Noticias

ISO 26000: Cuando lo Extraño se Vuelve Cotidiano II

Retomando la primera parte de esta nota, les comentaba lo extraño que era el que la DGN hubiese cuestionado el resultado de una reunión realizada siguiendo todos los procedimientos y por un comité formal que ha operado por varios años ya y con muy buenos resultados, incluyendo tener por dos años un representante en el CAG del grupo de trabajo de responsabilidad social de ISO.

La DGN ha esgrimido como razón para desconocer la autoridad del comité, es decir para nulificar los esfuerzos de todos los miembros del comité, es que ISO 26000 podrá ser utilizado como Barrera Técnica al Comercio (TBT); esto que más adelante probaré falso, es en realidad irrelevante en este momento y para esta decisión.

Aún y si la ISO 26000 pudiese ser utilizada de esta forma, los procedimientos existieron para que cualquiera con esta idea equivocada en la cabeza, se presentara a la reunión de revisión de comentarios, externará su preocupación y se debatiera el tema (tema bastante agotado por cierto).

No es posible revisar una decisión realizada con toda legalidad, es como si Alemania pidiera que se repitiera la copa del mundo de México 86, por el gol de Maradona, simplemente no es posible, aún y si fuera justo.

Por lo tanto y como ya han expresado varios miembros del comité, esta acción va en demerito del proceso de normalización y de la imagen internacional de México en el área, así como de su seriedad respecto a los procesos internos de normalización.

El hecho que un instituto de normalización a nombre de un comité tenga que recurrir a una asesoría legal, como lo ha hecho el IMNC para defender los derechos legítimos de el comité de normalización (y más en responsabilidad social), es un golpe fuerte a la credibilidad de los procesos normativos. El que la coordinadora del comité, envié una carta de extrañamiento al miembro oficial de ISO en México por un comportamiento no apropiado, es aún más penoso.

Es decir independientemente del desenlace de este proceso esta acción ha trastocado la médula misma de los procesos de Normalización en México y si no se repara pronto, es posible que este hecho envié el proceso varios lustros atrás cuando otro director de normalización de la DGN amenazo a este Búho con no acreditarlo como parte de la delegación, porque “la delegación era para funcionarios del gobierno”, eso paso el siglo pasado, pero no exagero la decir que esta situación nos puede volver a colocar en dicha situación.

En resumen antes de probar lo falso de la aseveración de que ISO 26000 podría ser una barrera técnica al comercio, queda claro que la DGN se ha disparado en el pie y que lo más indicado actualmente es una disculpa y aún eso no borrara mucho del daño realizado.

¿Por qué ISO 26000 no puede ser una barrera técnica al comercio? Veamos la definición de una TBT de acuerdo con la OCED es:

Una regulación técnica o una norma voluntaria que establece una serie de características de un producto, como su tamaño, forma, diseño, funciones y desempeño o en la manera en que el producto es etiquetado o empacado antes de que entre al mercado. Incluidas en estas medidas están los procesos técnicos para confirmar que el producto cumple con los requisitos establecidos en las regulaciones y normas.

ISO 26000 no será una regulación técnica, si una norma voluntaria, más la única manera en que pudiera convertirse en una TBT sería que incluyera requisitos para productos, siendo ISO una norma guía no contiene requisitos y tampoco habla de productos específicamente.

Esto además de venir dentro del texto de ISO 26000, se comprueba por la redacción del mismo y por el hecho de que no es certificable (lo cual también está escrito en la norma).

Por esta razón podemos descartar que la WTO lo autorice como TBT, y que un país lo adopte unilateralmente implicaría que no estaría siguiendo el acuerdo al que subscribe ISO, lo cual sería ir en contra de la norma misma, por lo que tampoco se antoja muy factible.

Por lo tanto un estado no puede colocar a ISO 26000 como una TBT, ya que violaría su acuerdo con ISO amén de demostrar una ignorancia sobre los procesos de normalización; una industria no lo puede utilizar como requisito ya que no existen procesos que permitan evaluar su cumplimiento o no cumplimiento. Por lo tanto, ISO 26000 no será una TBT, más allá que un libro de economía de Dornbush.

Así es que aún y cuando esta razón es irrelevante, tampoco es válida.


Búho Negro

En cuanto a RS, el Búho Negro fue miembro fundador del grupo de Responsabilidad Social del Comité Técnico 207 (responsable de las normas ISO) en 1999; Presidente fundador del comité nacional para la normalización en responsabilidad social; representante del continente americano ante el grupo especial de asesoría ISO sobre responsabilidad social; Presidente del comité espejo ISO 26000; líder de delegación a las reuniones de ISO 26000 en Sidney y Viena; Presidente del grupo internacional de organizaciones de gobierno que participan en escribir ISO 26000 y actualmente coordinador de la maestría en Responsabilidad Social Corporativa de la Universidad Regiomontana en Monterrey.

Acerca del autor

ExpokNews

Dejar un comentario

[index]
[index]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]