RSE

Ixe colocará deuda y, de paso, desiste de sanear a Mexicana

El Grupo Financiero busca fortalecer su negocio bancario; los planes de la institución no se detienen

Los 120 millones de dólares que Ixe Grupo Financiero recogerá en el mercado como producto de una colocación de bonos de deuda, se utilizarán para fortalecer su negocio bancario, informó una fuente allegada a la institución que prefirió omitir su nombre.

Detalló que el monto se utilizará para apoyar los planes de expansión de la firma que preside Enrique Castillo, los cuales incluyen la apertura de nuevas sucursales, las inversiones en sistemas, así como el otorgamiento de créditos y también para darle más liquidez.

Indicó que los planes del banco no se detienen ni se ven afectados a pesar de las negociaciones que los directivos mantienen con Grupo Financiero Banorte, a través de las cuales podría absorberlo. “En todo caso, de darse la fusión, la aportación de Ixe sería mayor”, dijo.

Ixe ocupa el décimo lugar en cuanto a participación de cartera dentro del sistema bancario con 1.39 por ciento del total. Tiene 167 sucursales y 196 cajeros automáticos. Además, cuenta con tres mil 315 empleados.

Los recursos que está por recibir, le permitirán mejorar su situación financiera, toda vez que en los últimos trimestres observó resultados netos negativos.

Según las últimas estadísticas de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV), revelan que en el segundo trimestre de 2010 se observó una pérdida de 3.9 millones de pesos, mientras que en marzo del mismo año ésta fue de 57.5 millones de pesos.

Lo anterior se compara negativamente respecto a la ganancia de 74.1 millones de pesos registrada en junio de 2009.

Según el dato oficial más reciente, el banco tiene un índice de capitalización de 14.68 por ciento al cierre de julio de este año.

Para Alejandro García, analista de Fitch Ratings, Ixe ha enfrentado de manera adecuada el complicado ambiente operativo, manteniendo una buena calidad de activos, sólidos niveles de capital y una amplia liquidez pese al crecimiento sostenido de su volumen total de negocios.

Para la fuente, que prefirió no mencionar su nombre, las afectaciones en las utilidades del banco son resultado de las reservas crediticias que han estado constituyendo por requerimientos adicionales de la Comisión.

“Esto quiere decir que las malas noticias ya las han absorbido dentro de su capital y dentro de los resultados del año”, aseguró.

Por lo anterior, declaró que no esperaría que el banco reporte otra mala noticia en términos de sus utilidades.
Al crear reservas y afectar sus utilidades, “el banco ha tomado las medidas para decir que han crecido de una manera razonable”, refirió.
 
Segundo intento
Esta será la segunda vez que el banco que preside Castillo emite un bono de este tipo. La primera fue hace dos años.

En esta ocasión, la intención era obtener 100 millones de dólares pero dado el aumento en el apetito de los inversionistas, se elevó a 120 millones de dólares.

La calificadora Fitch asignó una calificación esperada de “B+” a la emisión de instrumentos híbridos que Ixe pretende colocar. La perspectiva crediticia es “estable”.

Respecto a la emisión, Alejandro García comentó que la generación interna de capital permanece débil.
Sin embargo, “inyecciones de capital y emisiones de instrumentos híbridos han evitado el deterioro de sus razones de capitalización, las cuales continúan siendo adecuadas”.

Este tipo de colocaciones como la que realizará Ixe, normalmente se hacen entre 75 millones de dólares y 250 millones de dólares.

En este caso, el apetito que se despertó por parte de los inversionistas luego del anuncio de la compañía referente a las pláticas que mantiene con Banorte, llevó a que la emisión elevara su monto hasta los 120 millones de dólares.

Se espera que hoy se fije la tasa a la que se colocará el bono.

Héctor Moreno, especialista en el sistema financiero del Tecnológico de Monterrey Campus Estado de México, opina que Ixe se caracteriza por ser un modelo de banco con clientes de alto poder adquisitivo, lo que disminuye el riesgo en el que incurre la firma al otorgar créditos.

“Los principales problemas que se vieron en la banca a raíz de la crisis, se relacionaron con el impago en el que cayeron sus clientes.

“Y es que debido a la desaceleración económica y a la pérdida de empleos formales que afectó a los clientes, estos dejaron de cumplir con el pago de sus deudas”, explica el especialista financiero.

Fuente: Excelsior; Dinero, p. 8
Escrito por: Lourdes Contreras
Publicada: 08 de Octubre 2010

Click sobre la imagen para ampliar

ixe

Acerca del autor

ExpokNews

1 comentario

Dejar un comentario