Ecología Social

La empresa: una entidad social

Por: Antonio Tamayo Neyra

La empresa, un concepto que nunca ha tenido una definición única y universal, se encuentra ahora nuevamente en un proceso en el que tal vez finalmente pueda tener una sola concepción para las generaciones futuras.

Desde mi época de estudiante universitario, de la cual ya pasaron algunas décadas, el concepto o definición de empresa siempre me resultó interesante, principalmente porque cualquier libro que tenía, o cualquier autor, daba su propia definición, y todas con una tendencia económica o monetaria.

Esa diversidad de ideas sobre lo que es una empresa, siempre me reflejó una falta de claridad en un concepto tan común, y que todo mundo usa como si todos entendieran lo mismo, y principalmente, muchos trabajamos en alguna, vivimos económicamente de ella, pasamos mucho tiempo en ella, hacemos nuestra vida social en ella, y no la sabemos definir de una manera única.

Y en respuesta a dicha interrogante, en diversa literatura reciente, me he encontrado con un concepto que me parece nuevo e interesante; el cual dice que la empresa como unidad solamente económica, está pasando a ser una entidad social, y las utilidades son el medio y no el fin de ella.

Esta idea que pareciera ser nueva, no lo es tanto si recordamos el pensamiento de Adam Smith y otros profesores de ética de aquella época, que no estaban de acuerdo con el pensamiento utilitarista que se gestó desde aquellos años y es el que finalmente ha dominado a la sociedad occidental en al menos los pasados 200 años.

Este utilitarismo se ha llevado a considerar además que debemos pensar en maximizarlo; en otras palabras, ganar la mayor cantidad de dinero posible; paradigma con plena vigencia en los dos últimos siglos.

Y que además es pensado en términos egoístas, esto es, que la empresa gané para sí lo máximo posible, sin considerar a los demás; es decir, ganar lo más sólo para los dueños; este es otro paradigma.

Pero la responsabilidad social, como lo mencionan algunos autores expertos en el tema, están expresando de manera enfática algo que aunque obvio, no se había manejado de esta manera, y es que la empresa no funciona sola de manera independiente, sino que opera y existe gracias y por sus grupo de interés.

En otras palabras, se nos ha inculcado que puede y debe operar en forma autista, pero realmente esto no es así, depende de sus proveedores, de su personal y de sus clientes para poder existir primero y sobrevivir después, y aún con todas las riquezas económicas, depende de los mencionados stakeholders, y es con ellos con quien tiene que cumplir su responsabilidad social.

En otras palabras, por el simple hecho de existir, la empresa tiene una responsabilidad social a pesar que quiera desatenderse de ella.

Y todo esto en relación a su definición qué significa entonces, pues que la empresa es al menos una entidad social, y que los recursos económicos son el medio para cumplir con la responsabilidad social adquirida desde el momento de su creación.

Pero seguiremos platicando de esto más adelante …
Blog: http://atamayon.blogspot.com



Antonio Rey Tamayo Neyra

Dedicado al periodismo de investigación desde 1987 especializado en temas socioeconómicos. Desde 1991 colabora en el periódico El Financiero como Coordinador Editorial y Redactor de Proyectos Especiales, además de colaborar en otros medios. Desde el 2002 involucrado en la Responsabilidad Social, escribiendo y realizando proyectos editoriales de este tema, y además documentando las actividades de las empresas (tipo caso)

También es profesor de posgrado e imparte capacitación en relacionales laborales.

Licenciado en Administración por el Instituto Tecnológico Autónomo de México; su preparación profesional posterior incluye un Diplomado en Responsabilidad Social en el Tecnológico de Monterrey, y un Curso del mismo tema en la Universidad Abierta de Cataluña. Actualmente estudia la Maestría en Sociedad de la Información y el Conocimiento en la Universidad Abierta de Cataluña.

Acerca del autor

ExpokNews

Dejar un comentario