Noticias

Innovación Laboral o Desafíos Laborales (1 de 3)

Artículo 1 de 3

En la actualidad la forma en que nos desempeñamos en la vida por las exigencias de la sociedad, el mercado, la competencia y los inversionistas, está causando un gran vacío, frustración e insatisfacción en las personas y por ende los problemas conocidos por todos en la sociedad. Esto es debido al tiempo limitado que nos queda después de laborar para atender otros aspectos de nuestra vida, la respuesta y actualización lenta por parte del gobierno, las empresas, la educación y organización civil ante las nuevas necesidades y requerimientos en el mundo así como a las pobres expectativas y emociones que generan los medios de comunicación y la falta de oportunidades. Es por ello que surge la necesidad de un modelo a seguir como sociedad, que nos permita unificar y estandarizar criterios que deriven en un código de comportamiento, obteniendo una mejor comunicación a través del dialogo social que amplíe la percepción de nuestra realidad, logrando una mejor comprensión y entendimiento para poder ponernos de acuerdo y que en conjunto, coordinando esfuerzos, se logre una visión de un mejor mundo para todos en donde tener un bienvivir, un bien ser y un bienestar.

Es por ello que se vuelve importante la realización del ser humano, donde tiene que ver con una formación sana y competitiva en cuerpo, alma y espíritu, para que a su vez, sus habilidades y talento estén al servicio de complementar y satisfacer las necesidades y sueños legítimos de las personas con las que interactúa y los propios. Tomando en cuenta que al haber una diversidad de culturas, historia y entornos de formación diferente, se vuelve imperante ser predecibles a través de principios y valores.

El concepto de Responsabilidad Social lo escuche por primera vez hace 7 anos, el cual me entusiasmo mucho, debido a que su fundamento coincide con principios y valores que me fueron inculcados en el cristianismo, dándonos la oportunidad de equilibrar y conducir todos los aspectos de nuestra vida a través de lograr una identidad como persona, familia, trabajador y ciudadano y poder lograr la realización del ser humano y por ende una sociedad sana y competitiva y un bienvivir como sociedad a través del servicio.

La actual crisis económica es derivada por la falta de principios y valores de todas aquellas personas que interactuaron y no siguieron un comportamiento ético de una manera consciente o inconsciente, que pensaron solo en el beneficio propio y encontraron oportunidades abusando de la confianza de la comunidad, que ubicaran el bien común y el desarrollo humano sustentable en el centro de las gestiones; reconociendo la rentabilidad de la transparencia mediante la rendición de cuentas, de haber sido asi, y de haber tenido un modelo a seguir de comportamiento responsable, que antepusiera el trabajo productivo al rentismo; a la especulación monetaria; otras personas pudieron haber detectado las tendencias y evitar la situación en la que nos encontramos.

Pero como en todas las crisis, siempre hay oportunidades por el aprendizaje que las mismas dejan, en el caso de trabajadores y empresarios nos encontramos ante una oportunidad de replantear la generación de empleos con sus competencias y habilidades que se requieren para ser autosustentables y fortalecer la economía local que a su vez se vincule con la economía regional y nacional, siendo las exportaciones (economía global) un valor para propiciar un espiral interno de apoyo que a su vez fortalezca la economía nacional y sus exportaciones.

Pero mientras esto sucede, los trabajadores han demostrado esfuerzo y empeño al desarrollarse y contribuir con los objetivos de la empresa y esperan que en estos tiempos de vacas flacas se conserven sus empleos, aun a costa de cumplir con los objetivos de rentabilidad esperados, ya que esto permitiría seguir con un consumo por parte de la sociedad, se evita el daño a terceros por parte de deudas contraídas y necesidades básicas de servicios (agua, luz, educación, esparcimiento, etc) y productos (vivienda, comida, vestido, etc), evita problemas emocionales que derivan en problemas sociales y la desintegración familiar. Los trabajadores esperan que los salarios sean suficiente, ya que esto provoca una mayor liquidez que por ende genera un mayor consumo y mayores ventas para las empresas. Los trabajadores deben de ser íntegros y lograr confianza al mejorar continuamente la productividad y competitividad de la empresa, y que a su vez por los beneficios logrados, la empresa sea visionaria e innovadora logrando crear más puestos de trabajo y beneficios de manera holística para los trabajadores.

En el Próximo artículo 2 de 3 hablaremos sobre la importancia de “No se debe tener un bienvivir a costa del bienvivir de otras personas” y en el 3 de 3 las oportunidades que existen para los trabajadores y el Sindicato…


Ismael Higareda
Ingeniero Quimico y de Sistemas por el ITESM con Maestría en Investigación de Operaciones, Diplomado en Japón en Técnicas y Herramientas Japonesas y con varios Diplomados en Responsabilidad Social, Ismael Higareda es un experto en el tópico de la RS en cuestiones de sindicalismo, temas organizacionales y liderazgo emocionalmente inteligente. Pertenece al Comite Espejo de ISO 26000, a la Delegación Mexicana ante plenarias internacionales de ISO 26000 y al Comite de la Norma Mexicana de Responsabilidad Social.

Actualmente es Consultor en el establecimiento de organizaciones de aprendizaje en “Excelencia y Riqueza Social” que se compone de Excelencia Operativa y Crecimiento, Responsabilidad Social y Desarrollo Sustentable, Filantropia Organizacional y Liderazgo emocionalmente inteligente.

Acerca del autor

ExpokNews

Dejar un comentario