RSE

Imponer una vida sana a tus colaboradores ¿es saludable?

Para algunas empresas fomentar actividades físicas de manera interna es una forma de impulsar la cultura corporativa pero, ¿es positiva?

Mucho se habla sobre imponer una vida sana a los colaboradores y poco sobre si realmente es saludable integrar este tipo de iniciativas en los espacios de trabajo.

Para algunos colaboradores es positivo que las empresas se preocupen por su salud y los motiven a integrar una dieta sana y más actividad física; para otros se vuelve una actividad tediosa. ¿Entonces?…

Imponer una vida sana a los colaboradores, ¿es saludable?

La mayoría de las iniciativas para imponer una vida sana a los colaboradores están ligadas a la cultura corporativa que tiene como principal objetivo incentivar una serie de hábitos, costumbres y valores relacionadas con la empresa.

De acuerdo con Gustavo Nisivoccia, docente de organización y gerencia en la Facultad de Administración y Ciencias Sociales en Universidad ORT, la cultura corporativa se enfoca en cómo se hacen las cosas en la empresa.

“Dos empresas pueden desempeñarse en un mismo rubro y, sin embargo, el resultado de sus acciones puede ser expresado de manera muy diferente. Ello se debe a la forma en que lo hacen, allí que se expresan el conjunto de valores y creencias compartidas por sus miembros y que dan forma a su actuar”.

Sin embargo, la homogeneización de las personas es uno de los principales problemas por los cuales este tipo de actividades fracasan, ya que se espera que todos realicen cierta actividad o respondan igual ante un mismo estímulo, y no toman en cuenta que no todos los colaboradores comparten los mismos gustos, incentivos e incluso condición física.

En el caso de las empresas Kalmar Vatten y Björn Borg, el deporte es la iniciativa para impulsar una vida sana a los colaboradores. Para ambas compañías el deporte es una forma en la que los colaboradores pueden más productivos, falten menos al trabajo y estén más motivados y felices, lo que a su vez permite a la empresa ser más rentable.

Lamentablemente este tipo de iniciativas no son bien recibidas por algunos colaboradores lo que fomenta que los responsables de sus áreas los tachen como malos trabajadores solo por no participar en este tipo de propuestas.

En el libro The Wellness Syndrome, de Carl Cedertröm y Andre Spicer, se plantea que a la idea de bienestar en estos días esta carente de intelectual y propone que las personas se convierten en atletas afortunadamente estúpidos de la productividad capitalista.

Incluso señala que las empresas ahora están prohibiendo el ingreso de fumadores, incitando el ejercicio y, de cierta forma, demonizando a personas más perezosas, débiles de voluntad o con otros intereses.

Esto a su vez fomenta que existas más filtros para seleccionar nuevos talentos, además de etiquetar negativamente a los colaboradores que fuman, o que no hacen deporte.
Nisivoccia señala que los criterios muy estrictos pueden lograr ingresos de personas más alineadas y, por tanto, una base del cono organizacional más estrecho, menos diverso”.

Señalando que la ausencia de diversidad es un hecho alarmante que viene siendo observado y reclamado por un número cada vez más amplio de personas y organizaciones no gubernamentales.

Actualmente las empresas están reclutando personas que además de las competencias para desempeñar un cargo, tengan una personalidad que sea compatible con la cultura corporativa de la empresa.

“Hoy contamos con una generación que no sólo se muestra alejada de permanecer largo tiempo dentro de una empresa para hacer carrera, sino que antepone sus gustos y valores por sobre el dinero».

¿Cómo encontrar un equilibrio?

Para Suyin Palma, directora de Responsabilidad Social Corporativa de Adecco Chile,, lograr el éxito de una relación empresa/candidato, siempre deben conversar los ideales personales y los valores corporativos.

Ella recomienda que las empresas que se desarrollen este tipo de iniciativas pensando en la diversidad del equipo del trabajo y también en los valores corporativos.

“La apertura de las organizaciones al cambio y a la mirada de la diversidad en sus equipos favorece exitosamente este cruce, ya que las empresas están abriendo cada día más sus espacios para acoger de mejor manera los intereses individuales, haciendo que estos conjuguen con los intereses corporativos».

El punto no es obligar a que los colaboradores hagan actividad física o se integren de manera forzosa a un taller, sino arles las herramientas en las que ellos se puedan desenvolver saludablemente de manera propia.

Acerca del autor

Kenya Giovanini

Comunicóloga en formación por la UTEL. Melómana, cinéfila y amante de la cultura pop. Ha desarrollado contenido para Revista Kuadro y actualmente trabaja como Asistente Editorial en Expokews, donde se encarga de curar el contenido más relevante sobre responsabilidad social, diseñar la síntesis diaria y crear contenido entretenido acerca de estos temas.

Dejar un comentario


By submitting this form, you are consenting to receive marketing emails from: Expok, Caballocalco No. 42 Int 28, CDMX, 04100, http://www.expok.com.mx. You can revoke your consent to receive emails at any time by using the SafeUnsubscribe® link, found at the bottom of every email. Emails are serviced by Constant Contact