Inversión inteligente: la filantropía – ExpokNews

Es importante tener en cuenta la diferencia entre inversión sostenible e inversión de impacto, ¡entérate!

Los problemas globales en la actualidad no se pueden ocultar, por ello, la creación de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) establecidos por las Naciones Unidas ayudan a saber todo lo que se requiere para mejorar y así poder alcanzar las metas.

Por ejemplo, la ONU dice que el requisito de financiamiento es de aproximadamente 3.5 mil millones de dólares al año. Si se deducen la filantropía y la aportación de organizaciones no gubernamentales, hay una brecha de 2.5 mil millones de dólares que debe ser cubierta por el sector privado.

De acuerdo con Marisa Drew, CEO del departamento de Asesoría de Impacto y Finanzas de Credit Suisse, en opinión para Forbes, con los ODS hay un cambio de mentalidad en el sector privado. ” La filantropía no tiene por qué no obtener una ganancia. Hay investigaciones académicas que argumentan la posible convergencia de estas dos cosas, denominándolas “beneficio con un propósito”. Estamos viendo que las empresas que tienen un fuerte propósito en el mundo como parte de su misión, en realidad están comenzando a tener un mejor desempeño”.

Inversión inteligente

El concepto de inversión de impacto se crea o nace de la idea de que podemos dirigir capital privado con dos objetivos retorno de inversión y marcar una diferencia en el mundo, ya sea ambiental o socialmente. De eso se trata la inversión de impacto, ese es el espíritu y es por eso que es una inversión inteligente.

De acuerdo con la autora en el uso de los términos “inversión sostenible” e “inversión de impacto” es importante tener en cuenta la diferencia entre los dos, ya que sus resultados y alcance no son los mismos.

En departamentos como el de Asesoría de Impacto y Finanzas, el enfoque es generar retornos de mercado. La inversión sostenible se trata de lo que se conoce como ESG (inversión ambiental, social y de gobierno).

Por lo general, esto significa filtrar las inversiones, por ejemplo, detectar el tipo de inversiones en las que no desea participar o realizar una selección positiva, donde el enfoque es encontrar inversiones que sean amigables con el medio ambiente.

En términos generales, este tipo de estrategia de inversión reside en el dominio de deuda y valores de capital que cotizan en bolsa.

Como accionista minoritario en una empresa que cotiza en bolsa, sin embargo, existen limitaciones prácticas a la influencia que puede tener como inversionista de impacto.

La inversión de impacto lleva al siguiente paso al establecer un objetivo definido para el impacto que el inversionista está tratando de lograr y luego mide el efecto que produce la inversión.

En este caso, la intención específica es generar un impacto, ya sea social. o ambiental, a través de la inversión.

Los principios clave que diferencian la inversión de impacto de las inversiones sostenibles son la intencionalidad, el establecimiento de objetivos y la medición.

Un ejemplo son las inversiones en la educación superior, brindando apoyo a estudiantes de alto potencial de entornos desfavorecidos.

A través de productos de inversión, se otorga el acceso a la educación universitaria, brindando mejores perspectivas de empleo y oportunidades para obtener mayores ingresos.

Las seis Notas de Educación Superior, las dos últimas lanzadas en 2017, son un ejemplo de estas actividades que brindan apoyo a 3,500 estudiantes de 100 países, donde el 83% de ellos no tenían una opción de financiamiento alternativo.

Acerca del autor

Janneth Del Real

Licenciada en Periodismo por la Escuela de Periodismo Carlos Septién. Ha trabajado en el periódico Mas por Más, revista SuperMujer, Pulso Pyme, Linio y en el Periódico AM de Querétaro. Actualmente desarrolla contenidos para Expoknews.

Mujer positiva que siempre busca el para qué de las cosas.

[index]
[index]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]