Ambiental Noticias RSE

Hay razones para ser optimistas: Peter Michaelis, director del equipo de inversión sustentable de Liontrust

Hay razones para ser optimistas, la carta de Peter Michaelis, director del equipo de inversión sustentable de Liontrust

Esta crisis ha revelado tanto la naturaleza interconectada de nuestro mundo como lo vulnerable que es la humanidad y nuestra forma de vida ante un choque externo.

La historia de las empresas que logran un fuerte crecimiento y beneficios al tiempo que ayudan a abordar el cambio climático, el colapso de la biodiversidad y la pobreza tiene un largo camino por recorrer, argumenta Peter Michaelis de Liontrust.

Peter Michaelis, director del equipo de inversión sustentable de Liontrust, hace una reflexión sobre todos esos motivos que debemos recordar para no perder el optimismo ante la crisis:

En los últimos dos meses, país tras país ha pasado de la normalidad a un cierre total. Los gobiernos y los bancos centrales han tenido que intervenir para apoyar sus economías y la de la gente. Se han tenido que tomar decisiones éticas difíciles: desde que los médicos decidan quién recibe cuidados intensivos y quién no, hasta que los líderes mundiales intercambien daños económicos por vidas salvadas. Las calles desiertas, el cierre de negocios, el desempleo masivo y el aumento del número de muertes son un duro contraste contra cualquier visión positiva del 2020 y más allá.

Esta crisis ha revelado tanto la naturaleza interconectada de nuestro mundo como lo vulnerable que es la humanidad y nuestra forma de vida ante un choque externo. La replicación de una pequeña hebra de proteína ha paralizado casi por completo las actividades de la especie más exitosa del planeta.

También ha revelado lo dependientes que somos de las cosas que a menudo damos por sentado:

  • Un sistema de salud eficaz con médicos, enfermeras y científicos que nos protegen de las enfermedades.
  • Beneficios de una economía que funciona bien, que proporciona el empleo, los productos y los servicios que necesitamos.
  • La libertad de movimiento para reunirnos con la familia, los amigos y los colegas para el ocio y el trabajo.
  • El comercio mundial.

Y aún así, reflexionando, sigo creyendo que debemos ser optimistas sobre el futuro. La crisis es terrible, pero la respuesta muestra cómo podemos superar este desafío a través de la cooperación, aplicando el ingenio con fines positivos e invirtiendo en las empresas para lograr un impacto positivo.

Existen claros paralelismos con la forma en que tenemos que hacer frente a los desafíos de la emergencia climática, la pérdida de biodiversidad en tierra y mar y el reparto de la prosperidad de forma más amplia y justa. Creo que, una vez que hayamos suprimido esta pandemia, intensificaremos nuestra respuesta a estos desafíos, apuntalando las principales tendencias sostenibles.

La última década fue, en muchos sentidos, la mejor que la humanidad ha tenido. A juzgar por las mejoras en los niveles de pobreza, enfermedad, guerra, educación y democracia en todo el mundo, nunca ha habido una década como esta; encontramos maneras de mejorar drásticamente la calidad de vida, aumentar la resiliencia y hacer mucho más con menos recursos. Estas macrotendencias son positivas, poderosas y predecibles.

El aire que respiramos

En las ciudades del Reino Unido, el aire es más limpio de lo que ha sido desde el comienzo de la revolución industrial. Si observamos los niveles de contaminación de PM10 en Londres (los cuales con una larga exposición conducen directamente al cáncer de pulmón y a las enfermedades pulmonares) en 1992, estaba en niveles moderados o altos durante 1.500 horas al año. Ahora, es 20 veces más bajo, lo cual no es perfecto pero ha mejorado mucho. El progreso también continúa con el paso a los vehículos híbridos y eléctricos puros.

La salud

El panorama a largo plazo es claro: en los últimos 100 años, la mortalidad infantil ha disminuido de una de cada cuatro muertes antes de cumplir los 5 años a menos de una de cada 200. Una vez más, se trata de una mejora de 20 a 40 veces (en el Reino Unido, Estados Unidos y China) y el progreso continúa: incluso en los últimos 20 años en el Reino Unido, ha mejorado en un 30%.

Los autos

Finalmente, una de las cosas más arriesgadas que hacemos cada día, es subir a nuestros coches. Desde la década de 1950, cuando la propiedad masiva de automóviles se afianzó, las muertes en carretera han disminuido en un 70%; esto a pesar de que los kilómetros recorridos se han multiplicado por 10, por lo que la mejora por kilómetro recorrido se ha multiplicado por 30.

Lo que comparten estas tres mejoras espectaculares es el mismo mecanismo de prestación:

La sociedad exige un cambio y los gobiernos actúan para regular el aire limpio, los coches más seguros o una mejor atención sanitaria.

Las empresas hacen entonces lo que mejor saben hacer: competir e innovar para crecer de manera rentable, es decir, entregar los convertidores catalíticos, las vacunas y las airbags que mejoran nuestro mundo.

No queremos parecer ingenuamente optimistas sobre el estado del mundo. Todavía hay mucho que mejorar, (además del coronavirus) detener el cambio climático, el colapso de la biodiversidad, la erradicación de la pobreza, la provisión de empleo y vidas satisfactorias para todos. Todo esto requiere enormes mejoras de la forma en la que hacemos las cosas, la forma más probable de resolverlo es a través de los mismos mecanismos que hemos utilizado antes.

Esto significa que estos temas macro continuarán a lo largo de la próxima década, y la historia de las empresas que ofrecen un fuerte crecimiento y beneficios mientras mejoran nuestro mundo tiene un largo camino por recorrer.

Carta publicada en Business Green

Acerca del autor

Corinna Acosta

Comunicóloga, Mercadóloga y Especialista en Marcas Humanas. Colabora en este espacio desde 2012.

Generadora de estrategias y contenidos digitales. Defensora de la comunicación corporativa con enfoque humano. @coryacr en Twitter.

Dejar un comentario


By submitting this form, you are consenting to receive marketing emails from: Expok, Encantada Nº 46, CDMX, 04100, http://www.expok.com.mx. You can revoke your consent to receive emails at any time by using the SafeUnsubscribe® link, found at the bottom of every email. Emails are serviced by Constant Contact

[index]
[index]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]