RSE

La banca suiza se disculpa por permitir la evasión de impuestos

Evasión Fiscal

Los bancos suizos han emitido este martes una disculpa inusualmente directa por su papel en ayudar a los evasores de impuestos, tras un acuerdo histórico con las autoridades estadounidenses.

En virtud de este acuerdo entre Washington y Berna, las entidades con clientes estadounidenses que posean en ellos cuentas no declaradas al fisco de Estados Unidos tendrán que pagar más de 1.000 millones de dólares de multas, según analistas citados por la prensa helvética.

La prensa suiza comentaba a finales de la semana pasada el acuerdo con EEUU, que anunció el departamento de Justicia de ese país, para combatir la evasión de impuestos mediante cuentas secretas en el exterior y alentar a aquellos estadounidenses que se han escudado en esas cuentas a que resuelvan sus problemas tributarios con el Gobierno de EEUU.

El entendimiento concluye un litigio fiscal de más de cuatro años entre ambos países, el que estalló cuando las autoridades de EEUU reunieron evidencias de que los bancos suizos albergaban depósitos por los que sus ciudadanos no pagaban impuestos.

"No nos encontramos en esta desafortunada situación por culpa de nuestra falta de habilidades y conocimientos, sino porque actuamos equivocadamente y exhibimos una conducta equivocada", ha señalado el presidente de la asociación de banqueros suizos, Patrick Odier, en una conferencia este martes que recoge Reuters.

“Lo lamento tanto, más cuando hemos dañado la reputación de todo el centro financiero suizo”, ha dicho Odier.

Según detalles ofrecidos la semana pasada por la ministra de Economía de Suiza, Eveline Widmer-Schlumpf, los bancos suizos han sido divididos en cuatro categorías, que van desde 14 establecimientos que tienen investigaciones penales en curso en EEUU hasta los que tendrán que incorporarse a un programa de regularización que les permitirá evitar la vía judicial a cambio de importantes multas.

La primera categoría, a la que corresponden los bancos actualmente investigados por la Justicia estadounidense, no podrán acogerse a ese programa y deberán negociar con distintos fiscales las penas que recibirán.

En la segunda categoría entrarán todo el resto de bancos helvéticos con clientes estadounidenses.

Por las cuentas no declaradas abiertas antes del 1 de agosto de 2008 deberán pagar el 20% de la suma total bajo gestión, mientras que para las cuentas abiertas después de esa fecha, pero antes del final de febrero de 2009, la pena se elevará al 30%.

Las cuentas creadas posteriormente sufrirán una multa equivalente al 50% de su importe total.

La disculpa de Odier es la formulación más fuerte hecha hasta el momento por parte de un representante de la banca privada suiza, bajo una gran presión sobre el secreto bancario y diversas investigaciones por parte de funcionarios estadounidenses y europeos.

Fuente: El Economista.

Acerca del autor

ExpokNews

Dejar un comentario