terribles acechando en cadenas de suministro globales, y las mujeres son las víctimas más frecuentes. Problemas como el tráfico de personas, las esclavitud y cuestiones salariales con frecuencia le ocurren a mujeres. Las empresas deben saber qué está pasando y ejercer su influencia en su cadena de valor.”

3. Para mejorar toda la economía

Según Keefe, las empresas “con frecuencia están mejor equipadas para crear un progreso duradero que iniciativas gubernamentales que van y vienen”, por lo que si el sector privado se compromete con esta causa y permite que las mujeres tengan éxito en su lugar de trabajo “no solo se elevará a mujeres individuales sino a empresas y familias. Tiene sentido económico estimular a las mujeres.”

Acerca del autor

María José Evia H

Comunicadora especializada en medios digitales, literatura y equidad de género. Coordina, escribe y edita contenidos de ExpokNews y la Síntesis diaria, además de colaborar en medios como Letroactivos, Letras Libres, Lee + y Equilibrio. Aquí sus redes sociales.

Dejar un comentario