Noticias

Informe internacional presenta argumentos comerciales para la inversión en energías renovables

El informe destaca las opciones de inversión climáticamente seguras hasta 2050 que ayuden a acelerar la transición hacia economías sostenibles y descarbonizadas.

IRENA, una organización intergubernamental que apoya a los países en transición hacia un futuro energético sostenible, publicó su primera Perspectiva Global de Energías Renovables esta semana.

El informe destaca las opciones de inversión climáticamente seguras hasta 2050, la cual describe una base sostenible y baja en carbono para un desarrollo económico estable a largo plazo.

“Aunque la pandemia está agotando los presupuestos en todo el mundo, los paquetes de estímulo y recuperación del gobierno podrían ayudar a acelerar la transición hacia economías sostenibles y descarbonizadas”, según el informe. Global Renewables Outlook recomienda inversiones que admitan redes de energía flexibles, soluciones de eficiencia, sistemas de carga EV, almacén de energía y otras tecnologías de energía renovable.

Dicho informe estipula:

Las energías renovables, la eficiencia y la electrificación proporcionan un enfoque claro para la acción hasta mediados de siglo. Varias regiones están preparadas para alcanzar el 70-80% de uso de energía renovable en esta perspectiva. La electrificación del calor y el transporte aumentaría de manera similar en todos los ámbitos.

IRENA dice que es poco probable que la caída de los precios del petróleo en esta primavera afecte a las energías renovables en el sector eléctrico.

Por su parte, Francesco La Camera, director general de IRENA, afirmó:

La volatilidad de los precios socava la viabilidad de los recursos no convencionales de petróleo y gas, así como los contratos a largo plazo, lo que hace que el argumento comercial para las energías renovables sea aún más fuerte. Otro resultado sería la capacidad de reducir o redirigir los subsidios a los combustibles fósiles hacia la energía limpia sin aumentar las perturbaciones sociales.

No obstante, los precios volátiles del petróleo podrían frenar la electrificación en el sector del transporte. Según el informe, los bajos precios de la gasolina tendrían la posibilidad de alentar una mayor conducción y disminuir el atractivo de los vehículos eléctricos. “Sin embargo, esa posibilidad no cambia el camino requerido para una sociedad baja en carbono”, dijo IRENA.

Los impulsores para el caso de negocio de transformación de energía detallado en el informe incluyen:

  • Rápido descenso en los costos de energía renovable: “En los Estados Unidos, se espera que los recursos de energía renovable no hidroeléctrica como la energía solar fotovoltaica y la eólica sean las fuentes de generación de electricidad de más rápido crecimiento en los próximos dos años”.
  • Mejoras en la calidad del aire: “El ahorro total en la mejora de la salud, los subsidios reducidos y los menores impactos del cambio climático valdrían tanto como $ 160 billones acumulados durante un período de 30 años”.
  • Seguridad energética mejorada: “Las energías renovables pueden proporcionar una alternativa más segura a los combustibles fósiles al aumentar la diversidad de las fuentes de energía a través de la generación local, contribuyendo así a la flexibilidad del sistema y mejorando la resistencia a los choques”.
  • Beneficios socioeconómicos: “La transformación energética aumentaría el producto interno bruto (PIB) en un 2,5% y el empleo total en un 0,2% a nivel mundial para 2050”.

“La naturaleza de la crisis de COVID-19 requiere un papel estatal importante en la respuesta”, escribió La Camera en el prólogo del informe.

“Las economías necesitan más que un arranque rápido. Necesitan activos estables, incluido un sistema energético inclusivo que respalde el desarrollo bajo en carbono. De lo contrario, incluso con la desaceleración global que reduce momentáneamente las emisiones de dióxido de carbono, el eventual repunte puede restaurar la tendencia a largo plazo”.

Acerca del autor

ExpokNews

Dejar un comentario