RSE

Hershey sostuvo cumbre para recuperar el cultivo del cacao en México

hersheyParticiparon agricultores, investigadores, industria y gobierno. Buscan mejorar la calidad de vida de los productores de cacao a pequeña escala

A poco más de un año de anunciar una innovadora iniciativa para restaurar la industria del cultivo de cacao en México, The Hershey Company (NYSE: HSY) y Agroindustrias Unidas de Cacao SA de CV (AMCO), han sido anfitrionas de la Cumbre del Cacao que reunió una amplia gama de grupos interesados y comprometidos en rescatar la industria del cacao en México.

La Cumbre del pasado 13 de Julio en Tapachula, Chiapas, marcó la siguiente fase del “Proyecto de Cacao México”, un programa de 10 años con una inversión de $2.8 millones de dólares que contempla proveer entrenamiento para la renovación e integración de Buenas Prácticas Agrícolas (GAPs, por sus siglas en inglés); así como la distribución de cientos de miles de árboles de cacao tolerantes a la enfermedad moniliasis, los cuales ayudarán a restaurar más de 1,000 hectáreas de tierras de cultivo de cacao que han sido devastadas por esta enfermedad en la región de Chiapas, al Sur de México. El esfuerzo intenta cuadruplicar los rendimientos, aumentar sustancialmente los ingresos de las familias y contribuir a la oferta mundial de cacao sostenible.

“La Cumbre ha sido un medio importante para llegar a los diferentes grupos de interés que son críticos para traer de vuelta el cultivo del cacao en México y apoyar así a las familias de los agricultores”, dijo Héctor de la Barreda, Vicepresidente y Gerente General de Hershey México y Centroamérica. “Desde agricultores hasta productores, gobierno e instituciones de investigación; este simposio sobre el cacao reunió a las personas adecuadas para iniciar el proceso de reforestación y restauración del cultivo de cacao en la misma zona donde los antiguos Olmecas, Mayas y Aztecas utilizaron por primera vez el cacao como alimento.”

La Cumbre del Cacao ha significado un hito clave para el proyecto de diez años que inició el verano de 2012. Hershey y AMCO patrocinaron a agricultores de la región de Chiapas, así como a sus familias, dentro de un foro en el cual compartieron información sobre las mejores prácticas del cultivo de cacao, historias de éxito y testimonios que ayudarán a crear las bases para una exitosa restauración del cultivo sostenible de cacao en la región a largo plazo.

Desde que el proyecto comenzó, hace más de un año, Hershey y AMCO han construido y mantenido viveros para cultivar árboles tolerantes a la moniliasis, pues el área ha sido duramente golpeada por esta enfermedad, también conocida como “pudrición acuosa”, la cual ataca el fruto del árbol de cacao, provocando que el grano no se pueda utilizar. Como resultado, los rendimientos de cacao en la zona han caído casi a la mitad desde el 2005.

Próximamente, los socios distribuirán los primeros 100,000 árboles tolerantes a dicha enfermedad, para que los agricultores inicien la rehabilitación de las plantaciones de cacao en la región.

“Después de más de un año de trabajo intenso, esta Cumbre fue una gran oportunidad para compartir el enorme progreso que hemos hecho con los productores, basado en el compromiso de los agricultores de almacenar sus cultivos y recuperar así el orgullo de cultivar el cacao en la región”, dijo Tonathiu Acevedo, Director de AMCO. “Una Cumbre con tantos actores importantes ha demostrado el poder de lo que ocurre cuando todas las partes interesadas se unen en torno a una causa en común, con el propósito de beneficiar a las familias de agricultores, comunidades y consumidores que aman el chocolate”.

Esta Cumbre inaugural ayudó a crear conciencia entre los agricultores y en todo el país, sobre los trabajos que se han venido haciendo para hacer de la industria del cacao en México un negocio próspero. Asimismo, los socios esperan que aumente el interés entre los jóvenes para trabajar en dicha industria.

Los agricultores participantes serán ahora entrenados en los más altos estándares de sostenibilidad del cacao y prácticas laborales, de modo que les permitan ser certificados por terceros, en este caso Organizaciones No Gubernamentales. Además, los agricultores que próximamente reciban árboles de cacao y capacitación a través del programa, son libres de vender su cacao a quienes ellos elijan.

“En Hershey tenemos un fuerte y creciente negocio aquí en México, sirviendo a consumidores locales por más de 40 años, y nuestros empleados están muy orgullosos de ser parte de un esfuerzo por mejorar las condiciones de vida de los productores locales de cacao”, agregó de la Barreda. “También nos sentimos muy orgullosos por el hecho de que hoy en día estamos utilizando cacao de Chiapas en nuestro chocolate en México y buscamos la oportunidad de incrementar el uso de este delicioso cacao de alta calidad en nuestros productos, para completar así, de principio a fin, la cadena de sostenibilidad de nuestra fabricación de chocolate en México, desde el cacao certificado hasta el chocolate producido bajo nuestro altos estándares de calidad y ética en la manufactura”.

El crecimiento de Hershey en México es parte de una visión estratégica de la Compañía para hacer crecer su negocio a nivel internacional, enfocándose en mercados clave entre los que se incluye México.

El “Proyecto de Cacao México” es uno de los numerosos programas de sostenibilidad que The Hershey Company tiene alrededor del mundo como parte del “Plan Cacao Siglo 21” (21st Century Cocoa Plan) y del profundo compromiso de Hershey con la Responsabilidad Social Corporativa y el medio ambiente. El programa también aborda una preocupación constante de la industria, que es la sostenibilidad a largo plazo del suministro de cacao en el mundo. El año pasado, Hershey se comprometió a usar, para el año 2020, 100% cacao certificado en sus productos a nivel mundial. El porcentaje de cacao certificado usado por Hershey rebasará este año el 10% del volumen total de cacao empleado y se incrementará entre 40 y 50% para el 2016.

El cacao fue domesticado y utilizado por primera vez como alimento hace cerca de 3,500 años (alrededor de 1500 a.C.) en las tropicales tierras bajas del Sur de México Central por la antigua civilización de los olmecas. Ellos creían que las semillas que llamaban “kakawa” o cacao, les daban salud y poder. El uso del cacao en el Sur de México también se remonta a las culturas mesoamericanas Maya y Azteca, quienes lo consideraban un “alimento de los dioses”.

Comunicado de Prensa

Acerca del autor

ExpokNews

1 comentario

Dejar un comentario


By submitting this form, you are consenting to receive marketing emails from: Expok, Caballocalco No. 42 Int 28, CDMX, 04100, http://www.expok.com.mx. You can revoke your consent to receive emails at any time by using the SafeUnsubscribe® link, found at the bottom of every email. Emails are serviced by Constant Contact