Juan Carlos I, monarca emérito de España, tan cercano en la mayoría de sus apariciones públicas, no se ha dejado fotografiar estos días ni ha permitido que los periodistas se acercaran a él para hacer declaraciones. Se mencionó incluso que tuvo un ataque de ansiedad y que tuvo que ser atendido… y es que las circunstancias son evidentes.

Su «amiga entrañable», la consultora Corinna zu Sayn-Wittgenstein, afirmó que el monarca emérito la usó para ocultar patrimonio y propiedades en el extranjero. La información se conoció a través de revelaciones exclusivas de los sitios de Internet El Español, que dirige el ex titular del diario El Mundo, Pedro J. Ramírez. Se trata de grabaciones de hace ya tiempo pero que acaban de ver la luz.

En ellas, acusa a Juan Carlos I de haberla usado como testaferro, de haber cobrado una millonaria comisión por su mediación en la construcción del AVE a La Meca. Según Corinna, Juan Carlos posee cuentas ocultas en Suiza, esta vez, a nombre de su primo, Alvaro Orleáns de Borbón. Además, sostuvo que con fondos de esas cuentas se pagan vuelos privados que supuestamente parten del aeropuerto militar de Torrejón de Ardoz con destino a Los Ángeles. «Parten de allí porque allí no tienen controles», añadió.

Por el momento, la actitud del monarca es la misma que ha hecho la casa real: guardar silencio.

Corinna es la mujer a la que la Casa Real caratuló como amiga entrañable del ex rey y de cuya existencia se supo a la fuerza, cuando el ex monarca fue sorprendido cazando elefantes en África, en plena crisis económica. La aristócrata alemana era quien lo acompañaba en ese momento y, a partir de allí, trascendieron datos de su relación.

Juan Carlos I caza elefantes

Se conocieron fotos en las que la mujer aparecía junto al monarca en viajes oficiales así como supuestas gestiones y contactos con el ex duque de Palma, ahora preso, Iñaki Urdangarín.

Las palabras de Corinna han llegado a los medios internacionales. Medios alemanes titulan: «Escándalo sobre el Rey Juan Carlos» o «se dice que Juan Carlos guardó cuentas secretas en Suiza».

Pero quienes han hecho un análisis más rotundo han sido los británicos. The Times subraya las supuestas propiedades adquiridas por el rey: «Juan Carlos intentó ocultar transferencias de dinero y utilizó el nombre de ella para comprar propiedades en Mónaco y Marruecos.”

De modo que helo allí, otro escándalo para el exmonarca y la corona española, otro señalamiento de corrupción a los más altos niveles, recalcando que este mal no respeta naciones ni condición social.

Con información de Vanity Fair y Zócalo

Acerca del autor

ExpokNews